Neo Club Press Miami FL

En tres párrafos: Carlos Saladrigas, el embargo y el pretexto

En tres párrafos: Carlos Saladrigas, el embargo y el pretexto

En tres párrafos: Carlos Saladrigas, el embargo y el pretexto
mayo 31
13:39 2014

Partiré de una afirmación de solidaridad: estoy de acuerdo con el empresario Carlos Saladrigas y con los argumentos a favor de apoyar a los pequeños negociantes en Cuba, de ayudar con respaldo económico y material a esos cubanos emprendedores. Donde discrepo es en que esto se esté manejando como una idea original e inédita. No es así.

2

Desde hace años este contacto ya existe. Los patrones económicos de los cubanos en la isla reciben su energía vital de los exiliados. Desde Miami salen diariamente vuelos llenos de pasajeros que no solo van a visitar a sus familiares, sino a llevarles literalmente de todo a los nuevos comerciantes en la isla. Esa es en parte la función de las llamadas “mulas”. Por  ejemplo: si un cubano es dueño de un paladar, desde Miami se le envía desde los manteles con los que cubre las mesas hasta la sazón con la que condimenta los alimentos… El que tenga una habitación para alquilar en su casa, recibe desde el exilio las sábanas, toallas y hasta los bombillos para iluminar el cuarto.

3

Algo está claro: los que han abierto negocios en Cuba y pagan costosísimas licencias y altos impuestos, no tienen proveedores de materia prima allí. La única vía es recurrir al exilio, a sus familiares y amigos fuera de la isla. De manera que ya los cubanos, sin necesidad de organizaciones políticas, ni encuestas ni grupos de interés, están haciendo lo que de repente surge como una novedosa idea. No hay nada nuevo. Lo de Saladrigas no tiene como propósito real la búsqueda de una mejora del cubano, sino el sostén del gobierno cubano. Su objetivo está muy claro, motivar el levantamiento del embargo estadounidense al régimen que ha destruido la nación cubana. Lo otro es el pretexto… pero le ha salido muy burdo.

Sobre el autor

Luis de la Paz

Luis de la Paz

Luis de la Paz (La Habana, 1956). Escritor y periodista cubano, ha publicado los libros "Un verano incesante", "El otro lado", "Tiempo vencido" y "Reinaldo Arenas, aunque anochezca", entre otros. Entre 2001 y 2008 editó la revista virtual de literatura cubana El Ateje. Es Premio Museo Cubano de Ensayo por "Dulce María Loynaz, tránsito de una gran dama cubana", y Premio Lydia Cabrera de Periodismo en 2011.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami