Neo Club Press Miami FL

Chávez, el cáncer y la otra revolución

Chávez, el cáncer y la otra revolución

julio 18
05:54 2011

1-chavez_en_cuba¿Cómo es posible que después de doce años de “revolución”, si aceptamos el término en su vertiente retórica, en un país de ingresos fabulosos gracias a la exportación de petróleo y el alza en los precios internacionales del mismo, los venezolanos carezcan de una atención médica medianamente decorosa? Hasta el presidente Chávez, tan campante, se va a otro país (Cuba) a atenderse sus dos cánceres, en el del cuerpo y el del alma. ¿El famoso “Socialismo del siglo XXI” ni siquiera puede garantizarle salud pública a quienes supuestamente deberían ser sus beneficiarios directos?

Como señala Mary Anastasia O ’Grady en artículo publicado en The Wall Street Journal, los servicios en los hospitales venezolanos “subieron 39,7% interanual, los servicios de doctores y paramédicos aumentaron 21,5% y el costo de los medicamentos y de los equipos médicos aumentó 17,4%. Estos incrementos de costos se refieren, por supuesto, a las clínicas privadas y a los bienes que no están sujetos a controles de precios. En los rubros en los que los precios no se pueden subir, tanto la calidad como la oferta se están deteriorando rápidamente (…) Los venezolanos denuncian escasez en todo, desde aspirinas hasta medicamentos contra el colesterol, y es probable que esto haya alentado el acaparamiento, lo cual ha exacerbado la situación”.

Sólo en los hospitales públicos, para que se tenga una vaga idea, hay ahora mismo 130.000 pacientes esperando por una cirugía.

Pero el dato más espeluznante es que “la otra revolución”, esa que lleva 52 años en el poder, tampoco es capaz de garantizar a los cubanos una salud pública decente, y ello a pesar del pomposo título de “potencia médica” que se ha inventado. Esta revolución no tiene petróleo, es cierto, pero arrancó con la infraestructura de una de las naciones más desarrolladas de América Latina y durante casi treinta años se benefició del gigantesco subsidio soviético. Pero ni así. Hoy los pacientes mueren en Cuba por descuido médico, escasez de personal, falta de medicamentos básicos y una higiene tan deplorable que ha extendido plagas que se creían erradicadas en la Isla. Es tan incompetente la medicina castrista que ni siquiera a su principal benefactor, Hugo Chávez Frías, se le pudo practicar una operación exitosa en Cuba. Tras el error de la primera debieron intervenirlo por segunda vez, y mandando a buscar a un especialista español. Está visto que a estos “revolucionarios” ya no es que no los absuelva la Historia: Es que no los salva ni el médico chino.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami