Neo Club Press Miami FL

Adolecen de no adolecer

 Lo último
  • El azar y la dicha   La suerte es loca y a cualquiera le toca. Y al que le tocó le tocó, como a la hermana menos agraciada del cuento, que sobrevivió a la epidemia....
  • Dialogar, un arte y una virtud   Muchas veces es el hábito de seguir el impulso de nuestras pasiones el que impide una buena comunicación. Yo blasfemaba todo el día, muchas veces a viva voz y...
  • Retrato de la revolución cubana   La foto que encabeza esta nota es reveladora. Retrata a cabalidad, personaje por personaje, la verdadera esencia de la llamada “revolución cubana”. A la extrema derecha, aparece Eloy Gutiérrez...
  • Del Islam y la libertad religiosa   Seamos claros: el Islam no es una religión sino un complejo sistema político, económico y social que utiliza a la religión para introducirse en los países desde la mente...
  • Trump, ni para alcalde de Hialeah   Por sus deficiencias educativas y culturales –especialmente por su desconocimiento de la historia y su mala comprensión de la economía–, por su horrible y repetitivo vocabulario, por su carencia...

Adolecen de no adolecer

Adolecen de no adolecer
noviembre 14
07:26 2015

 

Adolecen de no adolecer, decía Péguy. “Tal vez el rey Edipo tiene un ojo de más”, decía el poeta Holderlin ante lo indecible y lo indescriptible.

La cuarta guerra mundial –todavía no aceptada por su forma atípica– irrumpe en 1979 con la revolución iraní y el objetivo enunciado por Jomeini de extender la Sharia a todo el planeta. Pero el enfrentamiento no se da entre dos estados ni entre dos civilizaciones: el Islam está subdividido en diversas posiciones sobre las que se destapan los jihadismos, pero en Occidente hay una interna: un Oeste contra Oeste que todavía registra los ecos de una tercera guerra mundial tampoco reconocida. Las Coreas están todavía en guerra, hay sólo un armisticio –y en la cultura occidental zombis como los de Podemos expresan la apoteosis del colaboracionismo y del nihilismo. Y con ellos arrastran a los que no pueden y se suman con su canto de hijas de la noche para que la fatalidad escriba oscuro sobre oscuro y todo sea absolutamente lo mismo.

La tragedia y la cultura occidental pudo inventar un tercer ojo que esta hora terminal muestra como ciego y sordo. ¿Podrá el pensamiento sortear todo el cúmulo de negaciones sobre el fondo de una destrucción posible? La Orestiada muestra que el exterminio está a la vuelta de la esquina y ante los mismos ojos como una escena primitiva que condena, por el sólo hecho de verla, a unos niños al infanticidio.

Los espectadores habituales del espectáculo traducen el horror como un apagón de la fiesta que una compañía de seguros va a reparar para que siga la función, y niegan esa ” triple grandez del hombre” que son la muerte, la miseria y el riesgo, según Péguy.

Y adolecen de no adolecer.

Sobre el autor

Luis Thonis

Luis Thonis

Luis Thonis (Buenos Aires, 1949) es poeta, escritor, crítico y narrador. Sus notas y ensayos han aparecido en numerosas revistas literarias nacionales e internacionales. Ha publicado, entre otros libros, “Siglo de manos y la criatura”, (poesía, 1989), “Eunoe” (poesía, 1991), “Cuerpos inéditos” (poesía, 1995), “Estado y ficción en Juan B. Alberdi” (ensayo, 2000), “No vienen avispas” (poesía, 2012), “Milagro infame” (relatos, 2012) y la novela “Viento agrio” (2014). Reside en Argentina.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami