Neo Club Press Miami FL

Amazon, Createspace y la literatura del siglo XXI

Amazon, Createspace y la literatura del siglo XXI

Amazon, Createspace y la literatura del siglo XXI
junio 20
10:49 2014

¿Amazon? ¿Createspace? Reproduzco esta nota colgada en Facebook a propósito de un debate sobre el mercado editorial en los días que corren.

Es verdad que actualmente se lee menos, pero buena parte de la culpa la tenemos los propios escritores, que seguimos pensando en términos del siglo XIX, escribiendo novelas de 300 páginas y dando vueltas en círculo sobre nuestro propio ego. En el siglo XIX no había cine, televisión, Internet ni celulares. El reino de la imagen, que apareja el de la inmediatez, el de la información instantánea, aún no había descendido sobre nosotros. Hay que resumir y proponer historias atractivas a los lectores, o al menos intentar algo diferente, en lugar de pretender descubrir el agua tibia. Al menos en español, se lee menos entre otras razones porque en los últimos veinte años la literatura no ha evolucionado y sigue mirando al pasado, quejándose y quejándose. La gente está harta de quejas.

No creo que culpar a Createspace del estado de la literatura actual, o del mercado editorial, contribuya a esclarecer las cosas. En su variable en castellano, Createspace existe también por una cultura del amiguismo y la componenda que las editoriales tradicionales han privilegiado siempre, al menos la mayoría, ninguneando a los autores más audaces o desconocidos y lanzando manuscritos a la basura sin leerlos siquiera.

Aplaudo a Amazon porque libera a los escritores diferentes de la tiranía de la corrupción editorial. ¿Que se cuela basura? Por supuesto, pero siempre se colará, ya ocurría en el mercado tradicional. En el caso cubano, todos sabemos cómo las editoriales al uso se han aburrido de aupar a autores mediocres buscando ganancias inmediatas. Aplausos a la autogestión y la autopublicación, que poco a poco están acabando con el descaro y la corruptela.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: