Neo Club Press Miami FL

Ciertos gusanos nunca se convierten en mariposas

Ciertos gusanos nunca se convierten en mariposas

julio 12
15:08 2012

1-0_aaa_gusano-a-mariposaY regresan una y otra vez al lugar donde se les apaleó, donde fueron despreciados y estigmatizados, donde bajaron la cabeza, donde padecieron y refunfuñaron esquivos, en los huecos de las escaleras, en los pasillos, furtivamente en las esquinas, protestando en voz baja y temblorosa.

Partieron supuestamente para volar, para aprender a volar, pero se limitan a repetir afuera lo aprendido dentro: arrastrarse y tener miedo.

¿De qué sirve escapar para seguir reptando? Qué terrible paradoja desprenderse del imán de una tierra quemada para terminar arrastrándose en tierra nueva, añorando la prisión de la que se salió, pendientes de la prisión de la que, nunca verdaderamente, se salió. Qué pobre espíritu y cuán poca vista. Algunos ni siquiera tienen el valor de asumir sus sueños, su íntima identidad –que nunca, si es verdadera y vívida, depende de lo colectivo o lo nacional–, su razón de ser una vez fuera. Y así siguen gusaneando infinitamente, incapaces de remontar vuelo en libertad.

En Facebook

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami