Neo Club Press Miami FL

Armando Verdiglione, una historia de la cultura alternativa

 Lo último
  • Historia del Día de las Madres   Aunque en tiempos de la antigua Grecia ya se celebraba el día de Rea, gran madre de los Dioses, el moderno Día de las Madres recibiría carácter oficial en...
  • Una lección del alma   De particular importancia -aunque no recibiera la repercusión que merecía en los medios de prensa- resultó la última serie de conferencias sobre cultura cubana que tuvo lugar hace pocos...
  • ¿Quién inventó a Fidel Castro?   ¿Quién inventó a Fidel? Dígase quiénes lo promovieron y financiaron. Dicen que la KGB soviética, el sionismo internacional, Herbert Matthews y el New York Times, el super millonario Rockefeller,...
  • Historia de San Valentín o Día de los Enamorados   La influencia anglosajona en Occidente y el mundo en general ha hecho del Día de San Valentín, o Día de los Enamorados –que se celebra todos los 14 de...
  • Enemigo que huye…   Corría el año de 1865 cuando se produjo una pequeña conmoción durante el evento anual de la Academia de Medicina de Nueva York. Ocurrió cuando el diplomático ─en realidad...

Armando Verdiglione, una historia de la cultura alternativa

Angel Cuadra (izq.) junto al autor, Armando de Armas

Armando Verdiglione, una historia de la cultura alternativa
diciembre 29
00:15 2015

 

En la foto junto a mi amigo, el poeta y exprisionero político cubano Angel Cuadra, durante 15 años en las cárceles del dictador Castro Número 1. Mientras esbozábamos la redacción de una carta de apoyo a mi editor en italiano (y de mi amigo Carlos Carralero, quien también fuera acosado por la burocracia estatal)) Armando Verdiglione, director de Spirali, y su esposa Cristina Frua de Angelis, condenados en un juicio impregnado, por decir lo menos, de prejuicios político-ideológicos, él a 9 años de prisión, y ella a 7 a pesar de estar enferma. Las estrechas relaciones de Verdiglione con personajes de la alta cultura como Jorge Luis Borges, Bukowski, Fernando Arrabal, Eugene Ionescu y María Kodama muestran la envergadura de su trabajo desarrollado durante años al frente de la Editorial Spirali y la Universidad del II Renacimiento.

Los orígenes de Frua de Angelis se remontan a la aristocracia de las tribus lombardas y a una dinastía de grandes industriales que han creado empresas de la nada y han hecho una contribución significativa al desarrollo industrial de Italia y de antiguos constructores de buques en la isla de Creta que transportaron mercancías en todo el Mediterráneo y posteriormente a América. Familia además de coleccionistas de arte del siglo XIX, su abuelo Carlo es reconocido internacionalmente como uno de los más grandes coleccionistas de arte del siglo XX en Europa, amigo de Picasso, fundador de revistas de arte y financiador de artistas y galerías, como el Million Ghiringhelli.

El movimiento fundado por Verdiglione y Frua de Angelis en 1978 y vertebrado a través de la Editorial Spirali y la Universidad del II Renacimiento, hizo aportes a la lingüística, el psicoanálisis, la filosofía, la historia del arte, cifrematica, brainworking, publicación, traducción de ensayos y libros y edición de revistas. Organizó debates intelectuales y presentaciones en todas las ciudades de Italia, a través de las muchas asociaciones que iban creando por iniciativa de los jóvenes que, en esas ciudades, trabajaban y estudiaban. Un movimiento imparable que viajó por todo el mundo para recoger testimonios y entrevistas, artículos y contribuciones de los grandes escritores, cineastas, gente de teatro, psicoanalistas, arquitectos, desde Burroughs Ferlinghetti, de Moravia a Calvino, desde Prezzolini a Jean d’Ormesson a Jurij Naghibin, de Carmelo Bene a Fellini, de Michelangelo Antonioni, Lina Werthmüller a Alain Robbe-Grillet a Krzysztof Zanussi, de John Cage para Lukas Foss, Thomas Szasz a Octave Mannoni, a Elie Wiesel a Marek Halter Amos Oz, Kenzo Endo Shusako Tange, pero también entrevistas a empresarios y científicos, físicos e informáticos, expertos de marketing y publicidad, estilistas y diseñadores, compositores y artistas. Fue la creación de un extraordinario debate internacional evitando cualquier esquema ideológico.

Conferencias y festivales en la aristocrática Villa San Carlo Borromeo de Milán, en todo el mundo, desde Tokio a Nueva York, desde Caracas a Jerusalén, de Moscú a San Petersburgo, Londres, París, Lisboa, Frankfurt, Ljubljana; un movimiento por el que han pasado los mejores exponentes de la civilización, y en el que cada cual fue capaz de hablar libremente, de una manera abierta, y llevar su experiencia y su novedad.

Un proyecto que publicó más de 1 000 libros, 8 revistas, 20.000 autores, que pagó 40.000 derechos de autor, y cientos y cientos de congresos, exposiciones, presentaciones de libros, participación en ferias internacionales, digitalización de los textos, almacenamiento de documentos, producción de fotos, miles de horas de grabaciones de vídeo, audios y películas.

En San Carlos Borromeo, bajo la hospitalidad de Verdiglione y Frua de Angelis, pasó tres meses el grande Jorge Luis Borges (allí, en el Bar Borges, mientras la nieve resbalaba tras los cristales una memorable noche, Fernando Arrabal, coñac abundante mediante, nos contaba al poeta Carlos Carralero y a mí su participación, a pesar de su castidad, en una orgía literalmente surrealista donde participaban el sublime loco de Dalí y la diosa loca Gala) antes de su viaje a la eternidad emprendido en la fría Ginebra el 14 de junio de 1986.

¿Pero, entonces, cuál es el delito de estos mecenas renacentistas? Presuntamente, evasión fiscal. Pero, en verdad, persecución política por sostener un proyecto cultural alternativo a la dictadura de la cultura de izquierdas, incultura de izquierdas más bien, que prima en el Occidente postmoderno sostenido ideológicamente en un maridaje entre marxismo y gramscismo.

Salvando las distancias, el mismo delito cometido por Joe el Plomero, aquel osado que alcanzó celebridad durante la primera campaña presidencial de Barack Hussein Obama al cuestionarlo por la subida de impuestos que su plan de Gobierno zurdo anunciaba, y a quien, en un mes, le llovieron en represalia 82 demandas del fisco, hasta que lo reventaron. Ya la izquierda no erige su dictadura sobre las bayonetas y las alambradas, que de mal gusto por ahora le parece, sino sobre los sistemas tributarios, fiscales, educacionales, académicos, editoriales, mediáticos, electorales y judiciales.

Sobre el autor

Armando de Armas

Armando de Armas

Armando de Armas (Santa Clara, 1958). Escritor y periodista. Ha publicado, entre otros libros, las colecciones de relatos “Mala jugada” (Miami, 1996) y “Carga de la caballería” (Miami, 2006), la novela “La Tabla” y el libro de ensayos “Mitos del antiexilio”, traducido al italiano por el sello Spirali. Su último título publicado, “Caballeros en el tiempo”, fue editado por Atmósfera Literaria en Madrid. Es vicepresidente del PEN-CLUB de Escritores Cubanos en el Exilio (Capítulo del PEN Internacional de Londres). Reside en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Antoni Ramos Z
    Antoni Ramos Z diciembre 30, 20:28

    Lo sucedido a Verdiglione y esposa nos quitó a unos amigos, algo que lamentar, sin dudas eran “herejes modernos”, alternativos, porque si fuera por evasión fiscal habría que encarcelar a los jueces de la nueva camorra postmoderna, que son muchos y reconocibles. Muy buen artículo. Ese proyecto va a seguir, hagamos el nuestro!

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami