Neo Club Press Miami FL

Alcaldía de Miami Dade: Anule su voto como protesta

Alcaldía de Miami Dade: Anule su voto como protesta

junio 10
20:01 2011

1-candidatos_a_alcaldiaDecía José  Martí que “cuando llega la hora de los hornos, no se ha de ver más que la luz”. Lo bueno de la democracia es que todos tenemos derecho a tener una opinión y a decirla, aunque estemos equivocados. A veces esa bondad de la democracia la mata. Porque al haber tantas opiniones diluye la atención de los votantes. Pero resulta mil veces preferible que haya muchas opiniones a que haya una sola opinión, porque eso entonces es una tiranía.

En mi modesta opinión, los candidatos que se presentaron a la primera vuelta en las elecciones a la alcaldía de Miami-Dade no fueron los que el condado necesita. El condado está sumergido en una terrible crisis de moral, de administración y, porque no decirlo, quizás de delincuencia.

Yo fui la persona que se enfrentó “solo” a todo este monstruo que es el gobierno del condado, cuando presente el Recall contra Carlos Álvarez en diciembre 6 de 2009 (ya llevo en esto 17 meses, no está mal para “un retirado de Coral Gables”, como me calificó El Herald). Y seguiré haciéndolo hasta que vea la luz, aunque tenga que estar otros 17 meses más y otros 17… Porque el sacrificio por mis hermanos me da más vigor, juventud, tesón y salud. Dice mi esposa que cada día estoy más lindo.

Muy pocas personas me ayudaron en aquella oportunidad. Dijeron que estaba loco al enfrentarme al grupo de poder más poderoso del sur del Estado.

Dijeron que eso no resultaría porque había –y hay– muchísimas personas influyentes y poderosas que querían que el relajo siguiera, y también importantes  restricciones, puestas en la carta del condado por los comisionados José “Pepe” Díaz, Bruno Barreiro y Natacha Seijas, y aprobadas por los otros comisionados para aplastar las posibles protestas de los votantes contra los políticos electos mediante un Recall.

Yo humildemente toqué muchísimas puertas, y casi todas me las cerraron en la cara. Entre ellos los que ahora se benefician de ese Recall, Carlos Giménez y Julio Robaina.

También puedo decir que ninguno de los once candidatos hizo absolutamente nada por ayudarme en ese empeño de sanear y mejorar el condado.

Yo le pedí ayuda a todo el mundo, incluyendo a Norman Braman, que también me la negó. Pero cuando Braman presentó el segundo Recall, yo fui a su oficina personalmente y me ofrecí a trabajar en su campaña (como soldado de fila), y rechazó mi oferta. Aun así, di instrucciones a todo nuestro grupo para que se ofrecieran como voluntarios en ese esfuerzo, y así se hizo. Porque a mí lo que me interesa es cambiar para mejor el gobierno del condado.

Ahora personas que no hicieron nada por tener un cambio en el gobierno son los que quieren beneficiarse personalmente y ocupar esa silla, que les queda muy grande. Son los que dieron un ejemplo de civilidad los que se quedaran fuera: “Los votantes”.

La situación ha sido precaria, en realidad desastrosa, en el gobierno condal desde hace mucho tiempo, y ahora es desesperada. Se han hecho las barrabasadas más grandes que se pueda imaginar: El estadio que se le regaló a los Marlins y donde se pagarán más de mil millones dólares de nuestro bolsillo; el túnel de la bahía que no va a ninguna parte; los despilfarradores aumentos de salarios en el condado; las mil y una estupideces cometidas por Álvarez, Burgess, el Jefe del Departamento de Transporte –del cual Giménez es el comisionado a cargo–, el de Viviendas, el del DERM, etcétera, etcétera, etcétera.

Hay que hacer muchas cosas y ninguno de los candidatos actuales las va a hacer, porque tienen demasiados compromisos con sus aportadores de campaña.

Hay que reducir el tamaño del condado, aumentar su eficiencia, eliminar el nepotismo y la mala administración, cumplir con los lineamientos administrativos del gobierno federal para no perder su aporte económico, hacer de “la pe a la pa” una nueva carta constitucional, despedir a todos esos comisionados que hasta ahora lo único que han hecho es desgraciar todo lo que tocan, no permitir a ningún político electo que tenga más de una reelección: ¡ocho años y ya! También reducir esos salarios fabulosos, por encima de 100,000 dólares, cobrados injustificadamente, eliminar el plan de pensiones que se come el dinero de los contribuyentes como un monstruo hambriento, fiscalizar los departamentos, no permitir que los empleados se retiren antes de los 65 años y mucho menos que regresen a trabajar al condado con un salario aún mayor y dejando su retiro engordando un 8 % anual, porque eso no lo paga ningún banco. Estamos al borde de la destrucción nuclear de nuestro gobierno y todo el mundo mira al que tiene al lado para ver qué hace o dice. Ni siquiera pestañean.

Tenemos una crisis inmensa en el gobierno federal y también en el gobierno de nuestros estados, incluyendo a la Florida por su puesto, y somos la gallina que duerme en el palo más bajo, donde va a parar toda la mierda de las otras gallinas, incluyendo la de nuestros propios gobernantes condales y de las ciudades.

¿Quién va a resolver esto, los candidatos que tenemos? Lamentablemente, no.

Los votantes estamos cansados, ya no creemos en el sistema democrático porque los crápulas se han colado y lo han socavado y desmoralizado.

Nuestra función principal es hacer renacer la fe y la confianza en la democracia (el peor sistema con la excepción de todos los demás, según Churchill).  Demostrándoles a los votantes que la persona que eligen es en realidad decente, trabajadora, inteligente y quiere hacer bien el trabajo que se le ha dado para representar los intereses de la ciudadanía.

¿Por qué los candidatos actuales no presentan a sus votantes un contrato que los comprometa legalmente sobre cuáles son las mejoras que ellos van a implantar para resolver todas las desgracias que tenemos, y lo entregan jurado en la corte del condado?

Todo lo que hacen estos candidatos es balbucear “cantinfladas” que a veces ni se les entienden, echarle las culpas al otro candidato de las desgracias e inmoralidades, y repetir clichés gastados. Nada en firme, nada concreto. Como dicen los gringos, “Bullshit”. Que los compre el que no los conoce.

Estos candidatos no representan los intereses de los votantes y por eso reafirmo mi decisión de votar por los dos candidatos a la vez este 28 de junio y así, en protesta, participo en la elección y anulo mi voto. Anulo mi voto porque es mi deber cívico y mi derecho. Respeto toda opinión diferente a la mía, pero para mí la mía representa el honor, la dignidad, la protesta justa y el deseo martiano de “es hora de que sólo se vea la luz”.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami