Neo Club Press Miami FL

Assange y la gran estafa de Wikileaks

Assange y la gran estafa de Wikileaks

abril 26
00:27 2011

 

1-Julian-assange-Uno comienza a hartarse de este Wikileaks que como el revólver del asesino siempre apunta a la espalda de su víctima, y repiten y repiten la escena. Una trama árida y cansona, siempre presta a volver sobre los mismos tics de la extrema izquierda militante: Estados Unidos es la bestia negra de casi todo el mundo.

Con tantas terribles cosas pasando en las cuatro esquinas de este globo –y a escondidas, como les gusta a los Wiki–, con tanto régimen delincuente y tanto liberticida, uno se pregunta por qué siempre las cámaras apuntan al mismo objetivo en Washington. Ahora resulta que de nuevo tenemos que tragarnos dosis urgentes de Guantánamo y sus pobrecillos reos musulmanes. Vi las caras de esos criminales en El País, las caras de las supuestas víctimas del “imperialismo yanqui”, y por poco me desmayo. No se lo recomiendo a nadie. Parafraseando la conocida Carta de Derechos, ¡cuánto horror acumulado en esas expresiones crueles, inhumanas y degradantes que nos quieren hacer pasar por víctimas los socios de Wikileaks!

Otra revelación más del inefable Assange, cuyo rostro vacuno no es precisamente cruel, hay que reconocerlo. Resulta que “Estados Unidos financiaba a la oposición siria”. Para mearse de la risa si no fuera ya tan redundante el guión. Averiguas de qué “oposición siria” están hablando y resulta que se trata del canal satelital Barada TV, basado en Londres y “cercano al grupo opositor sirio Movimiento por la Justicia y el Desarrollo”. Es decir, el revuelo tiene lugar porque se apoya el libre flujo de información de cara a uno de los regímenes más represivos que existen en el planeta, ese que ahora mismo dispara contra civiles desarmados en las calles, secuestra, tortura e irrumpe en las casas de sus opositores en la alta madrugada.

Exactamente el mismo discurso castrista e hipócrita que los exiliados cubanos conocemos tan bien, este de los Wiki. Yo ya no trago.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más