Neo Club Press Miami FL

Acaballando

Acaballando

Acaballando
Abril 20
17:55 2015

Hace algún tiempo el escritor Reynaldo González censuraba en la prensa cubana el uso del verbo ‘acaballar’. Y fue entonces que yo lo incorporé a mi vocabulario activo, solo por llevarle la contraria. Rebelde que uno se pone con los años. Si hasta me dio por parodiar una vieja guaracha de Ñico Saquito: “María Dolores me quiere acaballar / y yo le sigo, le sigo la corriente”. Pues a ver, ¿qué tiene de malo que los jóvenes cubanos conjuguen en todas las personas gramaticales el verbo ‘acaballar’: yo acaballo, tú acaballas, ella acaballa, etc.? De entrada, no es ni con mucho lo peor que se diga y se oiga en el argot del habla popular cubana.

Por otro lado, ‘acaballar’ está perfectamente formado, de acuerdo con la morfología de la lengua española. Sigue la regla de la formación de verbos a partir de sustantivos, según el patrón de un buen número de ejemplos (vasallo>avasallar, cabo>acabar, azor>azorar, perro>aperrar /aperrear, etc.). En todo caso, lo que se les debe enseñar a los estudiantes es el concepto de ‘registros’ o ‘niveles de lengua’. De modo que sepan discernir cuándo, dónde y con quién emplear el lenguaje informal o la jerga juvenil, así como en qué situaciones o contextos deben usar un discurso más formal y académico. Más que en la ‘corrección’ y el buen decir, la sociolingüística y la pragmalingüística ponen actualmente el énfasis en la propiedad del habla de acuerdo con el registro adecuado al contexto sociocultural.

Yo me huelo que el rechazo de don Reynaldo, aparte del asquillo por el habla popular, se debe a que ese verbo de origen callejero pone en entredicho al animal totémico de su tribu. Acaballar a alguien es comportarse con arrogancia caballar. O sea, es avasallar, maltratar y machacar al otro con ademán y modales autoritarios, tal como ha hecho el caballo en jefe durante una eternidad.

“De qué vas, mi Rey? –que diría un gay castizo madrileño, con más gracia que González.–. No te pongas estupendo, majo, que se te ha corrido el makeup. Acaballando suena de bute y mola mogollón. Chachipiruli y divino de la muerte”.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Rosario Martínez
    Rosario Martínez Abril 20, 20:56

    Maestro!!!

    Reply to this comment
  2. Manuel Gayol Mecias
    Manuel Gayol Mecias Abril 21, 02:59

    REalmente Maestro. Me gustó

    Reply to this comment

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami