Neo Club Press Miami FL

Armando Añel, una entrevista en varios frentes

Armando Añel, una entrevista en varios frentes

Armando Añel, una entrevista en varios frentes
junio 24
22:52 2014

 

Armando Añel (La Habana, 1966), es escritor y editor. Entre los años 1998 y 2000 se desempeñó como periodista independiente en Cuba. En esa época colaboró en medios como Radio Martí, Cubanet y Cuba Free Press. Tras recibir el premio de ensayo anual de la fundación alemana Friedrich Naumann, en marzo del año 2000 viajó a Europa, donde residió en España e Inglaterra antes de radicarse en Miami, Estados Unidos.

Fue corresponsal en Londres de la revista madrileña Arte y Naturaleza, y en España, editor del diario digital Encuentro en la Red y la revista Perfiles del Siglo XXI. En Miami, ha sido editor en español de las revistas Islas y Herencia Cultural Cubana. Literatura y artículos suyos aparecen con frecuencia en publicaciones de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa. Ha publicado, entre otros libros, las biografías Jerónimo Esteve-Abril, apuntes y testimonios e Instituto Edison, escuela de vida, y las novelas Erótica y Apocalipsis: La resurrección.

Armando de Armas. ¿Qué tiempo le lleva Neo Club Press?

Armando Añel. Depende. A veces dos, tres, cuatro horas. A veces cero. En ocasiones nos hemos ido de vacaciones con tres días programados de antemano, y solo hemos entrado a la página para cerciorarnos de que todo anda bien. Neo Club Press es aún un esfuerzo modesto, que no recibe financiación de ninguna institución ni gobierno. Una especie de experimento en progresión.

AdA. ¿Tiene Neo Club Press una línea editorial?

AA. Tiene una filosofía de pluralidad y apertura.

AdA. ¿Ideológicamente como usted se definiría?

AA. Me defino como un liberal clásico, lo que se entiende en Estados Unidos como un libertario. Con matices, claro. Alguien que piensa que mientras menos Estado, mejor; que mientras menos burocracia y prohibiciones, mejor. La diferencia con un partido como el de Ron Paul sería en la visión internacional. Pienso que Estados Unidos debe seguir teniendo un papel protagónico en las relaciones internacionales. La actual administración se ha sentado a ver pasar los cadáveres y, efectivamente, cada vez desfilan más muertos, en Venezuela, Irak, Siria, Nigeria, Ucrania… en fin.

Pero la madurez me ha llevado a intuir –uno, más que saber, intuye– que las ideologías son cada vez más cosa del pasado. Creo que el problema del subdesarrollo, de la miseria, de la opresión, no es fundamentalmente político o ideológico. Tiene que ver más con la debilidad inducida del ser y, a partir de ahí, con lo cultural. El problema primigenio en este mundo comunicacional sigue siendo la debilidad de las elites culturales, de los creadores de opinión. De esos que, paradójicamente, le echan la culpa de todo a los políticos y a las masas. De ellos, de su miopía interesada, parten los planes de estudio que sufren nuestros hijos.

AdA. ¿Quiénes hacen Neo Club Press?

AA. En primera instancia, Idabell Rosales, mi esposa, y yo. Y nuestro amigo Mithu Alamin, que se encarga de que todo ande bien. Y, además, un grupo de escritores y artistas bastante nutrido, de generosos colaboradores y coordinadores cuyos nombres no vamos a enumerar para no correr el riesgo de omitir alguno. Sería imperdonable.

AdA. ¿Quién manda en Neo Club Press, Armando Añel o Idabell Rosales?

AA. Nos apoyamos mutuamente.

Armando Añel e Idabell Rosales en La Otra Esquina de las Palabras (Café Demetrio)

Armando Añel e Idabell Rosales en La Otra Esquina de las Palabras (Café Demetrio)

AdA. ¿Quién manda en su casa, Armando Añel o Idabell Rosales?

AA. En casa, yo no mando ni en la cocina.

AdA. ¿A quien considera su rival, con quien compite en el negociado digital y noticioso?

AA. En el ámbito periodístico cubano –o por lo menos en el ámbito del que procedemos, que es el del periodismo de opinión y noticioso relacionado con la política y la cultura cubanas– no tenemos rivales, porque hemos adoptado una línea editorial que se aparta del camino trillado nacional. Hemos “desprotagonizado” el tema cubano, para decirlo de alguna manera. Cuba es para nosotros un tema más, como cualquier otro, y si todavía Cuba prepondera temáticamente hablando en Neo Club Press no es en razón de nuestra línea editorial, que como te decía arriba es absolutamente abierta, sino porque la mayoría de nuestros colaboradores son ellos mismos cubanos y, en consecuencia, suelen abordar o son receptores de temas cubanos.

No tenemos rivales porque “competimos”, si es que puede llamársele así, con páginas a nivel internacional que hacen un periodismo temáticamente mucho más plural, festivo e, incluso, comercial, que el que usualmente consume el exilio. Hay una realidad: si quieres sobrevivir en el ámbito periodístico cubano sin tener que implorar apoyo económico a las hermanas de la caridad tienes que abrirte a temas más universales y frescos. También, sobre todo, a las nuevas generaciones, a la juventud, que es la que preponderantemente navega Internet. Al lector promedio de Internet. El público lector cubano o de origen cubano, en español, es extremadamente reducido en comparación con el de países como México, España, Argentina, etc. Y no solo porque Cuba es un país poblacionalmente modesto, sino porque además la gran mayoría de los potenciales lectores cubanos están en la Isla y no tienen acceso a Internet. Entonces, hay que rasgar la camisa de fuerza de lo nacional y globalizar la información. Mucha gente nunca escapa de Cuba aunque viva en  Miami, Nueva York, Madrid o Barcelona. Permanecen atados a ese cordón umbilical nacionalista, provinciano, que es como un ancla que no les permite despegar y crecer. Un verdadero desperdicio.

AdA. Usted semeja una suerte de renacentista: escritor, periodista, editor de diarios, editor de libros. ¿Cómo reparte su tiempo, cómo hace para que le alcance?

AA. Poniéndole mucha pasión y divirtiéndome mucho con lo que hago (dicen que el secreto del éxito radica, entre otras cosas, en trabajar o invertir en lo que uno disfruta hacer). Y haciendo también un poco de justicia (en el sentido de sacar a la luz o llamar la atención sobre escritores, proyectos, fenómenos y tendencias injustamente marginados o desconocidos). Eso es gratificante.

Pero sobre todo, lo más importante, apoyándome en mi esposa, Idabell Rosales, sin cuya luz nada es posible.

AdA. Y, ya que hablamos de libros, ¿cuál es la última joya de su empresa editorial?

AA. Hemos publicado tres joyas últimamente: Café amargo, de Rafael Vilches (en colaboración con Alexandria Library); El verano en que Dios dormía, de Ángel Santiesteban Prats, y Siete historias habaneras, de Augusto Gómez Consuegra. Este último libro de Augusto se presentará en breve en Miami, este verano. Un libro inusual y poderoso de Nilo Julián González Preval, Toca al corazón que late, está a punto de aparecer, y tenemos en el disparador Kandonga, poemario de Amaury Pacheco muy “distinto y diferente”, como dicen en Cuba. Este también en colaboración con el editor Modesto Arocha.

AdA. ¿A quién considera su rival, con quién compite en el negociado de la edición de libros?

AA. No tenemos rivales tampoco en este apartado, aunque por otras razones. En el caso de la empresa editorial, se ha dado una convivencia razonablemente armónica en Miami. Hablo, por supuesto, de las pequeñas editoriales. Con varias de ellas incluso colaboramos. Es decir, no tenemos rivales porque más que competir nos estimulamos y celebramos la pluralidad.

AdA. ¿Como escritor, en qué trabaja ahora? ¿Puede darnos la primicia de su próxima obra?

AA. El libro Cuba, el problema y su solución, aparecerá también este verano, escrito junto a los historiadores Enrique Collazo y Ángel Velázquez Callejas. Va a ser un libro polémico. Para otoño-invierno aparecerán además La conciencia lúdica, un libro de apuntes y ensayos breves, y un poemario de estructura heterodoxa cuyo título aún no he decidido.

Sobre el autor

Armando de Armas

Armando de Armas

Armando de Armas (Santa Clara, 1958). Escritor y periodista. Ha publicado, entre otros libros, las colecciones de relatos “Mala jugada” (Miami, 1996) y “Carga de la caballería” (Miami, 2006), la novela “La Tabla” y el libro de ensayos “Mitos del antiexilio”, traducido al italiano por el sello Spirali. Su último título publicado, “Caballeros en el tiempo”, fue editado por Atmósfera Literaria en Madrid. Es vicepresidente del PEN-CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio (Capítulo del PEN Internacional de Londres). Reside en Miami.

Artículos relacionados

6 comentarios

  1. Manuel Gayol Mecias
    Manuel Gayol Mecias junio 25, 13:25

    Una buena entrevista; Armando Añel es un editor muy calificado y Neo Club Press promete mucho. Es un periodismo muy fresco y diferente, mis saludos para los dos Armando, Manuel

  2. Armando Añel
    Armando Añel junio 25, 18:00

    Gracias Manuel, gracias Armando! Ustedes rivalizan en generosidad.

  3. Augusto Gomez
    Augusto Gomez junio 25, 18:46

    Excelente entrevista. Estoy seguro de que todos los lectores de Neo Club la esperaban. Gracias a los dos.

  4. Armando Añel
    Armando Añel junio 26, 11:12

    gracias a ti amigo!

  5. Ernesto Olivera Castro
    Ernesto Olivera Castro junio 26, 15:22

    Felicidades Añel

  6. Armando Añel
    Armando Añel junio 26, 17:48

    Felicidades a ti amigo, estoy leyendo tu novela y es monumental. Queremos publicarla antes que caiga el invierno como una fuerza más sobre estas tierras floridas…

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami