Neo Club Press Miami FL

Carta abierta al reverendo Raúl Suárez

Carta abierta al reverendo Raúl Suárez

Carta abierta al reverendo Raúl Suárez
abril 26
15:30 2015

No hagas mal uso del nombre del Señor tu dios,
pues él no dejará sin castigo al que use mal su nombre.
Ex 20.7

Reverendo Raúl Suárez:

He leído en la más reciente edición del semanario oficialista cubano La Jiribilla, una entrevista que usted le concediera a esta publicación, dedicada a la cultura, pero que al parecer decidió hacer una excepción en esta oportunidad, con el propósito de que usted, como miembro de la delegación castrista, le contara sus experiencias en la recientemente finalizada Cumbre de las Américas.

“Pude participar en los foros de la Cumbre sin contradicción alguna con esta identidad y vocación, porque allí me sentía con suficientes razones para argumentar por qué yo formaba parte de la sociedad civil cubana auténtica, no la que fue pagada, financiada desde el exterior”, dice en una de sus respuestas.

La pregunta es: ¿Las organizaciones “civiles” de la dictadura que allí asistieron no están todas en la nómina del régimen? Usted sabe que sí, y miente.

Quizás podamos exceptuar su caso: creamos que le pagó su viaje y su estancia (¿y sus discursos?) el Centro Memorial Dr. Martín Luther King Jr., que usted dirige. Pero no podemos asegurarlo, como no podría usted asegurar que la “otra” sociedad civil que asistiera a la Cumbre, es decir, los “gusanos”, “fue pagada, financiada desde el exterior”.

Por su condición de director del Centro antes citado, que según lo dicho por usted en la entrevista “trabaja [en Cuba] de manera autónoma y con total independencia”, se siente usted “un auténtico participante de la sociedad civil cubana, y por eso apoyé la decisión de nuestra delegación [la de la dictadura castrista] de que no podíamos sentarnos con los disidentes que estaban allí, que todo el mundo sabe quién los fabricó, quién los financió y quién los sigue pagando”.

Podría haber agregado quién, ya que usted lo sabe, pues por ejemplo, si bien afirma que “todo el mundo sabe”, yo, por ejemplo, no lo sé.

Refieren en la entrevista que, para usted, “el tema de la paz es uno de los predilectos de la Biblia, y está muy vinculado a los conceptos de igualdad, justicia, misericordia y solidaridad”.

Me suena raro.

¿Paz en un país donde no todos sus hijos (los hijos de Dios) son iguales, sino que esta posibilidad depende de que estén a favor o no de la “ideología” imperante? ¿Paz en un país cuyo régimen, por lo tanto, excluye, golpea, encarcela, le declara la guerra en fin a todo aquel que se le rebele aun de forma pacífica?

¿Igualdad en una nación donde no todos tienen las mismas oportunidades, bien sea por su pensamiento contrario al del régimen, bien porque pertenecen a ciertas religiones ortodoxas, o simplemente por discrepar de las órdenes emitidas por la dictadura?

¿Justicia en un país donde todos los poderes están bajo el mando del Estado?, ¿donde se efectúan juicios sumarísimos cuando es menester?, ¿donde, como una espada de Damocles, pende la pena de muerte?, ¿donde han sido y son encarcelados a veces sin juicio previo los disidentes, encerrados en mazmorras infrahumanas?, ¿donde mujeres que se atreven a protestar de modo pacífico son arrastradas por las calles por los elementos del poder? ¿donde escritores, artistas, pensadores en general, resultan censurados, eliminados en fin si no se avienen con la “cultura oficial”? Digamos… ¿cómo será posible que hoy más de dos millones de cubanos, que sobreviven en más de 60 países, lo hayan decidido con el solo propósito de huir del sentimiento de justicia plena reinante en su tierra?

¿Misericordia? ¿En realidad piensa usted que la hubo, por ejemplo, en el caso del preso político Orlando Zapata Tamayo, muerto debido a una huelga de hambre?, ¿la hay para miles de cubanos exilados a los que el gobierno les tiene prohibido siquiera visitar la tierra donde nacieron —la tierra donde nacieron—, en ocasiones para visitar a un familiar moribundo?, ¿la ha habido para los cubanos exilados, los “gusanos”, que han sido heridos, muertos o víctimas de injusticias en otros países, sin derecho a que el consulado de su país intervenga por ellos, puesto que son “enemigos” del régimen?

¿Solidaridad? Si la desea de verdad, solicite entonces al gobierno que elimine lo dicho en los párrafos anteriores, que los cubanos todos, como hijos de Dios que son, reciban de parte del gobierno trato y apoyo semejante; que la solidaridad sea no solo con quienes están a la “izquierda”, bien sean gobiernos o ciudadanos de cualquier país; que el régimen escuche, discrepe, departa y comparta con aquellos que en Cuba están necesitados de determinados bienes, pero les resulta imposible poseerlos puesto que no son del todo confiables para el castrismo.

En la entrevista referida, se cita una expresión suya durante una reunión en el Ministerio de Cultura sobre el tema de la Cumbre de las Américas: “Nunca había estado más cerca de Dios”.

¿Más cerca de Dios allí? ¿Por qué? “La dije por dos razones. Porque cuando estoy entre personas que no tienen creencias religiosas me agrada colocar el tema de la fe de forma atractiva, para que entre todos exista el máximo nivel de comprensión y empatía. Por otra parte, en las iglesias a veces existe el criterio de que la participación de un cristiano en la política es un error, incluso algunos dicen que es un pecado”, fue su respuesta.

Es muy atractivo lo que expresa en esta respuesta.

Ahora bien: “Por otra parte, en las iglesias a veces existe el criterio de que la participación de un cristiano en la política es un error, incluso algunos dicen que es un pecado”.

Yo creo que en su caso, más que un “error” o un “pecado”, es una aberración lamentable. Lamentable porque se ha puesto de parte de la “política” equivocada; la que durante más de medio siglo ha sumido a un pueblo en el pánico y la inopia.

No sé si las víctimas de la dictadura, de ayer, anteayer, hoy y pasado mañana, lo perdonarán a usted.

Dios, quién sabe. Ya Él lo dirá.

Atentamente:

Félix Luis Viera

Sobre el autor

Félix Luis Viera

Félix Luis Viera

Félix Luis Viera nació en Santa Clara en 1945. Ha publicado seis poemarios, tres libros de cuentos y cuatro novelas, más la noveleta “Inglaterra Hernández”. Su libro de cuentos “Las llamas en el cielo” es considerado por muchos un clásico del género en su país. En Cuba, recibió en dos ocasiones el Premio de la Crítica. Su novela “Un ciervo herido” —traducida al italiano en 2005— ha recibido una notable acogida de público y crítica. Su más reciente novela, “El corazón del rey”, incursiona en la década de 1960, cuando en Cuba se establecía la llamada revolución socialista. Su poemario “La patria es una naranja” fue merecedor en 2013, en Italia, de uno de los premios “Latina en Versos”. Comenzó su carrera literaria con el poemario “Una melodía sin ton ni son bajo la lluvia”, Premio David de Poesía en 1976. Desde 1995 reside en la ciudad de México.

Artículos relacionados

8 comentarios

  1. Lupe
    Lupe abril 27, 00:27

    Viene siendo como el hijo mayor de satanás.

  2. Norge
    Norge abril 27, 00:48

    Me cuesta creer que este hombre haya prostituido a la fe. Al menos conscientemente. Llo que el defiende. el castrismo, es algo tan opuesto a la fe cristiana como lo puede ser el fascismo a San Francisco de Asís. Hasta donde el ser humano es capaz de equivocarse? Hasta donde es capaz de ser comprado?

  3. Reyna
    Reyna abril 27, 11:23

    Una amiga mía adventista estuvo presa meses por no mandar los días Sábados a sus hijos a la escuela. Esta religión guarda el sábado. Y sus niños eran inteligentes y sacaban buenas calificaciones porque cada domingo pedían a los compañeritos los cuadernos prestados para estudiar lo que se había visto ese día en el salón. Y así y todo estuvo meses sufriendo acoso por eso y en dos ocasiones estuvo presa. Los niños (eran dos hombres y dos mujeres) se quedaron sin mamá meses sólo por eso. Y ahora de grandes cuentan cómo sufrían en la escuela discriminación y críticas. Parece que este pastor tiene mala memoria.

  4. Canarias
    Canarias abril 27, 15:00

    Conocí a este Sr. Suárez. Recuerdo cuando era Presidente del Consejo Ecuménico y cuando construyó la Iglesia Bautista en Marianao, con increíble garantía de suministro de materiales de construcción que le facilitaba el Gobierno. Y recuerdo también el recelo con el que todos lo tratábamos porque presentíamos que era un agente del G2.

  5. armando
    armando abril 27, 18:27

    Ese tipo es un perro parecido a los de Animal Farm

  6. mercedes eleine
    mercedes eleine abril 27, 22:34

    No entiendo la frase dicha por este personaje de “que nunca se sintió tan cerca de Dios….” si estaba totalmente inmerso en un grupo de acerrimos ateos desalmados comunistas como son los castros y sus acólitos. Quien le va a creer a este pseudorreligioso con vinculos estrechos con el gobierno cubano?

  7. Ernesto, México
    Ernesto, México abril 27, 23:15

    Que miseria humana este señor, que escoria ultrajando el nombre de Dios.

  8. Cubana
    Cubana abril 28, 21:35

    Yo lo conocí muy bien siempre fue un resentido y comunista un hipócrita llego a la Cabaña y dio mal testimonio tuvo un accidente donde murió Joel Boris y el resulto herido y tubo una actitud demasiado altanera en el velorio en el Seminario para que vamos ha seguir No vale nada

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Kiko Arocha

Las deudas

Kiko Arocha

  Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Fidel ha muerto

Manuel Gayol Mecías

  Las palabras y los muertos (Premio Internacional Mario Vargas Llosa, Universidad de Murcia, España, Seix Barral, 2007), del escritor cubano Amir Valle, trata sobre la muerte de Fidel Castro y los

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami