Neo Club Press Miami FL

Atole con el dedo

Atole con el dedo

Atole con el dedo
Marzo 16
18:14 2015

Dar atole con el dedo es una expresión mexicanísima donde las haya. “No me des atole con el dedo” es equiparable a la cubana “no te me andes haciendo el bobo” o, inclusive, a la cubanísima “no te creas que yo soy un comemierda”.

Leía entonces el artículo, bueno por cierto, titulado Prensa cubana: jugando con la cadena pero no con el mono, publicado en La Chiringa de Cuba, y que es de lo más audaz que se puede escribir en Cuba, o mejor dicho, en Internet mientras se vive en Cuba, y pensaba, caramba, ¿cómo es posible preguntarse, en un mismo texto, qué sucede con la prensa cubana, a quién se subordina la prensa, quiénes trazan las políticas informativas en Cuba, y a la vez decir que el desastre del periodismo cubano sucede “a pesar de los apelos de la sociedad y de las críticas del primer secretario del Partido y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros (…)” ?

Me recordó a aquellos que decían –decíamos– cuando nos abrumaba la enormidad del absurdo cubano, que “Fidel no puede saber que esto está pasando…”. Es decir, la culpa estaba, según ellos –nosotros–, repartida entre un enigmático grupo de funcionarios venales que mantenían al benévolo e infalible líder en la total ignorancia de cuán jodida estaba la nación y los cubanos –cuestión que, por cierto, finalmente descubrió no hace mucho el ex diputado a la Asamblea Nacional Silvio Rodríguez.

El caso es entonces que, eufemismos y sarcasmos aparte, y dejando, por favor, de darle vueltas al asunto, se sabe que, en primer lugar, en Cuba no se mueve nada que los dueños del país no permitan moverse y que, en segundo lugar, en Cuba no hay periodistas suicidas, ni periodismo.

Por tanto, ya de acuerdo en que nada ha cambiado, y que el terreno más seguro sigue siendo reportar sobre cosechas y tubérculos, sería buena idea entonces no andar con el dedo untado con atole para darle a otros o, lo que es peor, a sí mismo.

Sobre el autor

Alex Heny

Alex Heny

Habanero, hijo, padre, cubano, emigrante, escribidor. En ese orden, más o menos. Heny tiene esposa, tres hijos, un doctorado en Ingeniería y Ciencia de Materiales, y una gran disposición a opinar sin que se le pregunte. Actualmente vive con su familia en Long Island, Nueva York, ciudad donde edita el blog http://havaneroenny.blogspot.com/

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami