Neo Club Press Miami FL

Armando Añel: La indescriptible extinción del deseo

Armando Añel: La indescriptible extinción del deseo

abril 05
05:23 2012

1-0_1ANNELEl placer, la satisfacción, no son problemas en sí, más bien todo lo contrario –y abro refiriéndome a algo tan elemental para establecer, de inicio, por si las moscas, la diferencia: al placer y el deseo los separa el abismo de la realización–. El problema radica en el deseo, anterior al placer.

Vivimos secuestrados por el deseo. Somos, en aplastante mayoría, rehenes del deseo. De triunfar, de hacer dinero, de tener a una mujer o un hijo, de fumarnos un cigarro, de ser admirados o seguidos, de imponernos como referente… La imposición es deseo en tanto reflejo del anhelo egotista de primar, presente ya en los animales y los insectos. Por eso tanta gente sufre, llora, gime, pelea, envidia, se corta las venas. El sufrimiento es hijo del deseo. Desear es caer prisionero.

Ni siquiera la vejez nos libra de la esclavitud de anhelar. Sólo los iluminados, como Siddharta Gautama, están en condiciones de librarse completamente del grillete del deseo, es decir, de liberarse en la realización. Decía Gautama:

1. Toda existencia es sufrimiento (duḥkha).
2. El origen del sufrimiento es el anhelo (o deseo, sed, “tanhā”)
3. El sufrimiento puede extinguirse extinguiendo su causa.
4. Para extinguir la causa del sufrimiento, debemos acceder al nirvana.

¿Pero cómo aprender a hacerlo si el nirvana –estado trascendente, beatitud eterna– es indescriptible y sólo puede conocerse desde su experiencia?

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Francisco Alemán de las Casas

La huérfana

Francisco Alemán de las Casas

                Cuando niña fui un poco más huérfana que ahora tuve que recuerde nueve padres sucesivos en dos años También una madre de

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Cuatro fases del sueño

Manuel Gayol Mecías

  En el sueño, por mi propia experiencia de soñador, hay una transfiguración narrativa y otra poética. Y en la primera, que va desde la duermevela y la región Alfa

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Alucinaciones

Jorge Olivera Castillo

                Un ilustre representante del proletariado me pregunta si lo que se mece en sus pupilas es un puente de plata Le advierto

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami