Neo Club Press Miami FL

Carlos Alberto Montaner: De la superstición cultural

Carlos Alberto Montaner: De la superstición cultural

febrero 12
15:30 2012

1-1_a-MontanerTodos los bípedos del planeta pueden estar-orgullosos-de-sus lenguas -o de sus banderitas-, con lo cual se anulan automáticamente los fundamentos de ese orgullo. ¿Por qué debo estar orgulloso de escribir en el idioma de Cervantes? Es muy peligroso asumir la historia de la cultura como un legado sentimental y vinculante, porque en el mismo idioma y por las mismas fechas en que Cervantes escribía su novela, los tribunales inquisitoriales redactaban las más retorcidas sentencias que pueda imaginarse.

No es honesto asumir con orgullo a Velázquez y Goya e ignorar a Torquemada o al sanguinario Conde de España. ¿Por qué debo sentir orgullo por la obra de Menéndez Pidal y vergüenza por los crímenes de Valeriano Weyler, precursor español de los campos de concentración? ¿Por qué debo asumir como mías las escasas virtudes de la sociedad cubana e ignorar como ajenos sus crímenes y violencias?

El orgullo y la vergüenza sólo deben emanar de los propios actos y no de la superstición cultural. Hay aspectos del vivir hispánico –incluyo a Latinoamérica, claro– satisfactorios, y hay otros repugnantes. Esto mismo puede decirse del mundo anglosajón, del eslavo o del semita.

Las filias y las fobias, al juzgar la historia y la cultura de los pueblos, son, cuando más, una canallada, y cuando menos la evidencia de temperamentos dogmatizados y fascistas.

Una versión más amplia de este artículo apareció en “De la literatura considerada como una forma de urticaria” (1980). Cortesía http://www.elblogdemontaner.com/

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami