Neo Club Press Miami FL

Armando Añel: Ascenso y caída de Michael Jackson

Armando Añel: Ascenso y caída de Michael Jackson

mayo 10
04:30 2012

1-0_1ANNELA quién mataron. Quiénes lo mataron. Cómo lo revivieron. Qué posibilidad hay, una entre un millón, de detonar el iceberg antes de pisar la Luna. Cómo se come el arroz con pollo. Billie Jean. La fabada. Black or White. La paella. Thriller o Smooth criminal. Qué dieta te impide conservar la línea. Si al fin y al cabo Michael Jackson toma nota mientras aguarda balanceándose sobre la rama de tu mata con la perseverancia de algún viejo elefante.

Que será de esta vida, qué será. Qué ocurrió en el pasado que ya no pueda suceder en el futuro. Quién dibujó el ala del pájaro, la cola del cometa. Cómo se desayunaron al mejor amigo del hombre luego de desollarlo vivo. Chinos en China y en las cuatro esquinas del globo. Enemigos de los perros (perros lindos de carne molida). Millonarios en Kuwait. Héroes en la cima del Kilimanjaro. Astronautas que alguna vez soñaron regresar. Curvas en lontananza, a un milímetro escaso de la boca del túnel. Cuánto más cabría repasar si esto no dice nada, si nada es lo que parece para que tú lo mires.

Cuándo se tiene una segunda oportunidad. A partir de qué premisa se besa la cruz y se agacha el sentimiento. En breves intersticios quemaron lo que quedaba de combustible. Renacimiento sobre el filo de la espada. Todo el que desafina no pasa por la iglesia. Todo el que canta no come necesariamente frutas. Todo el que se rinde no alcanza su eternidad. Pero qué bueno cantaba Michael Jackson.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami