Neo Club Press Miami FL

A garabatos

 Lo último
  • La mujer de Lot Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una...
  • Ojo de gacela trunca                     Ojo de gacela trunca: En mi ausencia –celoso león, rondo las alas que presagian el inevitable otoño: –Sin duda, abordemos...
  • Esas cosas pequeñas, pequeñitas                     1 Esas cosas pequeñas pequeñitas que van nombrando a cada lado de la vida el temblor y el palpitar de...
  • El arte de olvidar Sólo eso importa: hasta el final, vivo y ardiente. Boris Pasternak               llegará un día en que todo sea oscuro como el vientre de...
  • Donde el mármol se apiada de las islas                   Donde se pierden los soles y el mármol se apiada de las islas hay cien lunas de pasivas muecas que ejercen...

A garabatos

A garabatos
marzo 08
11:34 2016

para José Kozer, por supuesto

 

 

 

 

 

 

 

 

Rosseta soñé,
piedra de los
Jeroglíficos.
Dígase: primer
intento, ¿pentecostal?
¡Qué va, egipcio!
Vaya suerte
–la nuestra– de
babel-izarlo todo.
Y en la torre
aquel barullo
cada uno
por su lado
la lengua que
buenamente
bal-bucear
pudo.
En todos los muros:
mezco-lanza.
Arroz con mango
divino pero más:
humano, necesario.
Garabatos,
santo y seña
del Sonido.
Runa o ideograma.
Morse de los que no callaron.
Del kanji a la tabula rasa.
Y otra vez, al revés.
Dígalo sí, sin miedo:
¡la palabra! Mastique,
saboree, rumie y devuelva:
El teje-madeje de los signos.

Sobre el autor

Amaranta Freya

Amaranta Freya

Amaranta Freya (La Habana, 1971) estudió Ing. en Telecomunicaciones, Programación de aplicaciones y sistemas en IBM y es Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Autónoma de Barcelona. Trabaja como profesora de asignaturas demasiado técnicas y muy lejanas a la literatura como: Diseño de Interfaces gráficas, Diseño Web y Programación en Suecia, país donde reside desde hace ya casi veinte años. Sin embargo, es lectora ávida y empedernida y piensa que los lenguajes de programación son también un modo de entender la comunicación y la literatura como forma vital de expresión que ha sido siempre su única y gran pasión. Se considera una lectora vehemente, escribe poesía esporádicamente, aunque también tiene inéditos algunos cuentos y ensayos. Junto a otros creadores y escritores, participa en proyectos de difusión de la lectura y la cultura en general. No ha publicado ningún cuaderno ni libro de poesía, no ha concursado ni ganado premio alguno, es la primera vez que aparece algo suyo en una publicación escrita.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami