Neo Club Press Miami FL

Carta de Marco Rubio a Barack Obama

Carta de Marco Rubio a Barack Obama

enero 17
16:38 2012

1-11_carta_rubioPresidente Barack Obama (La Casa Blanca. 1600 Pennsylvania Avenue, Washington, D.C.). Estimado señor Presidente:

Informes de prensa sugieren que usted  pedirá al Congreso que apruebe un nuevo aumento en el tope de la deuda. La solicitud se espera sea de otros $ 1,2 billones, que se suman a una espiral de la deuda en estos tres años que ya ha totalizado $ 4,5 billones y que ha permitido que la deuda total supere los $ 15 billones. Su última solicitud empujará el límite de la deuda federal por encima de los $ 16 billones.

Esta solicitud pendiente constituirá la sexta ocasión durante su presidencia en que pide al Congreso que le permita que los gastos del gobierno sigan creciendo a tasas que son insostenibles. En otras palabras, se ha convertido en una parte rutinaria de su trabajo pedir más espacio para aumentar la deuda, sin ningún plan para reducirla.

En lugar de convertir en rutina hacer crecer el techo de la deuda de Washington, tenemos que hacer una rutina de no gastar más dinero del que generamos. Hasta entonces, me opondré a su solicitud para continuar con los préstamos y el gasto imprudente.

Como he escrito en The Wall Street Journal en marzo de 2011, me opongo a aumentar el techo límite de la deuda a menos que dicha autorización vaya acompañada de un verdadero plan para hacer frente a nuestra deuda. Lo ideal sería que en dicho plan se recogieran los elementos a favor de las restricciones del gasto, incluida la reforma tributaria fundamental, la reforma regulatoria, recortes significativos al gasto discrecional, una enmienda de presupuesto equilibrado y las reformas para salvar el Seguro Social y el Medicare.

Si hubiésemos hecho esto a mediados de 2011, la última vez que se debatió el techo del endeudamiento,  podría haber entrado Estados Unidos en una senda de crecimiento económico y  prosperidad. Ello habría dado lugar a más puestos de trabajo y, a su vez, a más recursos de los contribuyentes que trabajan, generando un mayor crecimiento que nos ayude a pagar nuestra deuda. En su lugar, usted falló en sus funciones de líder. Entonces nuestra calificación crediticia disminuyó por primera vez en nuestra historia. Es una realidad trágica, pero los americanos ya creen que Estados Unidos se está convirtiendo en una nación estilo europeo que no cumple con sus responsabilidades, e inevitablemente va en dirección de una crisis.

Cuando usted sirvió en el Senado en 2006, llamó al aumento del límite de la deuda “una señal de fracaso de liderazgo”. Usando su propio estándar, esta petición suya marca su “sexto signo de fracaso de liderazgo” en el tema de tope de la deuda. A lo largo de nuestra historia, los estadounidenses han venerado los líderes valientes y los perfiles audaces. Por desgracia, los tres primeros años de su presidencia han sido un fracaso de liderazgo y de perfil. Mientras usted puede atacar durante su campaña de reelección al Congreso diciendo que “no hace nada”, su insistencia en no hacer nada para enfrentar significativamente nuestra deuda representa una amenaza directa al carácter excepcional de Estados Unidos y nos está llevando hacia un futuro de empobrecimiento.

Estados Unidos se merece líderes que destaquen en primer plano al pueblo estadounidense, de cara a nuestros problemas y ofreciendo soluciones reales para resolverlos. En lugar de simplemente pedir otro aumento del techo de la deuda, le insto a que presente un plan real para hacer frente a la deuda en 2012.

Atentamente,

Marco Rubio
Senador de Estados Unidos

Carta fechada el 6 de enero de 2012. Una traducción cortesía de Lázaro R. González, editada por NCP

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Alexis Rosendo Fernández

Amor y odios

Alexis Rosendo Fernández

                  Salva quien te salva. Odia quien te odia, al margen del sacrosanto perdón y la úvula abierta pariendo la magia de

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami