Neo Club Press Miami FL

Armando de Armas: Ahora es que empieza la batalla

Armando de Armas: Ahora es que empieza la batalla

Armando de Armas: Ahora es que empieza la batalla
junio 18
00:41 2015

En su doble condición de escritor nacido en Cuba y periodista en Estados Unidos, minuciosamente al tanto de las realidades cubana y estadounidense –de hecho, su libro Los naipes en el espejo hace una radiografía tremenda de la política norteamericana–, Armando de Armas es la persona ideal, o está entre las ideales, para responder las siguientes preguntas. Con ellas intento abordar la situación a la que se ha llegado tras el acercamiento de Washington a La Habana y el papel que ha jugado en esto la llamada intelectualidad neocastrista, de moda por estos días.

Armando de Armas (Santa Clara, 1958) ha publicado, entre otros libros, las colecciones de relatos Mala jugada y Carga de la caballería, la novela La Tabla y el libro de ensayos Mitos del antiexilio, traducido al italiano por el sello Spirali. Su último título publicado, Caballeros en el tiempo, fue editado por Atmósfera Literaria en  Madrid. Es vicepresidente del Pen-Club de Escritores Cubanos en el Exilio (Capítulo del PEN Internacional de Londres). Reside en Miami.

Armando Añel. De cara al diálogo Obama-Castro, la apertura de las embajadas se sigue dilatando. Ambos equipos acordaron reunirse nuevamente en septiembre para celebrar la quinta ronda de negociaciones. ¿Llegarán las elecciones de noviembre de 2016 con las partes esperando sentadas? ¿Se le acaba el tiempo a Obama?

Armando de Armas. Es probable. Obama es un demagogo, un dictador mediático, master en la mímica para la galería virtual. No se me ocurre menospreciarlo, desde luego, Dios me libre, puesto que la postmodernidad es mayormente virtual; imagen que determina la semejanza. Pero, aún la terca y contrarrevolucionaria realidad resiste, en este caso manifiesta mediante la Cámara de Representantes y el Senado. Ya la Cámara ha votado abrumadoramente contra fondos para las embajadas y contra el comercio con los militares castristas entre otras cláusulas limitantes y, como han dicho los mismos abanderados del acercamiento con la dictadura, contra el comercio en general con la isla, dado que los negocios en la isla están en manos de los militares. Se suele olvidar que lo de Cuba es una dictadura militar. Todo allí esta militarizado o supervisado por militares. Dictadura militar y marxista, y lo de marxista no es un detalle más, es el detalle que convierte al régimen imperante en Cuba en una tiranía total. Es cierto que todavía falta que las cláusulas aprobadas en la Cámara sean aprobadas en el Senado y, aun así, debe decirse que Obama puede ejercer su derecho al veto. Ahora, sucede que el congresista Mario Díaz Balart, presidente de la subcomisión de Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano de la Comisión de Asignaciones, una de las más poderosos en el Congreso (a través del cual se han logrado las últimas medidas de la Cámara contra el acercamiento al régimen), me ha asegurado que hay consenso bipartidista para lograr también su aprobación en el Senado y que, además, todas estas “estipulaciones se encuentran en distintos proyectos de ley que asignan recursos a todas las agencias del Gobierno de Estados Unidos y que está por ver si el Obama cerraría o no el Gobierno por estas cláusulas, pero lo que está claro es que el Congreso de Estados Unidos ha emitido dos sólidas contenciones a la política de concesiones unilaterales del presidente Obama hacia los Castro”. Por otra parte, cualquier presidente posterior podría revertir lo que esta administración ha hecho en lo que respecta a la política de Estados Unidos hacia Cuba. Quiere decir que lo obtenido por Obama en la avenencia con la dictadura es más fanfarria que otra cosa, no ha podido pasar ni una sola ley al respecto. Así que mi consejo a los heraldos del abrazo entre el águila americana y el aura castrista es que moderen el entusiasmo. Que ahora es que en verdad empieza la batalla. Nada está dicho aún. Por suerte EE.UU no es Cuba, al menos no todavía.

AA. En su opinión, ¿en qué medida la labor de zapa del intercambio cultural promovido por el castrismo ha facilitado, o precipitado, el actual intercambio político entre La Habana y Washington?

AdA. El intercambio cultural ha venido allanando el camino para lo que ahora vemos en política. Ha sido una avanzadilla en una labor de años y, sobre todo, al César lo que es del Cesar, una labor extremadamente eficiente. Ocurre que bajo la falacia, la falacia como felación obligada, de que la cultura nada tiene que ver con la política, le otorgaban una cuasi infalible coartada a los agentes y componebateas culturales, y se la ponían difícil a los que hemos venido denunciando los intercambios como operaciones de inteligencia no sólo del castrismo sino del obamismo, esos dos socialismos, marxista el uno y gramsciano el otro, obviamente más peligroso el segundo pues es más sutil y, al menos por ahora, no precisa de los campos de concentración ni los fusilamientos al amanecer.

AA. ¿Cómo definiría usted al clásico intelectual neocastrista? ¿Cuál sería su papel histórico?

AdA. Como el mismo soplatubos de siempre. Su papel histórico es el lavar la cara sucia de la dictadura. Nuestro neocastrista ha sido el encargado de vender la imagen de que la dictadura es perfectible, de que habrá cometido errores pero no horrores y de que, ay, Cuba es un país como cualquier otro, normalito vaya, con dificultades económicas, debido al embargo estadounidense sobre todo, y poco más. Mi admirado Milán Kundera ha dicho, cito de memoria y tratando de captar la esencia, que lo peor del comunismo no son las cárceles y los fusilamientos sino el aparataje de artistas e intelectuales dedicados esmeradamente a maquillar todo ese horror de horrores. Luego, con un mínimo de justicia si no política al menos sí poética, todos esos intelectuales neocastristas, soplatubos al uso, deberían de ser juzgados, si no antes, a la par de los sacatripas de la Seguridad del Estado.

AA. ¿Estrecharía la mano de un Miguel Barnet o de un Abel Prieto, pongamos, si sorpresivamente, en un evento cualquiera, le extendieran un ejemplar de su novela La Tabla para que usted se los dedicara?

AdA. No creo que coincidamos nunca en ningún sitio y menos que se aproximen a mí con un ejemplar de La Tabla para que se los firme. Pero si sobreviven, al menos moralmente al tribunal que menciono anteriormente, quizá suceda que coincidamos en alguna parte y entonces no tendría ningún problema en firmar ese hipotético ejemplar de La tabla.

Lo malo de La tabla es que gente como Barnet o Prieto, sus arquetipos me refiero, se muestran allí hasta la saciedad y la suciedad. Entonces, no estoy seguro que funcione como símbolo de documento reconciliatorio entre la cultura del barracón y la cultura de la libertad.

Los cubanos, como bien sabes, solemos ser hiperbólicos en todo y hablamos del abrazo y el beso y el amor entre víctimas y victimarios. Lo cierto es que bastaría con que dejemos de matarnos entre nosotros. De que los unos acaballen y acuchillen a los otros.

Ahora me viene a la mente una anécdota en relación con La tabla. Sucedió que un día alguien vinculado al régimen me avisa de un allanamiento de morada, uno más, que me harían los muchachos de la policía política. Salí despavorido con el manuscrito de La tabla y se lo entregué a un amigo y vecino para que me lo guardara durante el registro, conocido como La Urraca. La Urraca, urraca al fin entró en pánico, y se lo entrega a un amigo suyo que era nada menos que secretario general del Partido Comunista en la Centra Electronuclear de Juraguá, un jabao grande y elemental. Terminado el registro y marchado la monada (así les decíamos a los segurosos) me encuentro con que Urraca ha entregado el manuscrito al amigo equivocado y, lleno de miedo, me voy valientemente a recuperarlo. El tipo me mira y me dice con el manuscrito en las manos: ¡Esto es contrarrevolucionario! Pero descuida, yo soy un hombre, y un hombre no habla. Ni siquiera he visto esto. Y me dio el manuscrito.

Bueno, mira, a ese hombre sí me gustaría dedicarle un ejemplar de La tabla, también al otro que siendo parte del régimen me avisó que venían a allanarme la casa los de la policía política y, por supuesto, a La Urraca.

AA. Muchos defensores del actual acercamiento obamista alegan que es muy fácil azuzar a los cubanos desde fuera, comiendo pan con jamón, y que lo consecuente sería que el “exilio duro” regresara en masa a la Isla a llevar a vías de hecho sus demandas de libertad. ¿Qué respondería a eso?

AdA. Es un chantaje, chacalismo clásico castrista operado para coaccionar la libre expresión del pensamiento. Olvidan que acá en Miami están los que pasaron una vida entera en las prisiones, los alzados del Escambray, los expedicionarios de Bahía de Cochinos, los fundadores del movimiento de derechos humanos y de cultura independiente dentro de la isla… mientras el resto de la población aplaudía, marchaba y delataba alegremente. Así que a callar a sus gallinas.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

6 comentarios

  1. Patriarca
    Patriarca junio 18, 12:45

    Una entrevista muy fresca, o sea alegre para el tema terminal de un enfermo que se cree no lo está, que ve tambalear su esclavismo en el tiempo, que le quieren dejar su ‘herencia’ a su prole, ya que tanto trabajo les ha costado mantenerse frente al imperialismo por mas de 56 años. Ahora, reclaman el Derecho de sus hijos a vivir con el Derecho a los derechos y en Libertad, que los respeten, que NO le ofendan su conciencia histórica,…
    Muy buena, por ambos, la pude leer completa, ya que en estos días no hay mucho que valga la pena!!!

    Reply to this comment
  2. Alex
    Alex junio 18, 13:35

    Como lector asiduo de esta página. Estoy de acuerdo con usted Patriarca y le agradezco.

    Reply to this comment
  3. nestor
    nestor junio 19, 00:08

    Es increible q en un solo cerebro haya tanta claridad, tanta objetividad, AA le has leido el pensamiento a muchos q no podemos expresarnos pues no somos periodistas, ni conocidos, gracias por ser tan claro y pensar como la mayoria de los exiliados, sin el Exilio Historico ya Cuba hubiera sido hundida en el mar como el Regimen queria………A Dios Gracias ya Obama es pasado, llega un Nuevo rumbo para USA

    Reply to this comment
  4. AA
    AA junio 19, 09:36

    Gracias, Nestor.

    Reply to this comment
  5. Osmany Rodriguez
    Osmany Rodriguez junio 20, 10:34

    Muy certero abarcadoa tu aprecicion Armando.

    Cuba quedo atrapada en un subrealismo increible, nada va de lo simple a lo complejo, todo se reduce a lo increible.

    Pareciera como si nuestra Isla hubiese sido convertida en un santuario para los excesos.

    Un cambio serio y progresivo podria darse elli si los cubanos resolvieran dejar de ser criminales y gendarmes de si mismos.

    Pero esta tan arraigada la cultura de la flagelacion, de la componenda, de lo indigno, que el pensar y decir termino derivado al destierro

    La deslealtad, el pillage, la delacion, la componenda y el correveydile entre otros, hicieron de Cuba su santuario y fertilizaron el camino para que los intereses mezquinos de dentro y fuera, florecieran.

    Gracias por tu claridad!

    Reply to this comment
  6. AA
    AA junio 23, 07:54

    Gracias a ti, Osmany Rodriguez

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami