Neo Club Press Miami FL

Cintas amarillas para la Cuba amarilla

Cintas amarillas para la Cuba amarilla

Septiembre 11
23:19 2013

 

En Cuba, en el argot popular, el amarillo es sinónimo de cobardía (no sé si en otro país hispanohablante ocurre lo mismo). Recuerdo que cuando un bateador se ponchaba sin sacar el bate, en la novena entrada y con el juego empatado, se había “amarillado”. Cuando el equipo Industriales defraudaba año tras año a sus incondicionales en partidos reñidos de fin de temporada, eran todos “unos amarillos”. Y ahora que al espía René González se le ha ocurrido una jornada de cintas amarillas por la liberación de cuatro agentes castristas presos por espionaje en Estados Unidos –jornada en la que, por cierto, están involucrados personajes tan coloridos como Silvio Rodríguez, Amaury Pérez y Juana Bacallao–, no queda otra que agradecer la justicia poética.

Porque, ¿qué mejor color, cuál más elocuente para pintar de cuerpo entero a la Cuba miedosa que durante más de medio siglo ha permanecido arrodillada?

Quieren introducir de trasmano el amarillo y se retratan a sí mismos. Porque no me refiero, por supuesto, a los cubanos que se van y afrontan con valentía el desafío de un exilio siempre escabroso, de una nueva vida a levantar ladrillito a ladrillito; mucho menos a los que se quedan a enfrentar frontalmente, desde la indefensión, a un régimen policiaco y abusador; ni siquiera a los que se niegan abiertamente a colaborar con el poder y sobreviven a su aire. Me refiero a los que fingen y se mimetizan y enroscan, y desfilan y ladran y cuchichean por los pasillos, y mordisquean los huesos que les arroja el Ministerio. Hablo de los Amaury y los Silvio. Los hombres nuevos de la Cuba amarilla.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mucho más que un gusano de seda

José Hugo Fernández

En cierta ocasión José Kozer fue a dictar una conferencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, y vio que a la entrada del recinto, donde aparecía el enunciado con

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami