Neo Club Press Miami FL

América Latina y la integración imposible

América Latina y la integración imposible

agosto 15
05:05 2012

 

0_Caracas

 

Hace tiempo que la idea de una integración latinoamericana, entendida como frente político-económico al estilo de la Unión Europea (UE), viene rondando las cabezas de las elites regionales. A los esfuerzos del eje Caracas-La Habana, empeñado en comandar dicha integración, se han sumado gobiernos y personalidades que ven en el proyecto una rampa de lanzamiento hacia el desarrollo, o simplemente hacia su perpetuación como líderes autoritarios.

No obstante, como demuestra el referente europeo, la integración de marras no se producirá de un día para el otro y, si se le mira objetivamente, ni siquiera hay que contar con que ocurra. Las divisiones y rencillas comunitarias en torno a guerras como la de Irak y su interpretación de la relación transatlántica, la crisis del euro y la negativa de países como Suecia o Alemania a socorrer a los más irresponsables, demuestran que el proceso de integración al modo europeo no ha anclado en puerto seguro.

En términos generales, América Latina no tendría que sortear uno de los más serios obstáculos con que tropieza el proceso de integración en el viejo continente: la inmigración descontrolada. La apertura de las fronteras nacionales al espacio Schengen, con la consecuente permeabilidad social y laboral en naciones como Francia, Alemania, Holanda e incluso España, unida al fenómeno del terrorismo islámico de segunda generación, ha acrecentado el espíritu nacionalista y/o aislacionista de los europeos, cosa que no ocurre en Latinoamérica. Sin embargo, esta última región carece de una cultura institucional suficientemente asentada, que permita llevar adelante el proyecto de integración en su vertiente política. Con la pobreza, la corrupción, el estatismo, el autoritarismo y la demagogia ganando terreno, en América Latina se yuxtaponen y combinan numerosos males endémicos: étnicos, fronterizos, políticos, sociales, de infraestructura, de caducidad estructural.

En cualquier caso, la integración energética impulsada por Caracas resulta la vía más probable para que la nave integracionista despegue finalmente –tal y como sucedió en la propia Europa tras el Tratado de París de 1951, por medio del que se constituiría la Comunidad del Carbón y del Acero que más tarde dio lugar a la Comunidad Económica Europea—, aunque a la larga naufrague sin penas ni glorias.

Eventualmente, Latinoamérica deberá escoger entre dos modelos de unificación. Uno de corte capitalista –en la acepción más elemental de la palabra–, en el que la integración energética engendre, por su propia dinámica natural, la integración económica; y otro más expedito, que combine los factores económico y político en la tarea de construir una suerte de Unión Sudamericana al estilo UE. Esta segunda variante resulta problemática, dada la inestabilidad institucional del continente y su subdesarrollo cultural. Queda por ver si la primera conduce a alguna parte más allá de a la firma de acuerdos coyunturales o políticamente interesados, a la inquietante manera castrochavista.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más