Neo Club Press Miami FL

Avestruces en Cuba: La disciplina y la leche de chiva

Avestruces en Cuba: La disciplina y la leche de chiva

Avestruces en Cuba: La disciplina y la leche de chiva
Julio 07
14:43 2014

Ahora le tocó a los avestruces en la prensa oficialista. A todo el mundo le llega su hora, aunque esta “actividad ganadera” sólo se espera alcance “el pleno desarrollo en Cuba a partir de 2018”. Supuestamente los avestruces generan casi tanta carne como las vacas, y de mejor calidad, pues se trata de carne avícola, carne blanca (eso de que es roja no me lo creo), casi pollo compañero, prácticamente pavo de Acción de Gracias (gracias por la carne, por el fuego, por la electricidad venezolana y, en fin, por la acción petroasistencial).

Recuérdese que la carne roja (la de avestruz, insistimos, es blanca, sólo que con pespuntes rojos) es dañina para la salud. Si hasta la Universidad de Harvard ha dicho que incrementa el riesgo de mortalidad en un 13%. Y si como estableciera el muertovivo de Fidel Castro “la ciencia busca constantemente explicaciones de las leyes que rigen el universo”, también la “revolución” busca constantemente explicaciones de las leyes que rigen la calidad de vida de los cubanos.

Por otra parte, si cruzamos un suculento filete de avestruz con una buena ensalada de moringa, con un muslito de cuy a la entrada y una espina de claria a la salida, a manera de estilete (¿las clarias tienen espinas?), no hay duda que ensartamos un banquete para la historia del sibaritismo.

Pero además, si la moringa no es “fuente inagotable de carne, huevos y leche”, como asegurara el castrante en una de sus reflexiones (cualquiera tiene un mal día, máxime si no cuenta con un editor suficientemente atento), el avestruz sí que sí. Fuente inagotable de carne y de huevos (23 huevos de gallina = un huevo de avestruz), que no exactamente de leche, es cierto, ¿pero no es Cuba una isla llena de chivas? Y cosa más sublime que la leche de chiva dudo mucho que se pueda beber en ese país.

En cualquier caso, lo importante es la disciplina. Una buena dieta y rigor a la hora de ir al baño, esto es, un plan de acción convenientemente estructurado en función de distribuir adecuadamente las necesidades fisiológicas nacionales. En Venezuela lo saben bien y, como escribe el compañero José A. Buergo Rodríguez en Rebelión, “la condición más importante entre muchas para lograr alcanzar nuestro desarrollo y sostenibilidad económica alimentaria en las condiciones actuales de nuestro país (se refiere a la isla de las chivas, por supuesto) y el escenario internacional, diría que es la disciplina”. ¡La disciplina! Y enseguida se pregunta: “¿Somos los cubanos disciplinados en materia agropecuaria?”.

¿Los avestruces lo son?

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Tony Cuartas
    Tony Cuartas Julio 09, 03:23

    Saludos Mandy.
    Vaya a saber lo que se le ocurre a esos personajes de obsequiar al pobre pueblo cubano esos artefactos culinarios, para tratar de darle de comer a ese pueblo. Lo que deben es ir para Venezuela, para ver si alli pueden aplicar todas esas bobadas.
    Sigue asi amigo.
    Chao.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

La influencia de Macron en América Latina. El análisis de Carlos Alberto Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami