Neo Club Press Miami FL

Cien años de Ronald Reagan

Cien años de Ronald Reagan

Febrero 06
00:57 2011

Reagan_RonaldHace cien años este domingo, el 6 de febrero de 1911, nacía en Tampico, Illinois, quien definiera con su carisma y visión una etapa particularmente compleja de Estados Unidos y, sobre todo, de las relaciones internacionales: el ex presidente Ronald Reagan.

Lavaplatos, cronista deportivo, sindicalista, actor de cine, publicista, gobernador, presidente. El cuadragésimo mandatario estadounidense desecharía a principios de los sesenta su orientación demócrata, convencido de que el partido que inicialmente albergara sus inquietudes políticas no preconizaba ya la reducción del aparato estatal o el fortalecimiento de las libertades individuales: “El gobierno no es la solución al problema, el gobierno es el problema”, advertiría durante el discurso de su primera investidura. Así, la revitalización de la economía estadounidense durante la década de los ochenta respondería a los ajustes de un Ronald Reagan que aplicó con entusiasmo los principios de la célebre Escuela de Chicago, entendiendo que, más que interponerles trabas impositivas o burocráticas, había “que poner a trabajar a los americanos”.

Con su teoría del “oso enfermo”, basada en la desproporción entre gasto armamentístico y capacidad de crecimiento que evidenciaba la antigua Unión Soviética, el ex presidente consiguió precipitar el fin de la Guerra Fría, y aun la caída del comunismo en casi todas partes. Nada de concesiones a un régimen incapaz de hacer concesiones a las concesiones: La estrategia de forzar el colapso del imperio soviético invirtiendo en persuasión creíble, contundente, apoyando diversos movimientos de liberación en Europa del Este, África, Asia y América Latina, determinaría el desplome de la vieja guardia que acabó por llevar al poder a Mijail Gorbachov, abriendo puertas a las negociaciones. El escenario posterior, con cientos de millones de personas a salvo del sistema más letal que haya conocido la historia, resulta impensable sin la decisiva contribución de Ronald Reagan.

Afirmaba el ex presidente que las diferencias entre una democracia y una “democracia popular” –“democracia participativa” le llama la izquierda autoritaria– son las mismas que existen entre una camisa y una camisa de fuerza. Tal vez por ello el fantasma de Reagan, en tanto símbolo de la responsabilidad individual y el Estado de Derecho, no cesa de poblar las pesadillas de los nostálgicos del totalitarismo.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Trump y Cuba. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami