Neo Club Press Miami FL

Ajedrez o muerte

Ajedrez o muerte

mayo 13
01:44 2011

 

1-ajedrez_posicionalTras el VI Congreso del Partido Comunista, la clase dirigente cubana redecora el escenario de una partida de ajedrez muy particular.

Se trata de un encuentro enrevesado, en el que las distintas piezas que conforman el anillo de seguridad del rey (representado por la vieja guardia reaccionaria, no más por su padre putativo) vuelven sobre sus posiciones, concentradas no ya en alcanzar una victoria, sino en dilatar el tiempo de juego.

En lugar de arriesgar hacia delante, con vistas a conseguir un resultado honroso, el castrismo intenta sobrevivir en la inmovilidad o, lo que es lo mismo, en la repetición de movidas.

Guatacas y azadones autorizados. Trabajos por cuenta propia autorizados. Cacharros autorizados. Medidas de quita y pon que en cualquier país civilizado provocarían la burla de los medios de prensa, provocan el interés y hasta el alboroto de los medios de prensa de muchos países civilizados. Entretanto, Raúl Castro y sus lugartenientes fuerzan tablas por repetición de movidas (“no sirvió, pero me sirvió”, se dicen), un empate que dilate en el tiempo el actual status quo.

La vieja guardia tiene como objetivo trasladar la decisión de la partida –de una partida en la que se juega el futuro de Cuba– a otros trebejistas y a otro momento, librándose del peso de tener que lamentar una jugada arriesgada, de la posibilidad de que el anillo de seguridad en torno al rey se venga abajo a consecuencia de una imprecisión ofensiva y/o un rapto de temeridad.

Es la metáfora ajedrecística del castrismo tardío, que insiste en volver una y otra vez sobre sus movimientos, sin otro norte que el de dilatar los días, los meses, los años. Sin recursos para ganar, pero sin intenciones de perder (el poder). Jugando a detener el tiempo. Hasta que la muerte asuma la responsabilidad.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Francisco Alemán de las Casas

La huérfana

Francisco Alemán de las Casas

                Cuando niña fui un poco más huérfana que ahora tuve que recuerde nueve padres sucesivos en dos años También una madre de

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Cuatro fases del sueño

Manuel Gayol Mecías

  En el sueño, por mi propia experiencia de soñador, hay una transfiguración narrativa y otra poética. Y en la primera, que va desde la duermevela y la región Alfa

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Alucinaciones

Jorge Olivera Castillo

                Un ilustre representante del proletariado me pregunta si lo que se mece en sus pupilas es un puente de plata Le advierto

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami