Neo Club Press Miami FL

Las tres categorías básicas de Wilber

 Lo último
  • Sobre el ente mamertiano   El lúcido amigo Ulises Fidalgo Prieto me ha pedido que defina filosóficamente al ente mamertiano. Bien, había escrito brevemente algo al respecto, disperso por ahí por las autopistas y...
  • Del nacionalismo y la pureza cultural en Cuba   La pureza cultural no existe. O al menos no existe en la mayoría de las regiones del mundo, y esa inexistencia ni siquiera forma parte de un fenómeno moderno,...
  • Cuando Cuba reía   Tras la caída del socialismo real en los países de Europa y el llamado desmoronamiento de la Unión Soviética, apareció el mágico y triste concepto con que bautizaron nuestra...
  • La educación en Cuba es un desastre   Hay muchos, especialmente en América Latina, que elogian hasta el delirio el sistema educativo de la Isla y la ven como un modelo para sus países. Se supone que...
  • El coletazo neopopulista   Resumiendo rápido y tal vez rudimentariamente, podría decirse que los tres grandes sistemas que han predominado en la modernidad –el socialismo, el fascismo y el triunfador liberalismo (liberalismo no...

Las tres categorías básicas de Wilber

Las tres categorías básicas de Wilber
julio 14
20:22 2012

Ken Wilber los llama “republicanos, demócratas y místicos”. Según él –Wilber es uno de los más populares teóricos de la sicología transpersonal ahora mismo–, hay tres categorías básicas de existencia de la conciencia, “la subjetiva, la objetiva y la no dual (o Atman), tres categorías que engloban la totalidad de la Gran Cadena del Ser”.

La primera de las categorías mencionadas, la subjetiva, sostiene que los hombres y las mujeres no son libres porque la culpa reside en el mismo sujeto (el ser humano nace despreciable y sólo es posible sacar algo bueno de él reprimiendo a la bestia que hay en él). La segunda categoría, la objetiva, sostiene que los hombres y las mujeres no son libres porque económicamente están oprimidos y sicológicamente reprimidos (categoría representada por Marx, Marcuse, la sicología humanista y demás). La tercera categoría, defendida por el propio Wilber, sostiene que los hombres y las mujeres no son libres no por algo que el objeto le haga al sujeto, ni por algo que el sujeto le haga al objeto, “sino por la simple consecuencia de la dualidad previa existente entre el sujeto y el objeto”.

Esta tercera categoría no trata de reprimir ni de dejar de reprimir el Yo (o Self), sino que intenta “trascenderlo, ver a través de él”. En esta tercera categoría, la “no dual”, el hombre logra salirse de la camisa de fuerza del Personaje abotonada por el ego cultural, y liberarse en su fusión con la naturaleza, con la vida. Es el Nirvana en términos budistas –y estoy resumiendo mucho, lo sé–, o el florecer del ser hedónico del que tanto se ha hablado en estas páginas y que los sofistas al uso suelen confundir con el hedonismo histórico de las escuelas cirenaica y epicúrea, tras consultar Wikipedia.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Libro «Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart sobre racismo y clasismo en Cuba»

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Rebeca Ulloa

El suegro y la nuera

Rebeca Ulloa

  No era mucho lo que le pedía el suegro a su nuera. En realidad, en cualquier lugar del mundo -claro, un lugar normal-, para comer unos tostones, o patacones,

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

¿Por qué enterraron vivo a Severo Sarduy?

José Hugo Fernández

  Parece que el documental Severo secreto, exhibido hace pocos días en La Habana, durante la Muestra de Cine Joven, se ha propuesto resucitar a Severo Sarduy para las nuevas

0 comentario Leer más
  Waldo González López

Ismael Sambra: Sin sombra

Waldo González López

  Conocí a Ismael Sambra décadas atras en la bella y caribeña Santiago de Cuba (donde naciera en 1947), cantada por grandes poetas como Rafaela Chacón Nardi, quien, por la

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami