Neo Club Press Miami FL

Aún la estoy esperando

 Lo último
  • Lilliam Moro, de la mano de un ángel Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,...
  • El guardián en la batalla Una tarde, hace ya muchos años, estaba en casa de uno de mis hermanos y me puse a curiosear los libros que se amontonaban sobre una mesa. Uno de ellos...
  • El poeta está de guardia La irreverencia de la perspectiva y el lenguaje, narrativa lúdica donde la forma cabalga el contenido y ambos desembocan vertiginosamente en la anécdota, caracteriza a El guardián en la batalla,...
  • El viaje de Silvia (XV y final) La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,...
  • El viaje de Silvia (XIV) Jose se enamoró de Silvia, como suele ocurrir en los casos en que una mujer le planta cara a un hombre. Plantarle cara, quiero decir en términos duros. No fue...

Aún la estoy esperando

foto de Nilo Julián González

Aún la estoy esperando
diciembre 01
13:46 2015

 

Qué curiosa es la mente humana.

Yo me llamo Nilo Julián González Preval.

Mi padre militó toda su vida en el Partido Comunista de Cuba y se preocupó a capa y espada por que yo escuchara jazz, música sinfónica y cante jondo. Mi padre dijo: “Este libro se llama Los desnudos y los muertos”, de forma tal y con tanta fuerza que terminé leyendo a Truman Capote y a Yukio Mishima.

Mi padre me dijo: “Este es Wilfredo Lam, este es Kandinsky y debes estudiar la obra de Akira Kurosawa”.

Mi madre, que habla criollo y otros dialectos del Caribe, me obligaba a saberme de memoria algunas cosas tan complejas como salar carne de caballo, o el cine francés de la Nueva Ola, y a recordar cada imagen de la película Cleo de 5 a 7, mientras yo rallaba bolas de cocoa para hacer barras de chocolate y venderlas de manera ilegal en la puerta de su trabajo, en la calle Habana, esquina a O´Relly.

Mi madre, a la que nunca le escribo y no quiero volver a ver en mi vida, me dijo un día:

“Esto es el Conjunto Folclórico Nacional y esto se llama tumba francesa. Siéntate aquí que vengo ahora”.

Aún la estoy esperando.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Nilo Julián González

Nilo Julián González

Nilo Julián González nació en 1967 en La Habana. Escritor, dibujante, pintor, curador, grafitero, performer, trabaja la fotografía y es realizador audiovisual. De formación autodidacta, es uno de los fundadores del proyecto Omni Zona Franca, con origen en la zona periférica de Alamar, al este de la capital cubana. Integrante fundador de ACETATO Producciones, reside en la Isla. Su poemario “Toca al corazón que late” fue publicado por Neo Club Ediciones en 2014.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba