Neo Club Press Miami FL

Cabrera Infante y la santificación de Martí

Cabrera Infante y la santificación de Martí

Cabrera Infante y la santificación de Martí
enero 14
13:41 2015

A Guillermo Cabrera Infante le parecía que Jorge Mañach era uno de los responsables principales de la sacralización martiana en tiempos de la república. Se quejaba del flaco servicio que le había prestado al José Martí hombre y, por ende, a la historia y al decursar de Cuba. Su biografía sobre el poeta reflejaba “el apóstol sin el hombre”. ¡Nada más terrible para la verdad!

“La intención no era convertir a Martí en el apóstol número trece del cristianismo, sino hacerlo una suerte de san Pablo laico”, nos dice Cabrera Infante en una columna publicada en El País de España el 19 de mayo de 1995. “Como otros de su generación, al emascularlo prepararon el camino para su última utilización por Fidel Castro. O de la castración a la castrización”.

La hipérbole criolla trastocaría luto en religión, como he dicho alguna vez. Y el resto es conocido. Llegó el comandante y mandó a parar… con ayuda del Martí impoluto inventado por los intelectuales de la república.

Puntualizando sobre el tema, creo que la imagen y el legado de Martí fueron santificados tras su caída en Dos Ríos (un suicidio a todas luces, según creía el propio Fermín Valdés Domínguez) en aras de crear una referencia de cubanidad. Al parecer, las naciones necesitan de símbolos en torno a los cuales construir sus identidades. De allí los héroes y los mitos. De allí los apóstoles y próceres.

No pienso que Cuba haya sido ajena a todo este ejercicio de nacionalismo tan común y tan humano. Y para ello se escogió a José Martí, amén de sus lógicas imperfecciones (que luego serían pulidas hasta el punto de lo sacro), como el madero sobre el cual tallar al ídolo criollo.

Sobre el autor

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López, escritor y poeta, es Doctor en Medicina por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1994) y Médico Cirujano por la Universidad de Chile (1998). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Además, es Diplomado en Gestión Pública y Medios de Comunicación (Universidad de Chile), Diplomado en Moral y Espiritualidad (Universidad Católica de Chile), Diplomado en Políticas: Desarrollo y Pobreza (Universidad Católica de Chile) y Diplomado en Responsabilidad Social. (Universidad Católica de Chile). Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami