Neo Club Press Miami FL

Buena Fe y la habanización de Miami

Buena Fe y la habanización de Miami

Buena Fe y la habanización de Miami
septiembre 18
01:19 2014

Desde hace varios días la presencia en Miami del grupo castrista Buena Fe tiene desatadas las pasiones, los enfados y la justa incomodidad de quienes sabemos que todo forma parte de un plan de agresión ideológica diseñado punto a punto en las oficinas del gobierno cubano, dentro del plan de habanización de la capital del exilio.

La historia no es nueva y tiene cola, y no escribiré mucho sobre las cosas de Buena Fe por la simple razón de que ellos me inspiran asco. Un tipo de repulsión nacida de la certeza de saber que este dúo está al tanto pieza a pieza del papel que juegan en la ciudad de Miami, pues no han venido a cantar: están de Misión. Así que no les otorgo el beneficio de la duda, mucho menos el margen de inocencia. Saben lo que hacen, saben dónde están y van a cumplir un guión prescrito sin saltarse una línea, que para eso están muy bien entrenados.

Ahora bien, ellos, Buena Fe, son lo que son, se les ve las costuras por todos lados y esa es una realidad de la que es imposible escapar. Son punta de lanza y vienen afilados. Pero como tales no me preocupan tanto como la sustancia bajo la púa que hiere, la colaboración descarada de la izquierda norteamericana, tan solidaria ella… Y las empresas cubanoamericanas involucradas en toda esta farsa llamada “intercambio” y que, como dice el cantautor Adrián Morales, constituye la “Ley del embudo”, la parte ancha para los Castro y la estrecha para los de esta orilla.

Buena Fe no me asusta, me asusta el relevo generacional del sur de la Florida, la llegada de emigrantes que gracias a la Ley de Ajuste obtienen documentación del Tío Sam mientras miran hacia el sur buscando las costas de Cuba. Sin apenas pararse a pensar que se les brinda una oportunidad única e irrepetible de comenzar una nueva vida desde cero a cambio de un poco de decencia, civismo e integración como nuevos residentes y ciudadanos de este extraordinario país. Sin embargo, en un acto de mal agradecimiento convierten sus acciones en muestras de traición a las ideas implícitas en el otorgamiento de la residencia de bienvenida a la democracia, al estatus de persona jurídica libre con derechos y deberes comunes y al respeto por tanta gente que murió buscando el mismo sueño que hoy disfrutan.

Gracias a la actual administración norteamericana, podemos ver los efectos del paciente trabajo del gobierno cubano, al que nadie debe quitar méritos en el arte de lo maquiavélico. Destruir el entramado social con el propósito de ajustar las tuercas del control ciudadano es uno de los mayores logros del castrismo y está en el manual básico de la escuela de dictadores. Controlar la educación y las emociones logra trasformar una nación entera, ya que los humanos somos rehenes naturales de nuestros esquemas educacionales y emotivos. Una vez que el desastre llegó al punto óptimo de madurez solo había que esperar trasladarlo a Miami, y esa legión de cubanos educados en otros valores se encargaría de crear un masa capaz de cambiar el color del voto presidencial, pasando de Republicanos a Demócratas, cambiando costumbres, hábitos de consumo, dinámica económica y relaciones interpersonales, todos favorables a los Castro.

La Habana es un parásito y se comporta como tal, el último ejemplo es Venezuela y su modelo cubano. Miren cómo está con sus colas y su represión. Así que poder trasladar una versión de dicho modelo a Estados Unidos es la fórmula que garantiza unas remesas descomunales a la tiranía, salidas tanto del contribuyente como del trabajo diario de cientos de miles de emigrantes. Cada vez que un artista residente en Cuba regresa a la Isla, los cerebros de Villa Marista hacen balance, sacan resultados y preparan otras agresiones, ya que las evaluaciones del comportamiento de la gente, sobre todo de la gente joven de Miami, indican que el plan de habanización va viento en popa incluso sin el complicado entramado de una masiva red de espías clásicos. Ya no hacen falta, ¿para qué? Si tienen la colaboración pasiva y aborregada de una legión de ¿nostálgicos? Nostálgicos ¿de qué? Colaboradores ¿conscientes?

Miren, aquí nadie es tonto ni se chupa el dedo, hay acceso libre a la información, los teléfonos tienen internet 24 horas y hay uno en cada bolsillo. Tras el apoyo a Buena Fe en Miami está la constatación del triunfo castrista en el sur del Estado más al norte de La Habana. Hay una maquinaria mediática fortísima machacando a creadores locales y abriéndose de piernas y puertas a los del “intercambio”. Yo mismo, vecino de Miami, escribo estas líneas desde el Estado de Georgia, donde actúo y me pagan lo que pienso que valgo. Soy otro más que se busca los frijoles lejos de mi querida ciudad de Miami, porque Miami está asfixiando a sus artistas. Que venga ahora alguien y me diga si es un fenómeno aislado y temporal en vez de un holocausto artístico que deja sin plazas a los de allí por darle espacios a los de allá.

Salí en1994 y nunca volví a Cuba. Mi hogar está en Europa, mi residencia en Miami y mi trabajo en casa del carajo, en otro estado. Y no es justo, pero es lo que hay porque todo tiene un precio y yo pago mi libertad con distancias y ausencias de una ciudad cada vez más y más manipulada desde los centros de poder del gobierno cubano. Por eso apoyo la idea de la resistencia cívica.

No colabores, por favor, ayudando a los que apoyan activamente la represión, respeta a los muertos del Estrecho, a los presos y fusilados, a las familias rotas, al dolor de una nación quebrada y hundida. Mira que Buena Fe no viene de buena fe. Para ellos solo somos el pezón de una teta a la que ordeñar para seguir haciendo daño, después del último eructo de cinismo e hipocresía.

Sobre el autor

José Antonio Quesada

José Antonio Quesada

José Antonio Quesada nació en Camagüey en agosto de 1960. Comenzó a componer canciones a los doce años. Es también guitarrista y ha estudiado canto y técnica teatral. Canciones suyas como “Hoy mi Habana” y “Mirarse por dentro” se cuentan entre los temas emblemáticos de la trova cubana contemporánea. Dejó Cuba en 1994 rumbo a Europa, donde se radicó. Actualmente reside y trabaja en Miami.

Artículos relacionados

4 comentarios

  1. William Mendez
    William Mendez septiembre 18, 03:08

    No puedo mas que quedarme boquiabierto frente a semejante torrente de argumentos acertados y magistralmente plasmados.
    Agudo y sagaz, análisis social que coquetea con la poesía no en metáforas, cuyo momento no es, sino en el envidiable poder de síntesis que ostenta, este es – sin duda – el mejor articulo que he leído sobre la desafortunada suerte que esta corriendo la Capital del exilio cubano.
    Se nos escurre entre los dedos Miami que nos acogió cuando huimos despavoridos de la grosera e inhumana invasión de sinrazón que se apodero de toda Cuba hace 50 años.
    Y sinceramente , no tengo mas nada que decir.

    Porque después de lo que ha escrito Jose Antonio, y parafraseando un famoso comercial :
    Todo esta dicho.

  2. El Mena
    El Mena septiembre 18, 05:00

    Grande maestro, sencillamente exlente, me uno al comentario del Willi ….todo esta dicho.

  3. Guicho
    Guicho septiembre 20, 07:01

    Sufre maestro pero CUBA VA, y la unión de todos los cubanos VA, y que el embargo genocina terminará VA, por tanto los resentidos y rabiosos solo les queda mirar y sufrir. Buena suerte.

  4. El Indio.
    El Indio. octubre 15, 22:01

    Jose Antonio…el cantautor oficial del ICAP hablando mal de Cuba? No eso no puede ser!!! Increible. ¡¡¡Sí tu eras el más grande alabador de la revolución!!! Tus canciones las cantaba Mayoguacan y Moncada…que cosa más grande cabellero. Que clase de cara de tabla es este tipo.

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami