Neo Club Press Miami FL

América, Europa y el intervencionismo estatal

América, Europa y el intervencionismo estatal

América, Europa y el intervencionismo estatal
mayo 27
11:53 2014

Lo que a Europa le costó 18 siglos de la era cristiana en términos de libertad, lastrada esta por los vagos y utópicos conceptos de igualdad y fraternidad –aludo a la Revolución Francesa de 1789–, lo consiguió América en poco más de siglo y medio, si nos atenemos al arribo de los Pilgrims en 1620 –aleccionados por las continuas persecuciones a la libertad religiosa y de todo tipo en su país de origen– y la Declaración de Independencia de julio de 1776.

Con la Declaración de Independencia los padres fundadores de la joven nación americana establecían como principios claves el derecho de todos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, así como el deber de los gobernantes de respetar los «derechos inalienables» del pueblo. Desde entonces, América no ha perdido de vista que uno de los más graves peligros para la libertad lo representa cualquier forma de gobierno que vaya contra estos principios: el Estado es el mayor enemigo de las libertades individuales y la consecución de los objetivos de bienestar y realización personal.

Sin embargo, Europa tras su estoico peregrinar por la historia, sus cruentas guerras mundiales y pese a su profundo y sólido acervo, no aprende esta verdad elemental y se encuentra hoy perdida, deshilachada, absorta en estériles cavilaciones sobre quién fue primero, el huevo o la gallina. Sin querer comprender que son los mastodónticos e intervencionistas Estados europeos –comenzando por la mismísima macro-burocracia de Bruselas– y su voraz capacidad de gasto y detracción de rentas los que entorpecen la creación de riqueza y con ello el espontáneo impulso humano hacia la conquista de su bienestar y felicidad.

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. AMAEL
    AMAEL junio 04, 13:48

    No niego que lo esencial del artículo es cierto. Pero en los cuatro siglos que llevan los Estados Unidos no puede decirse que todo es perfecto tampoco. Primero, los “pilgrims” discriminaron a católicos y judíos y expulsaron a los mormones. La independencia no incluyó a los negros esclavos. YO admiro mucho a este país que considero mío también pero no debemos exagerar en cuanto al papel del estado o el individuo. Europa ha tenido mil guerras pero no una por mantener la esclavitud. ASí que con mi coementario aprecio mucho lo positivo del suyo pero no puedo menos que indicar algunas cosas que son también reales.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami