Neo Club Press Miami FL

Armando Añel: De la esclavitud del hombre primitivo

Armando Añel: De la esclavitud del hombre primitivo

marzo 14
14:17 2012

1-0_1ANNELEs verdad que el ego constituye una condición primaria, dada ya en lo animal. De manera que la cuestión no es negarlo, sino manejarlo. Ponerlo al servicio de lo racional, de nuestros intereses. A fin de cuentas lo racional, en oposición –en este caso específico– al ego, nos singulariza en tanto sapiens.

No podemos negar el ego porque no podemos negarnos a nosotros mismos. Sin embargo, esto no quita que una señal de primitivismo, de debilidad, sea precisamente la incapacidad de manejar ese ego. Porque no se trata de jugar a blandir modestias impostadas, sino de poner el ego a nuestro servicio. Al manejarlo a nuestro antojo estamos imponiendo nuestra racionalidad, que es lo que nos diferencia de los animales. Cuando somos conscientes de nuestro ego y lo conducimos, y jugamos con él –cuando incluso nos reímos de él–, alcanzamos la plenitud de lo racional-hedónico.

El hombre es hombre porque es racional. Lo erótico, ya se sabe, es racional antes que animal. Un hombre esclavizado por su ego resulta siempre un hombre débil, irracional, aunque aparente lo contrario. Por eso vemos a políticos como Fidel Castro, por ejemplo, hacer el ridículo una y otra vez, y a Hugo Chávez, etcétera. En el fondo se trata de hombres débiles, primitivos, cuya racionalidad sobrevive arrodillada a los pies de su amo y señor: El ego. Siniestra vida rehén del arrebato, la vanidad y la soberbia.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ray Faxas

Cuatro tristes cubanos y un libro feliz

Ray Faxas

Mi casa es breve, solo está en mis ojos. Pero es de noche, soy patria, estoy cansado― y no encuentro mis ojos por ninguna parte. (La guerra de los dioses,

Leer más
  Félix Rizo

Jiribilla

Félix Rizo

Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He

Leer más
  Gastón Baquero

Cristo en Navidad

Gastón Baquero

En los observatorios astronómicos chinos se anotó esa noche un raro fenómeno en la esfera celeste. Los hombres de ciencia, los técnicos, se limitaron a inscribir en sus tablillas el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami