Neo Club Press Miami FL

Guillermo Rosales, la guerra punible de Boarding Home

Guillermo Rosales, la guerra punible de Boarding Home

Guillermo Rosales, la guerra punible de Boarding Home
diciembre 03
10:38 2013

boarding homeBoarding Home, novela de Guillermo Rosales,  es el testimonio vital por el que pasa, en un momento dado, todo intelectual exiliado: la experiencia muestra que no se puede vivir en la competitividad pensando solo en la literatura. Te apartas y luchas contra la realidad, que es abarcadora y dura, o te incorporas a ella desafiándola. Pero el espíritu anacoreta del narrador de Boarding Home es inimitable en tanto literatura y vengativo en cuanto pensamiento. Un combate punible contra la realidad.

Boarding Home es la metáfora del lugar de retiro de la epojé de Guillermo Rosales. El pensamiento para él es ingratitud, y la vida, teoría y crítica. Por tanto, esta última carece de sentido. Por eso incluso se resiste a creer en el concepto “exilio”. Él es un exiliado retirado a otro exilio. Entonces se vuelve contra él. Lo ataca, lo odia y lo maldice. Procede contra el exilio como una fuerza demoniaca. Envenenado por el insomnio, por la falta de descanso y quietud, su revancha opera contra el sosiego de quienes, por naturaleza, tienen la posibilidad de descansar y dormir, contra quienes en la mañana se levantan y piensan la realidad circundante. Su epojé estuvo envenenada desde el momento en que el totalitarismo le negó el sueño.

¿Cuál es la importancia de esta obra? La imposibilidad de ser imitada. Podemos imitar la obra de Gastón Baquero, de Guillermo Cabrera Infante, de Reinaldo Arenas, de otros importantes intelectuales del exilio, pero Boarding Home no tiene como ser imitada. Carece de sentido de imitación. Nos deja huérfanos de Ser. Todos aquellos que han hablado de Boarding Home con el objetivo de reivindicar la obra y colarla en el canon de la literatura cubana y universal, han incurrido en el error de ignorar la versatilidad revanchista de Guillermo Rosales.

Sobre el autor

Galán Madruga

Galán Madruga

Galán Madruga es el seudónimo de Alejandro Ramírez Jr., periodista cubanoamericano de reconocida trayectoria en el mundo de la crítica y las artes visuales. En 1999, en España, Madruga publicó las crónicas “Rutas de primavera” con la Editorial Santa Ana, y un año más tarde se trasladó a Los Ángeles, California, donde actualmente reside.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más