Neo Club Press Miami FL

Actitudes y políticas que usted debe adoptar para reintegrarse en Cuba

Actitudes y políticas que usted debe adoptar para reintegrarse en Cuba

abril 03
01:41 2012

1-0_Los_companerosCon “usted”, permítaseme aclarar por si acaso, me refiero a aquellos cubanos que viven fuera de Cuba. Después de todo, aquí estamos hablando de gente que quiere “reintegrarse en Cuba”, y por lo tanto vive fuera de Cuba, donde el término “usted” es de uso común. Usted puede estar seguro que si finalmente se “reintegra en Cuba” de usted no va a quedar ni rastro, y del “usted” mucho menos.  Usted pasará a ser tildado de “compañero”, y pasará más trabajo que un forro ‘e catre en un solar yermo.

“Compañeras son las nalgas y por el medio está…”. No voy a decir lo que está, pero así me decía mi abuela que le respondió  un “gallego” a un cliente suyo a principios de los años sesenta, cuando éste le pidió un ironbeer. “Compañero, ¿me puede dar un ironbeer?”, preguntó inocentemente el hombre. “Compañeras son las nalgas y por el medio está…”, le respondió, tajante, el bodeguero asturiano. Pero en fin, cada loco con su tema.

Si su tema es “reintegrarse en Cuba”, he aquí la clase de “actitudes y políticas” que deberá adoptar en esa pobre Isla. Menciono sólo tres de ellas para no pasarme de listo (a fin de cuentas esto no pretende ser una conferencia):

1- Mantener la boca cerrada el mayor tiempo posible. Es cosa sabida entre compañeros que “en boca cerrada no entran moscas”.

2- No decir cosas comprometedoras. Si un compañero no puede permanecer callado, que es lo más aconsejable, entonces dirá cualquier cosa menos lo que realmente piensa de determinado asunto. A no ser que sea comunista, claro, o castrista, que para el caso es lo mismo. Los castrocomunistas son los únicos compañeros que pueden expresarse libremente en Cuba.

3- No reaccionar ante la injusticia. Por ejemplo, si a sus “compañeros” no lo dejan viajar y a usted sí, es decir, a ti sí, mira para otro lado y viaja, viaja. Hasta que sólo puedas viajar en tu imaginación (porque llegará el día, muy probablemente, en que a ti tampoco te dejarán hacerlo).

En fin, que si usted quiere seguir siendo usted, debe empezar por cambiar a Cuba –o al menos intentarlo– antes de pretender “reintegrarse” en ella.  De lo contrario deberá convertirse en un compañero, mala cosa en un solar yermo cubano.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba