Neo Club Press Miami FL

Así se presentó Maurice Sparks

Así se presentó Maurice Sparks

octubre 29
23:54 2011

1-abc_abs_vinoEl estudio de Delio Regueral se ha convertido en una de las dos principales plazas miamenses para noches bohemias y presentaciones de libros tan estelares como el de la noche de anoche (la otra es la tertulia La Otra Esquina de las Palabras). Entre vinos, deliciosas tapas y amigos, los focos de Delio Photo Studio dieron paso este viernes a otra de las propuestas de lujo con que la Editorial Silueta suele seducirnos.

Los relatos de Maurice Sparks es de esos libros que se dejan leer de un tirón. Un derroche de autenticidad es lo que consigue Mauricio-Ernesto. La presentación estuvo a cargo del director de Silueta, el escritor Rodolfo Martínez Sotomayor, que hizo reír a más de uno cuando contó cómo el vino fue su cómplice para descubrir a Maurice: “frente a la botella a punto de concluir, Ernesto G. me miró seriamente y con aire de seguridad me dijo: Rodolfo, yo también escribo cuentos, en realidad yo soy Maurice Sparks”.

El escritor Denis Fortún continuó la  presentación e hizo alusión al “antro virtual” que fuera el blog Cuba Inglesa, al cual guarda un especial afecto y donde Mauricio Sparks empezara “sus travesuras”. “Fue en un cuestionario que le hiciera Armando de Armas, para Martí Noticias, donde Ernesto finalmente confesó (públicamente) su Mea Culpa”, apuntó el editor del blog Fernandina de Jagua.

Entre los presentes estuvieron los escritores Ángel Lago, José Abreu Felippe, Luis de la Paz, Gumersindo Pacheco, Eduardo Mesa, Juan Cueto-Roig, Pedro Merino y Armando Añel; los poetas Efraín Riverón, Carlos Pintado, Joaquín Gálvez, Rolando Jorge y Alejandro Fonseca; el ensayista Ángel Velázquez Callejas y el editor Kiko Arocha, director de Alexandria Library. Participó en la grabación del lanzamiento Kristen Rubio, de Food Network Channel.

Un Ernesto G. visiblemente emocionado aseguró: “Esto es más que la presentación de un libro, es la celebración de un libro”. Y a continuación agradeció a cada una de las personas que hicieron posible su cuaderno, a su esposa Neysa, a sus hijas Emily y Elizabeth, a la impecable edición que Editorial Silueta, con la perseverancia de Eva María Vergara y el escritor Rodolfo Martínez Sotomayor, hiciera posible. También agradeció a la diseñadora de la portada del libro, la pintora Daphne Rosas, y a una serie de amigos.

Ernesto G. dio paso a la lectura de algunas piezas y habló de la segmentación de su libro, comenzando por la primera parte, “Cualquiera es un Maurice”. Leyó “Los bolígrafos rojos”, los cuales “quieren estar más alto y en un lugar visible” (con ellos no hay nada que hacer, esos necios que no le hacen ninguna gracia a Mauricio-Ernesto). También de la sección “La primera vez fue en el carro”, leyó el cuento “La caza”: “Lo mejor no era que pareciera desnuda. Lo mejor no era que fuera tan sensual. Lo mejor no era que fuera joven. Lo mejor era que me miraba…”. Aquí aparece el verdadero Mauricio del cuento, con una de sus tantas ganas de templar despertando de su morbo, frente a una cruda pregunta: “Señor, ¿le gustaría donar sangre hoy?”.

El autor concluyó su lectura con un cuento de la última parte: “Los efectos secundarios”. En “Un asunto de gravedad” se refleja la incertidumbre de la vida, lo inesperado que, en cierta medida, nos advierte: “no nos compliquemos”,  “la luz de adelante es la que alumbra”.

Una noche en la que Maurice Sparks fluyó en Ernesto G: En la que Ernesto G. no dejó de ser Maurice Sparks.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: