Neo Club Press Miami FL

Alan Gross y los cuatreros

Alan Gross y los cuatreros

Alan Gross y los cuatreros
julio 24
15:11 2014

Que un hombre que reparte computadoras o medios tecnológicos, o enseña cómo usarlos, sea encarcelado por ello en pleno siglo XXI, debería constituir un escándalo en cualquier lugar del mundo.

Mucho más si ese hombre, el estadounidenses Alan Gross, llevaba a cabo su labor en un país tecnológicamente atrasado, tercermundista, como Cuba.

En un mundo que mereciera ese nombre, Gross merecería una medalla. Un mundo habitado por seres pensantes, humanos, civilizados. En cambio, la fiscalía castrista le ha endilgado años de privación de libertad en juicio que de juicio tuvo lo que un gallinero de nave espacial.

No hay caso, sólo la profunda miseria moral de un régimen instituido por cuatreros y apuntalado por chivatos, envidiosos e idiotas redomados. No lo hay, pero se lo fabrican.

En un mundo que mereciera ese nombre Alan Gross sería condecorado por el castrismo en arreglo a los servicios prestados a la nación, sumida en la más atroz miseria tecnológica (la miseria moral puede volverse también tecnológica).  En cambio, aun sabiendo que por doquier imperan la desinformación y la ignorancia que Gross pretendía aliviar modestamente, los hermanos Castro decidieron castigarlo.

¿Es que debemos aceptar que el ignorante es el gobierno mismo? Más bien que sigue estando en manos de cuatreros y criminales.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Orlando J. Chils
    Orlando J. Chils julio 24, 19:39

    Desde los 60’s la comunidad hebrea cubana recibio donativos que llegaban de todas partes del mundo de manos de hombres como Alan Gross, eso es conocimiento publico… El encarcelamiento de Alan Gross responde a una maniobra castrista de índole indecente y vil con agendas de provocacion… Alan Gross es un filantropo apolitico, un hombre generoso para su pueblo.

    !!LIBERTAD PARA ALAN GROSS!!

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más