Neo Club Press Miami FL

Benemelis, el hombre y su obra

Benemelis, el hombre y su obra

Benemelis, el hombre y su obra
marzo 31
19:30 2015

Recuerdo de niña haber oído las historias de Juan Felipe Benemelis contadas por mi abuela y por mi madre, un personaje en la familia lleno de misterios, de aventuras, en el fondo muy desconocido por todos nosotros.

Sabía que Juan Felipe escribía poemas, que también pintaba en su juventud, que era un gran jugador de ajedrez, que era o es malo jugando pelota… que se fajaba mucho en la calle desde muy niño, sobre todo defendiendo a sus hermanos.

Aún recuerdo como si fuera hoy la impresión que me causaba un hermoso y enigmático cuadro que nos dejó, “Otelo y Desdémona”, el odio y desesperación en la mirada de Otelo me asustaba y fascinaba al mismo tiempo.

Ya de joven, leí uno de sus primeros libros, muy desconocido, una novela titulada Chaka, el zulú… Allí descubrí una pluma de gran imaginación literaria, género el cual, le insisto, debiera retomar nuevamente.

Desde hace un tiempo entré en relación con la obra de Juan Felipe. Me dispuse a ayudarle para que pudiera salir a la luz su enorme cantidad de libros escritos. Soy, actualmente, su diseñadora y editora final. Y en estos libros he ido descubriendo su modo de ver la vida, sus sentimientos, su extrema capacidad intelectual, de la cual debiéramos nutrirnos.

Entre otras cosas, le pedí algunas de las críticas a sus libros, de los cuales extraigo algunos criterios sobre Juan Felipe.

De acuerdo con el periodista e historiador Virgilio Calvo, en Al caos con la lógica Benemelis expuso, con su contundente estilo y valentía intelectual, una polémica interpretación del pensamiento filosófico-científico y sus premisas fundacionales.

Baste decir que después de su lectura seremos más capaces de acercarnos a la comprensión de las posibilidades futuras del hombre y podremos evaluar mucho mejor nuestras propias decisiones como individuos comprometidos con la supervivencia de nuestra especie.

Tenemos una obra monumental de Juan Felipe sobre las transiciones a la democracia del mundo comunista: Transición: Teorías y modelos, un verdadero tratado sobre el tema. Como señalan los editores holandeses del libro, el mismo está destinado a “servir como una guía para la oposición pacífica en Cuba”.

Para la periodista independiente Tania Díaz Castro, Las guerras secretas de Fidel Castro resulta un libro imprescindible, porque ningún otro recoge una investigación más vasta acerca de los actos violentos que el castrismo ha perpetrado en el exterior.

Para el escritor Jesús Rosado, Benemelis es el historiador acucioso, metódico, prudente, desapolillador, analista empedernido, pero también osado, polémico, especulativo, diletante, provocador.

Al reseñar el texto El miedo al negro, Armando Añel califica la obra como un libro ineludible y a Juan F. Benemelis como uno de los pensadores más versátiles, y finos, que ha dado la cultura cubana en el último medio siglo.

Añel también realizó una crítica del libro De lo finito a lo infinito, y en ella expresa lo siguiente: “Parafraseando a Michael Ende, Benemelis nos regala una proliferación de historias interminables, cocidas en el fuego de la imaginación, el dato científico y la curiosidad antropológica. Todo ello mientras nos deja claro que, para decirlo en buen cubano, hay que ponerse las pilas”.

Y vuelve a evaluar al escritor: “Es raro constatar, en el ámbito cubano, la existencia de escritores como Benemelis, capaces de fundir en un solo molde, concretamente en volúmenes como éste, al científico, al filósofo, al periodista”.

El científico cubano Moisés Asís nos ofrece su impresión después de leer varios libros. Dice: “Juan F. Benemelis nos tiene acostumbrados a libros trascendentes que educan tanto al experto como al neófito, gracias a la valiosa información que aporta, sobre temas históricos, políticos y filosóficos”.

Juan Felipe es también uno de los críticos más centrales en nuestro medio sobre el comunismo. Permítanme citar algunas de sus ideas: “Con frecuencia se toman como ejemplo los ideales de los profetas bíblicos, de las grandes religiones e incluso de obras literarias como la Utopía de Tomas Moro o La Ciudad del Sol de Tomaso Campanela, tan estudiadas por los científicos sociales y politólogos. Pero algunos de estos sueños culminaron en pesadillas por la perseverancia intransigente y autoritaria de sus emprendedores, como ocurrió con Lutero y Calvino durante la implantación de la Reforma, Marat y Robespierre durante la Revolución Francesa, o la Comuna de París, por poner unos pocos ejemplos.

La autora lee este texto durante la presentación de Juan F. Benemelis, este mes de marzo, en La Otra Esquina de las Palabras

La autora lee este texto durante la presentación de Juan F. Benemelis, este mes de marzo, en La Otra Esquina de las Palabras

“Pero ningún movimiento mesiánico o utópico ha traído tanta destrucción, retraso económico y sangre derramada como el comunismo, desde Lenin y Stalin hasta Mao y Pol Pot, sin desestimar por ello a Kim Il-Sun, Mengistu, Hoxa, Castro y otros paladines similares”.

En Islam, civilización y política, como ya es habitual Juan Felipe nos conduce en un trayecto sin paradas intermedias hacia el centro mismo de las circunstancias que condicionan la historia contemporánea del mundo árabe.

Allí configura no sólo un mapa del islamismo o un recuento más o menos puntilloso de sus hitos sociopolíticos, sino las bases para un estudio ambicioso del terrorismo y de la naturaleza de una cultura sustentada en la represión y en una religión de la guerra: “La guerra como medio de propagación de la fe”.

La obra de Juan Felipe es una meditación sobre hasta dónde nos ha llevado la manera errónea en que hemos construido la civilización, el edificio de la cultura tradicional.

Siempre apunta que la tragedia contemporánea es el encierro humano en supuestas verdades supremas y predeterminadas. Y se muestra preocupado por la posibilidad de que en un futuro nos convirtamos en apéndice peculiar de una técnica cada vez más perfecta, ante lo cual pide que a través de la filosofía científica tenga lugar nuestra afirmación como personalidad.

En sus libros nos plantea cuidarnos de muchos paradigmas aún tenidos como determinantes, especialmente por los estudiosos sociales y humanistas, y que hace mucho se tienen como desusados y científicamente inoperantes.

Pero si Juan Felipe quiere perdurar en sus libros, yo quiero que perdure también en la liberación formal que significa la fidelidad a sí mismo.

Y por qué digo esto. Porque si en la memoria de la familia Benemelis, Juan Felipe es como un juego misterioso de luces y de sombras, de dulzor y de amargura, de encuentros y partidas, ahora sé que todo lo que ha hecho es como si amara sufriendo, o como si sufriera amando.

Personalmente descubrí en Juan Felipe un olvido no olvidado, pues he podido desentrañar sus mensajes, redescubrir la luz de su mañana.

En una de sus presentaciones recientes apuntó que desafortunadamente hemos dividido la vida en materia y espíritu –ese es el mayor escape que hemos creado. Ahí es en donde nos hemos equivocado.

Hoy tenemos el gusto de su presencia, de no quedarnos sólo con sus libros, también nos quedamos con sus signos, sus significantes y significados, sus mensajes implícitos. Nos quedamos, en fin, enriquecidos.

Termino con un breve párrafo que he leído en uno de sus libros, y que me impresionó profundamente:

“Privados de nuestras mediaciones, desterrados de la belleza natural, nos hallamos de nuevo en el mundo del Antiguo Testamento, arrinconados ante unos faraones crueles y un cielo implacable. Ante este mal, ante la muerte, el hombre pide justicia desde lo más profundo de sí mismo”.

Y para todos nosotros que lo conocemos íntimamente, en eso estriba todo el esfuerzo intelectual de Juan Felipe Benemelis. Justicia desde lo más profundo de su persona.

Sobre el autor

Lucía Beltrán

Lucía Beltrán

Escritora cubana y editora. Amante de las artes, especialmente la pintura. Estudió en Everest College, Arlington. Es Técnica en Farmacia del Trinity North Pharmacy. En la actualidad vive en Dallas, Texas. Tiene en preparación un libro de recetas de cocina de platos típicos internacionales.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más