Neo Club Press Miami FL

Amenazas, amenazas y más amenazas

Amenazas, amenazas y más amenazas

Amenazas, amenazas y más amenazas
octubre 16
15:55 2014

En la tarde del miércoles 15 de octubre, fui citada para comparecer en la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria ante dos policías políticos, Saúl y Javier (aunque sabemos que estos bien pudieran no ser sus nombres verdaderos), para ser escudriñada sobre un viaje en proyecto a la ciudad de Tampa, Estados Unidos, en los días del 8  al 20 de diciembre, con el propósito de participar de un evento organizado y auspiciado por la organización no gubernamental “United for Human Rights” (www.humanrights.com) en conmemoración del 66 Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, haciendo énfasis en el día 10, “Día Internacional de los Derechos Humanos”.  Las dos mayores preocupaciones de los agentes del Ministerio del Interior, representantes del andamiaje oscuro y malévolo del cual son el rostro y que se llama “Seguridad del Estado”, es que para dicho evento ha sido invitado un grupo de ciudadanos cubanos que no militan en ningún partido, movimiento o grupo opositor, ni oficialista, y que estos, interesados en un tema que compete a todo ser humano o ciudadano de este mundo, han decidido participar, si el Departamento de Inmigración de los Estados Unidos les concede la visa y si, una vez esta concedida, la policía política cubana se los permite.

El otro motivo de escándalo para el Ministerio del Interior, es que United for Human Rights ha decidido invitar a varias personalidades defensoras de los Derechos Humanos de alrededor del mundo y que además participarán algunos legisladores norteamericanos. Entre estos legisladores pudieran estar los cubanoamericanos Mario Díaz Balart, Ileana Ross Lethinen y el exrepresentante Lincoln Díaz Balart, enfermizamente odiados por la tiranía de La Habana y a quienes acusan de terroristas y asesinos (palabras textuales que usó contra ellos el joven agente Saúl).

unnamed

Tratando como siempre de denigrar a quienes como yo, no comulgamos con el mediocre y decadente sistema socialista instaurado en Cuba por la dinastía diabólica de los hermanos Castro, la supuesta conversación comenzó llena de ofensas y acusaciones, como las ya hiperconocidas de que mi esposo el Reverendo bautista Mario Félix Lleonart y yo somos unos asalariados del Imperio norteamericano, y que estamos bajo el amparo financiero de la que ellos nombran “mafia cubana de Miami”, y bajo la cobertura también de la “millonaria” Lori Díaz. Haciendo un paréntesis, y aunque mi hermana Lori no tiene nada que demostrarle a los sátrapas cubanos, quienes bien la conocen saben de su humilde condición de obrera y de todo el sacrificio personal y desinteresado y de su pasión por la causa de la libertad de Cuba, que la mantiene siempre al tanto de quienes luchamos pacíficamente dentro de la isla.

Idabell Rosales, Yoaxis Marcheco, Mario Félix Lleonart y María de los Angeles Santana

Idabell Rosales, Yoaxis Marcheco, Mario Félix Lleonart y María de los Angeles Santana

Pero todos los improperios y las habituales amenazas no han logrado que la mayoría de los ciudadanos invitados al evento desistan, aun cuando muchos de ellos han sido citados como yo para comparecer ante los agentes Saúl y Javier. Mi mayor satisfacción es que este grupo de seres humanos ha comenzado a empoderarse de sus derechos básicos y elementales, derechos que no deben agradecer a gobierno humano alguno, ni a  Revolución enmarcada en la cada vez más lejana década del 50, y mucho menos a dictadores y tiranos, bien dice el artículo 30 y final de esta Declaración: «Nada en esta Declaración  podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración». Después de esto deberían hacer silencio los tiranos y la policía política de mi país, y lo digo con mayúscula y con todas las letras: MI PAíS. Los Derechos Humanos competen a los ciudadanos, a la sociedad civil, a todo hombre y mujer, niña y niño; aquí quedan fuera las razas, el sexo, la edad, las ideologías políticas, las creencias religiosas, las clases sociales y los niveles intelectuales o profesionales, todos hemos nacido IGUALES y LIBRES en dignidad y derechos.

Sé que este evento a celebrarse en Tampa por la organización no gubernamental “Unidos por los Derechos Humanos” ayudará a los ciudadanos cubanos que viven dentro de la isla y que han sido invitados para participar en él, a conocer mejor sus derechos, nada más útil que esto, y a dialogar con personalidades y activistas expertos en el tema. Y algo muy importante: salir de su país para tener como referente otra sociedad y, por qué no, otro sistema. +Ahí vamos entonces, unidos por nuestros derechos. En cuanto a mí, no volveré a gastar mis palabras, ni mis ideas, en conversaciones con agentes de la policía política, de cuyas bocas solo saldrán siempre implícita o explícitamente amenazas y solo amenazas.

En la tarde del 15 de octubre ratifiqué que muy lejos estamos de entendernos.

Sobre el autor

Yoaxis Marcheco

Yoaxis Marcheco

Yoaxis Marcheco Suárez (Holguín, 1973). Licenciada en Ciencias de la Información en 1998 en la Universidad de La Habana. Máster en Estudios Teológicos en la Facultad de Estudios Teológicos de Miami, hoy Laurel University. Ha publicado artículos en las revistas independientes cubanas Nacán y Convivencia y en el portal digital La Rosa Blanca. Funge como misionera apoyando a su esposo, el pastor Mario Lleonart, en dos iglesias bautistas del centro de Cuba. Profesora del Seminario Teológico Bautista de Santa Clara. En 2015 Neo Club Ediciones publicó su libro "Isla interior". Es activista desde su cuenta en Twitter @yoaxism

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más