Neo Club Press Miami FL

Christian Marrero y el programa de Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón

Christian Marrero y el programa de Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón

marzo 26
01:32 2011

1-rsz_escritorEn el año 2004, el escritor puertorriqueño Luis López Nieves fundó el Programa de Maestría en Creación Literaria, actualmente vigente en la Universidad del Sagrado Corazón, en San Juan.

Como reveló el propio López Nieves en entrevista concedida a este periódico (clic aquí para leerla completa), se trata del primer programa de Creación Literaria instaurado en América Latina.

“En el año 2005 se fundó el segundo en Bogotá, y en el 2006 el tercero en Perú. Pero tuvimos el honor de ser los primeros”, apuntó el autor de El silencio de Galileo. El estudiante Christian Marrero, uno de sus beneficiarios, aborda éste y otros tópicos relacionados con la literatura en la siguiente entrevista, que gentilmente concediera a Neo Club Press.

Claudia Márquez Linares. Háblame de tu formación como escritor y cómo llegaste a esta profesión…

Christian Marrero. Actualmente curso mi segundo año de Maestría en Creación Literaria. Ha sido una experiencia muy grata encontrarme con personas que aman la literatura y que desean aportar a ella. Me fascina que conceptúes el ser escritor como una profesión, porque de hecho lo es.

Llegué a ser escritor por una necesidad imperante de comunicarme y compartir lo que ocurría dentro de mí. Esta necesidad encontró la calma en el proceso de la escritura. Gracias a mis maestros de escuela elemental desde niño tuve la oportunidad de participar en certámenes de poesía y declamaciones. De hecho recuerdo  que hasta colaboré como periodista en El Ojo, un periódico escolar que con mucha ilusión publicamos en sexto grado. Luego, en la adolescencia comencé a acompañar las palabras con los acordes rasgados de una guitarra vieja, que poco a poco se fue alejando, dejándome las palabras.

Ya en la universidad, luego de un largo peregrinaje que incluyó más de una universidad y varios cambios de concentración, terminé mi bachillerato en Mercadeo, siempre cargando con una necesidad literaria. Fue entonces cuando decidí invertir en esa parte de mí. Busqué información en varias universidades del país, pero el único programa que se ajustó a mis necesidades fue el de Creación Literaria, en la Universidad del Sagrado Corazón.

CML. En Puerto Rico, ¿cuáles son los temas que más tratan los jóvenes escritores, cuáles son sus inquietudes?

CM. La experiencia que he tenido en la Maestría ha sido muy variada. En el taller que actualmente curso he notado una tendencia interesante hacia la literatura erótica, pero los temas son bastante variados. Me atrevería a decir que la mayoría de mis escritos y los de mis compañeros tratan temas relacionados con el espacio, la ciudad, esos rincones olvidados que ya nadie mira. Podría decir también que la tendencia es a rescatar lo perdido en la cotidianeidad. Esas cosas que dejamos de vivir por la prisa, incluso aquellas imágenes borrosas que parecen irreales debido a la velocidad con que nos desplazamos por el mundo, pero son cosas reales, están sucediendo aquí y ahora. Me parece que es un factor bastante común en nuestros escritos, hasta cierto punto llegamos a ser rescatistas en zonas de desastre. Es más, deberíamos ponernos un casco protector al momento de sentarnos a escribir.

CML. Háblame de los talleres para la formación de jóvenes escritores. En Puerto Rico, ¿cómo ves la enseñanza a nivel universitario, específicamente los cursos de Creación Literaria que ofrecen centros como la Universidad del Sagrado Corazón, entre otros?

CM. Los talleres están diseñados para que el estudiante esté en constante proceso creativo, a la vez que obtiene conocimiento teórico.  Por ejemplo, ahora mismo estoy cursando Grandes Obras de la Narrativa Universal y también Taller del Cuento II. Es muy provechosa la combinación de los talleres con los cursos teóricos, lo que se aprende en teoría lo pones en práctica en los talleres y viceversa.

CML. Las editoriales, ¿se muestran receptivas con los textos de los jóvenes noveles o hay cierta reticencia a publicar sus escritos?

CM. En mi experiencia no he tenido la oportunidad de publicar aún. Pero muchos de los estudiantes y ex estudiantes de la Maestría ya han sido publicados en diversas casas editoriales, por lo que entiendo que tal resistencia no existe. Siento como un triunfo propio cada vez que un nuevo escritor es publicado, es algo que me llena de fuerzas porque sé que en algún momento llegará esa posibilidad a mí también.  Entre los libros más recientes publicados están: Canasta de ojos (cuentos), Irma Rivera Colón; Concierto para Leah (novela), Maira Landa; Las ciudades de Lucía (novela), Beatriz Navia; Mercedes (novela), Jaime L. Marzán Ramos; Ojos como de hombre (novela), Max Chárriez. Pero para orgullo de todos los escritores la lista es bastante amplia, esto demuestra que la literatura está viva y en constante expansión.

•     5 minutos para ser infiel (cuentos), Emilio del Carril
•    8% de desk-cuentos (cuentos), Carlos Vázquez Cruz
•    Acá abajo vive gente (novela), Daniel Martes Pedraza
•    Adiós, Mariana (cuentos), Awilda Cáez
•    Anarquía, conflagración… transgresiones (cuentos), Margarita Iguina Bravo
•    Capá prieto (cuentos), Ivonne Denis Rosario
•    Cartas a Datovia (novela), José Rabelo
•    Cielo, mar y tierra (cuentos), José Rabelo Cartagena
•    Crucificciones (cuentos), Eduardo Vera
•    Cuentos de abogados… no sólo de letrados (cuentos), Guillermo de Guzmán
•    Cuentos de la fauna puertorriqueña (cuentos), José Rabelo Cartagena
•    Cuentos post-retro y sub-post-retro (cuentos), Gean Carlos Villegas Rosado
•    Cuentos traidores (cuentos), Rubis M. Camacho
•    Delirios de pasión y muerte (cuentos), Max Chárriez
•    Ecos de una quimera (cuentos), Margarita Iguina Bravo
•    El fondillo maravilloso y otros efectos especiales (cuentos), Tere Dávila
•    El que cuenta primero cuenta dos veces (cuentos), Gean Carlo Villegas Rosado
•    El rastro de El Caimán (cuentos), Bernardo Marqués
•    Equus rex (cuentos), Jaime L Marzán Ramos
•    Esa antigua tristeza (novela), José Borges
•    Esteva, mujeres que resucitan (cuentos), Gizelle Borrero
•    Fantasías del presente y el pasado (cuentos), Elfren F. Ríos Santiago y Laura Ríos
•    Hijas de Hércules (cuentos), Margarita Iguina Bravo
•    La historia que el pueblo sabe (novela), Daniel Martes Pedraza
•    La lengua y otros dialectos (cuentos), Luis Saldaña
•    Los cuentos de mi abuelo y otros cuentos de camino (cuentos), Elfren F. Ríos Santiago
•    Los cuentos de Syramar (cuentos), Damarys Reyes Vicente
•    Los libros de Baltasar (cuentos), José Rabelo Cartagena
•    Náyade (novela), Jorge Ariel Valentine
•    Sembrando palabras y cosechando cuentos (antología de cuentos), Arlene Ivette Carballo, Gean Carlos Villegas Rosado (editor), María I. Rodríguez Avilés, Michelle M. Saavedra Cosme, Carmen I. Rodríguez, Carol Blanco Ortega, Ángel Fuentes, Jéssica Rodríguez, Milagros Cabán Delgado, Elaine Vélez y Benjamín Torres Gotay
•    Un ser inadecuado (novela), Juan de Matta García
•    Vivir del cuento (antología de cuentos), Juan Félix Algarín Carmona, Isamari Castrodad, Shara Lávender, Blancairis Miranda-Merced, Héctor Morales Rosado, Luccia Reverón, Sandra Santana Segarra y Andrés O’Neill
•    Vuelta, (cuentos), Gean Carlos Villegas Rosado

CML. ¿Los jóvenes se reúnen a leer sus textos o prefieren mantenerse aislados sin compartir lo que hacen?

CM. Es parte de los talleres leer los escritos de los condiscípulos e intercambiar opiniones e ideas. De hecho, es un proceso bien constructivo. Así aprendemos a escuchar y a ver nuestra propuesta literaria desde otros ojos. Es una experiencia que de otra forma no podría darse, ya que cuando publicas un libro nunca obtienes la retroalimentación del lector. Es decir, los números en ventas hablan de la efectividad comercial de un ejemplar, pero no nos dicen nada acerca de la experiencia del lector. En mi caso he visto los frutos de esta dinámica en mis propios escritos. Al escribir, me percato y preocupo de aspectos que antes me pasaban desapercibidos. Conoces tus debilidades como escritor y tienes la oportunidad de trabajar en ellas y superarte a ti mismo.

CML. Dime algo de tus primeros libros, los que más te influyeron, los autores que “han estremecido tus entrañas…”.

CM. En mi casa los libros no abundaban tanto como las fiestas. Pero cuando se regalaba un libro, se hacía con tanta deferencia y respeto que el acto parecía algo religioso. Claro que la Biblia, las enciclopedias y los diccionarios nunca faltaban, pero la literatura la conocí más tarde; de hecho, creo que fuimos yo y mi hermana los que fuimos llenando la casa de libros. Recuerdo que aún estando en la escuela elemental le pedí a mi hermana, que ya cursaba la intermedia, que me sacara un libro de la biblioteca de su escuela, porque los libros que veía en la biblioteca de mi escuela me parecían aburridos y curiosamente a esa edad también me parecían infantiles. Entonces un día llegó ella con la primera novela que leería: Jonás se enamora, de la escritora sueca  Kerstin Thorvall. Fue con ese libro que me inicié como lector, de hecho creo que fue un libro que me marcó como escritor. Aún tengo frescas las imágenes que vinieron a mi mente al leer el último capítulo. Luego conocí las Crónicas de Narnia de C.S. Lewis y según fui creciendo me identifiqué  con escritores latinoamericanos como Gabriel García Márquez y otros europeos como Rosa Montero, José Saramago, Ruiz Zafón, etc. Y entre los puertorriqueños Luis Rafael Sánchez, Magali García Ramis, Mayra Santos Febres…  también disfruto mucho de la poesía de Ángel Darío Carrero. Ahora le dedico tiempo a los clásicos por razones de estudio: Guy de Maupassant, Honoré de Balzac, Horacio Quiroga, William Faulkner, Edgar Allan Poe, entre otros.  Es una locura, sigo comprando libros para leer después, en la última entrada a una librería salí con siete libros. Es un vicio… qué le vamos a hacer.

CML.  ¿Planes para el futuro, proyectos y aspiraciones dentro y fuera de Puerto Rico?

CM. Me encantaría publicar una novela, ofrecer algo de mí en el campo literario. Tal vez al terminar la maestría explore otras áreas de la literatura; me fascina el campo editorial, porque es el espacio donde puedo mezclar mi pasión por la gente, las ventas y la literatura. Del mismo modo tengo la necesidad de devolver conocimientos y experiencias a las siguientes generaciones. Pero por el momento aprendo y sigo moldeándome. No soy de las personas obsesionadas con el futuro, siempre llevo un mapa conceptual de mi vida, pero jamás lo sigo al pie de la letra. Creo que hay experiencias fuera de nuestros planes que son necesarias para nuestra formación. Así que prefiero guiarme un poco por el viento e ignorar esa voz insistente que te dice: doble a la derecha, ahora a la izquierda… ¡Deténgase! No llevo un GPS para llegar a mi destino, más bien lo voy descubriendo en el camino. Supongo que igual ocurrirá con mi carrera literaria.

 

Sobre el autor

Claudia Márquez Linares

Claudia Márquez Linares

Artículos relacionados

1 comentario

  1. GIO
    GIO febrero 25, 15:09

    Muy contento por saber que Christian Marrero ha logrado su propósito de ser escritor. Muchas Felicidades!!

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más