Neo Club Press Miami FL

Ana Margarita Mireles, entre la música y la poesía

Ana Margarita Mireles, entre la música y la poesía

Ana Margarita Mireles, entre la música y la poesía
marzo 02
05:42 2015

Cuentan algunos que sabe de conjuros y astros favorables, además de haber cazado al último mamut imaginado. Me adivinó el paso, la entrada, desde entonces hemos continuado el cauce de la vida. Todo incluido.

Graduada de teatrología del Instituto Superior de Arte, ha mantenido programas en la televisión y la radio, creado empresas e instalado el campamento en ambas caras del océano Atlántico, además de acopiar una potente y personal obra poética.

Con Ana Margarita Mireles hablamos del nuevo trabajo musical que ha compartido con Oriente López, uno de los músicos imprescindibles de nuestra contemporaneidad, y de otras muchas cosas que dichas por ella nos ayudan a comprenderlas mejor.

L. Santiago Méndez Alpízar. ¿Comenzamos hablando del misterio o de la poesía? ¿Cuánto de misterio necesita una obra poética?

Ana Margarita Mireles. La obra poética necesita del misterio, de lo aún no develado, de la misma forma que un pez necesita el agua para vivir. Lo necesita porque es su par dialéctico, la obra fija, el misterio tienta. La palabra Poesía viene del griego y significa crear, componer, dar a luz. Es un género que manifiesta la belleza por medio de la palabra.  Eso es poner orden en el caos. La poesía nos lleva con su ritmo y su juego de conexiones a las puertas de aquello que no se puede explicar o reflejar y que sólo es completado cuando el lector permite que los versos le despierten una emoción, una nueva visión, cuando acepta la invitación al movimiento interior.  Empecé a escribir poesía con 9 años porque me resultaba muy divertido que las palabras pudieran rimarse de repente y relacionar cosas aparentemente desconectadas. Recuerdo la clara fascinación que me inspiraron las controversias de poetas como Justo Vega o Adolfo Alfonso y los versos sencillos de José Martí, suyo era el “cultivo una rosa blanca”, el primer poema que aprendí y recité en público, en el matutino de mi escuela Guido Fuentes; acababa de aprender a leer,  aquello era como traspasar una barrera de símbolos y conquistar el sentido del sentido, una felicidad. Agradezco a mis primeros maestros, los que me llevaron por primera vez a las puertas del misterio, las pautas que me dieron para crear un camino que me permitiera volver, una y otra vez.

LSMA. ¿Es cierto que puedes adivinar el futuro mediante las cartas, o es un recurso? Sabes que nunca te lo he pedido, esas cosas me impresionan, ahora como estás lejos…

AMM. Ja, te entiendo, es como para impresionarse, me alegra que me des la oportunidad de hablar sobre estas cosas, además, tú sabes que no estoy tan lejos como parece… Desde que cumplí quince años me empezó a llamar la atención el universo simbólico de las cartas españolas que combinaba números y figuras, y todo lo relacionado con el tiempo. Tenía una fuerte sensación de que la linealidad pasado, presente, futuro no era tal y como la explicaban.  Mi abuela Yeya me enseñó los números hasta el doce utilizando un reloj, antes de aprender a leer,  así supe muy temprano por experiencia propia que un minuto no siempre dura lo mismo. Recuerdo que una vez la llamé asustada porque se había parado el tiempo. Ella entonces me mostró que había que darle cuerda al reloj. Toda una revelación, ja.

Por las cartas emprendí un camino de investigación con el Tarot, la Cábala, Astrología, la Numerología y de ahí a un viaje interminable por los cuerpos de sabiduría de todas las culturas antiguas que he ido descubriendo mientras crecía y maduraba. Nunca me gustó la idea de que todo esté escrito. Digamos que todo está estructurado de cierta forma inter-reflejante,  una cosa se puede conocer por su reflejo, y lo simbólico siempre salta los obstáculos del consciente, eso nos permite ver más allá de lo que nos muestra nuestra percepción acomodada. También hay patrones de expresión y desenvolvimiento que puedes ver a través de las matemáticas, la geometría, la física cuántica, hay ciclos naturales y cósmicos, pero la escritura al detalle pertenece al libre albedrío y a las capacidades creadoras del ser humano.  No lo veo tanto como adivinar el futuro, sino como una herramienta de autoconocimiento, para acercarnos al potencial de los eventos y reforzar el poder que cada cual tiene para crear realidad.

LSMA. Llevas tiempo vinculada a los músicos: te recuerdo, a tus palabras, en la contracubierta del CD Habana Oculta, que fue el germen, la matriz de algo que luego trascendió masivamente, y que agrupó , evidenció, una gama variada de creadores. ¿De dónde viene la afinidad con la música?

AMM. Ah, la música… si lo primero fue el sonido, la música es la revelación universal de la armonía de la creación. Creo que la principal afinidad con los músicos viene de que estamos todos en lo mismo, bajando a tierra nuevos juegos de frecuencias que nos hagan la vida más placentera y eficiente, ellos con sonidos, yo con las palabras. Eso crea un territorio de complicidad y de estímulo creativo que podemos disfrutar a través de la amistad y de hacer cosas juntos.

El panorama musical alternativo de La Habana de los 80 era algo impresionante. Generalizando un poco, la forma en que la gente se agrupaba por la música evidenciaba unos cinco grandes núcleos, la música popular bailable, la trova, el jazz, el rock y la música clásica. Podías encontrar músicos de academia y autodidactas de extracción puramente popular, que empezaron a mostrar su voz propia borrando fronteras entre los grandes núcleos y alcanzando una riqueza de mezclas que desbordaba por todas las esquinas, en centros culturales, o de ocio nocturno, en las “descargas” que se inventaban en las casas… Cada semana oías una nueva canción, y había que hacer un gran ejercicio de memoria para pedírsela al autor la semana siguiente y aprenderla y cantarla, porque no estaban grabadas y eran tan bellas que merecían permanecer en el tiempo. El CD de Habana Oculta, producido por los tremendos artistas que son Gema Corredera y Pavel Urquiza, fue el valiente, sacrificado y bien logrado intento por salvar del olvido parte de las extraordinarias creaciones que estaban surgiendo en aquellos momentos, querían construir y compartir oportunidades para que aquellos muchachos que estaban empezando, entraran, además, en el mercado musical. Les agradezco que me invitaran a formar parte con mi visión de aquel fenómeno tan insólito y que hoy recuerdo con cariño. Esos músicos siguen ahora haciendo de las suyas y lo que entonces se grabó aún resiste al tiempo. Es un bien para todos.

LSMA. ¿Puede ser la música complementaria de la poesía? ¿Viceversa?

AMM. Si la música es abstracta, la palabra tiende más a lo figurativo. Pueden complementarse, pero lo fundamental es que las dos expresan lo mismo, sonido, vibración, frecuencia, orden armónico prevaleciendo sobre lo caótico. En las culturas antiguas de la humanidad las dos tienen carácter sagrado y ritual. Se nota que tenían conciencia de que la vibración crea materia. El título del disco sale de una canción que evoca a través de una historia de amor, ese antiguo conocimiento.

LSMA. Ya tenemos la versión de Oriente López, sobre el proceso de creación, y de cómo habéis ido ensamblando tus textos en su música. Cuenta, por favor, un poco la parte tuya, cómo sabes las palabras adecuadas para cada melodía.

_MG_3697 aAMM. Trabajar las letras sobre las melodías de Oriente ha sido una experiencia muy rica, desafiante y divertida. Primero escuchar toda la melodía interpretada en el piano por él, que tiene un sentido musical muy vasto y sorprendente, de alta potencia inspiradora, ese primer impacto de escucha es fundamental para sentir las emociones que despierta, pues ya marcan un entorno, dibujan una especie de límite para buscar entonces a fondo. Luego hay que escuchar las palabras que andan resonando en ese mismo sentir, llega un momento  en que el juego de palabras se ordena y cae en una idea, en una imagen… Oriente enviaba las melodías tarareadas y en ese tarareo muchas veces venía con una claridad casi mágica el link de sentido. Sólo había que encontrar algo que ya estaba allí, pero expresado de forma más abstracta.

No me gusta que a los cantautores les llamen poetas. Normalmente son artistas, gente con una sensibilidad diferente. También Bob Dylan o Silvio Rodríguez. De hecho, tengo poca ayuda por decir el daño que le hacen a los poetas, la poesía, algunas editoriales que los publican por los réditos de la fama, ignorando a otros escritores, poetas verdaderamente interesantes.

Sin embargo he notado en Abracadabra que la intención de los textos no son las mismas que cuando leo tus poemas. Son canciones que alejan el mal gusto, algunas rebosan cubanidad, y donde has realizado una economía muy equilibrada de la literatura, no son poemas, ni lo pretenden.

Bueno, en el medioevo, lo que diferenciaba a un poeta de un trovador era el idioma en que componían poesía, el poeta escribía en latín y el trovador en lenguas romance, o románicas que eran como las hijas bastardas del latín, se acercaba más a la diferenciación entre lo clásico y lo popular. Los trovadores fueron durante mucho tiempo en Europa los imprescindibles despertadores de emociones, acotejadores de sentimientos,  los encriptadores de conocimientos prohibidos, los anunciadores de eventos, los difusores de noticias,  los estimuladores del debate de pensamientos.  A muchos los mataron por eso. El trovador original solía ser de noble cuna y desenvolvía su función agitadora y de entretenimiento en palacios y cortes,  su versión más popular, el juglar,  hacia lo mismo viajando por los pueblos.  Poetas, trovadores, juglares… comparten desde su origen el mismo sino. Hoy se ve más como que el trovador se acompaña de su guitarra y el poeta no, o que el trovador nunca alcanza el alto vuelo de un poeta puro. Eso no tiene sentido mucho para mí.

Otra cosa son las editoriales. Cualquier editorial, en cuanto elige algo para publicar, deja un mundo de cosas fuera. Lo mejor es que haya muchas acciones de publicación, para que toda la poesía posible pueda llegar a la mayor cantidad posible de personas.  Internet y sus nuevas reglas de comunicación han alterado el panorama y han abierto un mundo nuevo de posibilidades. Los réditos podrán ser importantes en algún punto pero lo realmente trascendental es cuando un poema resuena en un oyente o lector y lo mueve a un nivel más alto de comprensión, disfrute y conciencia. Mientras más masivo, mejor.

En Abracadabra tengo ahora la oportunidad de crear más allá de mis ritmos, temas y modos habituales. Oriente estaba haciendo un trabajo muy interesante a nivel musical recontextualizando géneros tradicionales cubanos,  era algo que venía intrínseco en la propia estructura de la melodía, eso encendió en mi, de forma natural, la necesidad de tomar también referentes al estilo de esas canciones, recursos y formas textuales. Estoy disfrutándolo mucho.

LSMA. Me gustaría saber qué piensas sobre las nuevas relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

AMM. Pienso que los políticos encargados de estos asuntos han de fomentar con responsabilidad todo lo que ayude a la comprensión, al respeto, a la tolerancia y a la colaboración para el desarrollo de los pueblos de los dos países. Un político es un administrador de los asuntos del pueblo, sus decisiones han de servir para conservar las buenas conquistas, mejorar lo que no está bien y propiciar el crecimiento feliz de las personas que representan.  De lo contrario, su función está condenada a desaparecer, a favor de la aparición de sociedades más conscientes, autorreguladas, que no necesitarán para nada a las castas políticas. De hecho, hay lugares en este planeta donde hay sociedades que viven así y les va estupendamente bien. Hay otra faceta de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba que se manifiesta  a nivel de las relaciones interpersonales, lo que hace cada cual, político o no,  en el día a día, hay que ejercitar ahí esos mismos principios porque son la base para poder crear algo distinto a lo que se ha hecho sembrando discordia y separación.  La discordia y la separación sólo sirven para redescubrir que todos somos uno. Una vez que lo recuerdas puedes crear relaciones sanas y fructíferas. Ahora es un buen momento.

LSMA. ¿Van a seguir las colaboraciones entre Oriente López & Ana Mireles?

AMM. Sí, seguimos trabajando, tenemos nuevas ideas, nos gusta mucho el proceso y lo que vamos completando como resultado.

LSMA. Desearle al CD, Abracadabra, el mejor de los destinos. Que pronto podamos disfrutar del trabajo completo. Y un comentario, ahora que estamos, otra vez, solos, sin que Oriente se entere: ¿ya no tienes los huesos muertos por mí?

AMM. Somos del mismo clan, guajiro, esas cosas no cambian. Un abrazo, gracias por esta oportunidad.

Sobre el autor

L. Santiago Méndez Alpízar/ Chago

L. Santiago Méndez Alpízar/ Chago

L Santiago Méndez Alpízar (Las Villas, 1970) es escritor y editor cubano. Ha publicado los poemarios “Plaza de Armas” (Letras Cubanas), “Rockason con Virgilio Piñera” (Editorial Betania), “Bagazo (poemas íberos)” (Efory Atocha Ediciones) y “¿Entonces, qué?”, antología de tres libros escritos entre 1994 y 2006 (Editorial Verbum). Reside en Madrid desde 1996, ciudad donde dirige Efory Atocha Ediciones y edita el sitio homónimo (http://www.eforyatocha.com/).

Artículos relacionados

1 comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami