Neo Club Press Miami FL

Adolecen de no adolecer

 Lo último
  • A veces la vida es injusta A veces la vida es injusta. Un hombre se sacrifica, cumple con su deber, va a la guerra como piloto en la marina de su país, a defender sus instituciones...
  • Del igualitarismo, la autojustificación y la diversidad Y se podrá decir respecto al interminable tema cubano: “Bueno, pero allí hay gente débil, gente sedentaria, gente que no sabe ganarse la vida, gente que solo se mueve para...
  • El problema no es Maduro   Ni la gran mayoría de los analistas políticos, ni los expertos politólogos en Venezuela y Cuba, ni los gobiernos de la región latinoamericana alrededor de Venezuela, ni los gobiernos...
  • Trump y el nuevo orden cultural A la pregunta de por qué el pueblo estadounidense volvería a elegir a Donald Trump a pesar de sus desplantes en Twitter, he respondido en el programa El Espejo, de...
  • No a la metatranca   Algunos no se acaban de enterar que estamos en la era del artículo corto, del post y las redes sociales. Ya pasaron los tiempos del teque y la metatranca,...

Adolecen de no adolecer

Adolecen de no adolecer
noviembre 14
07:26 2015

 

Adolecen de no adolecer, decía Péguy. “Tal vez el rey Edipo tiene un ojo de más”, decía el poeta Holderlin ante lo indecible y lo indescriptible.

La cuarta guerra mundial –todavía no aceptada por su forma atípica– irrumpe en 1979 con la revolución iraní y el objetivo enunciado por Jomeini de extender la Sharia a todo el planeta. Pero el enfrentamiento no se da entre dos estados ni entre dos civilizaciones: el Islam está subdividido en diversas posiciones sobre las que se destapan los jihadismos, pero en Occidente hay una interna: un Oeste contra Oeste que todavía registra los ecos de una tercera guerra mundial tampoco reconocida. Las Coreas están todavía en guerra, hay sólo un armisticio –y en la cultura occidental zombis como los de Podemos expresan la apoteosis del colaboracionismo y del nihilismo. Y con ellos arrastran a los que no pueden y se suman con su canto de hijas de la noche para que la fatalidad escriba oscuro sobre oscuro y todo sea absolutamente lo mismo.

La tragedia y la cultura occidental pudo inventar un tercer ojo que esta hora terminal muestra como ciego y sordo. ¿Podrá el pensamiento sortear todo el cúmulo de negaciones sobre el fondo de una destrucción posible? La Orestiada muestra que el exterminio está a la vuelta de la esquina y ante los mismos ojos como una escena primitiva que condena, por el sólo hecho de verla, a unos niños al infanticidio.

Los espectadores habituales del espectáculo traducen el horror como un apagón de la fiesta que una compañía de seguros va a reparar para que siga la función, y niegan esa ” triple grandez del hombre” que son la muerte, la miseria y el riesgo, según Péguy.

Y adolecen de no adolecer.

Sobre el autor

Luis Thonis

Luis Thonis

Luis Thonis (Buenos Aires, 1949) es poeta, escritor, crítico y narrador. Sus notas y ensayos han aparecido en numerosas revistas literarias nacionales e internacionales. Ha publicado, entre otros libros, “Siglo de manos y la criatura”, (poesía, 1989), “Eunoe” (poesía, 1991), “Cuerpos inéditos” (poesía, 1995), “Estado y ficción en Juan B. Alberdi” (ensayo, 2000), “No vienen avispas” (poesía, 2012), “Milagro infame” (relatos, 2012) y la novela “Viento agrio” (2014). Reside en Argentina.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Trasladar la embajada americana a Jerusalén contribuye a la paz – por Carlos A. Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Abreu Felippe

El guardián en la batalla

José Abreu Felippe

Una tarde, hace ya muchos años, estaba en casa de uno de mis hermanos y me puse a curiosear los libros que se amontonaban sobre una mesa. Uno de ellos

Leer más
  Juan Carlos Recio

Sonámbulo

Juan Carlos Recio

                  Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en

Leer más
  Manuel Vázquez Portal

Celda número cero (XIX)

Manuel Vázquez Portal

                  Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami