Neo Club Press Miami FL

Carta a Ángel Santiesteban

Carta a Ángel Santiesteban

Carta a Ángel Santiesteban
septiembre 25
19:36 2014

Hermano querido:

Quienes lean este breve mensaje dirán que al llamarte hermano acudo a un gastado recurso con el cual los cubanos solemos comunicarnos, llamando hermano a cualquiera, pero tú y yo sabemos que el peso verdadero, rotundo, casi carnal que le concedemos a esta palabra nace de muchas circunstancias de la vida, que hemos compartido desde que nos conocimos en aquella lectura junto a Carlo Calcines en la Casa del Joven Creador de La Habana Vieja,  el 10 de septiembre de 1986, justo hace ya 28 años.

Triste ha sido ver que quienes confiaron aquellos primeros años en nuestros talentos y nos auparon y ayudaron a ser, como escritores y seres humanos, buena parte de lo que hoy somos, un día nos dieron la espalda cuando decidimos apostar justamente por lo que ellos mismos nos enseñaron: decir la verdad en la vida, en nuestros libros y vivir en esa única verdad posible que es andar por el mundo sin máscaras. Tú y yo sabemos que es una lógica reacción al miedo que le ha inyectado la dictadura a nuestra gente. Y sólo entendiendo el derecho que tiene cada cual a sentir miedo, he podido comprender que me dijeras en una de tus cartas que ningún rencor ni ningún odio sentías hacia ellos.

Estás detrás de una rejas inmundas, acusado por un delito que has demostrado jamás cometiste. Y eso es duro, injusto, criminal, pues viene de un sistema que tiene el descaro de anunciarse al mundo como lo más cercano al paraíso en la tierra mientras humilla a su pueblo, golpea y encierra a los opositores y comete impunemente cuanto acto abominable contra los derechos humanos se le viene en ganas. Pero tu prisión es también, como me has escrito, una inyección diaria de honor, de ética, de humildad y de amor por las ideas que defiendes… en fin, un desgarrador pero hermoso camino hacia la honra que un día recibirás, ya libre.

“Este domingo 28 de septiembre de 2014, Ángel Santiesteban-Prats cumple 19 meses encerrado (y aislado) luego de ser condenado –tras las falsas acusaciones hechas por la madre de su hijo– en un juicio amañado por la Seguridad del Estado castrista. Su hijo contó la verdad el 15 de julio de este año, cuando tuvo la edad suficiente para despegarse de los chantajes de su madre. La justicia sigue muda” (blog Los hijos que nadie quiso).

Mientras tanto, ahí estás, aquí estamos. Tú tras las rejas y yo en el destierro, desde que alguien decidió que había perdido mi derecho de regresar a mi tierra, y bochornosamente tu encierro (y el de otros cientos de dignos cubanos) y mi destierro (y el de otros miles de cubanos dignos que han sido desterrados o se han lanzado obligados al exilio) sigue sin importar a muchos cubanos que callan, por miedo, complicidad o pura estrategia de supervivencia (como sucede con todos aquellos escritores, intelectuales artistas que decían ser nuestros amigos y desaparecieron cuando decidimos plantar cara a la dictadura desde la independencia de nuestros criterios como ciudadanos).

Ahí estás, aquí estamos, querido Ángel, juntos en la misma complicidad silenciosa de aquellas tardes en que pasábamos horas paladeando en largas conversaciones de hermanos esa libertad que, al no existir en la realidad que pisábamos, encontramos en la literatura.

Recibe mi abrazo desde una Berlín luminosa, pero ya otoñal.

http://blogloshijosquenadiequiso.wordpress.com/

Sobre el autor

Amir Valle

Amir Valle

Amir Valle (Guantánamo, 1967) ha obtenido premios literarios en países como Cuba, Colombia, República Dominicana, Alemania y España. Ha publicado más de una veintena de títulos, entre ellos los libros de testimonio “Jineteras” (Planeta, 2006) y “Habana Babilonia, la cara oculta de las jineteras” (España, 2008), y las novelas “Las puertas de la noche” (España, 2001; Puerto Rico, 2002 y Alemania, 2005), “Si Cristo te desnuda” (Cuba, 2001; España, 2002 y Alemania, 2006) y “Las palabras y los muertos” (Premio Internacional de Novela Mario Vargas Llosa, Seix Barral 2007). Reside en Alemania.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. ay los mongolectuales
    ay los mongolectuales septiembre 30, 03:22

    y mientras los mongolectuales, como les dicen ahora a los intelectuales cubanos, empinando la chiringa del intercambio con la tirania! Que gente mas egoista y siniestra! Oremos por Santiesteban porque si esperamos por sus companheros mongolectuales va a cumplir 90 anhos en chirona!

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más