Neo Club Press Miami FL

Collages de Pedro del Hierro

 Lo último
  • Fábula sumaria                 Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra...
  • Puertas                 Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los...
  • Suicidio   Un pájaro se suicidó en mi cuarto aquella tarde en que me dieron la noticia. Pegado a mi seno de hembra colérica el corazón latía. Indomable. La rabia. El...
  • Si vas a rezar                 Llega el final de lo que querías y comienza la conquista; los muertos que se fueron ni en la diferencia los resucitarán....
  • En el bar de la esquina                 Renové el carné vitalicio del bar de la esquina. Me cacé sin permiso a la hija de un suegro. Me cansé de...

Collages de Pedro del Hierro

Collages de Pedro del Hierro
agosto 17
12:23 2015

 

Permanece así. Inaccesible.

En el cielo de la inalcanzable belleza.
Inocente aunque te arrastres .

En la sevicia de los lupanares.
No importa cómo te llamas.
Tu nombre fue escrito y borrado en los frisos de un templo.
Tu perfil se dibuja en las playas que las olas barren.
Tu cuerpo fue tallado en la piedra.
A tus pies han invocado los mortales
Y, junto a tu ofrenda, quemamos incienso.
Alguna vez respiraste. Tu cabeza,
De pelo encrespado,
Fue coronada con frutos de vid y laureles.
Suaves y viriles las manos. El torso perfecto.
Prisionero del instinto a mí una hora te entregaste,
Potro joven encabritado. No por amor,
Por dinero. Con una mezcla de deseo y rabia.
Venías de recorrer países, islas, nadie sabe dónde,
Llegando y huyendo de todos los lugares
Para irte presuroso a otros que ignoras.
Viajero en oscuras e invisibles naves.
Ebrio imitas en la danza al fuego
Y en la lujuria eres semejante a la espuma
Que contra las rocas destroza el mar.
Supe que era en vano apresarte:
Todo dios es siempre fugitivo.
Muere pronto. Muere ya:
Si lo ignoras por el tiempo –no por la muerte- serás destronado.
El esplendor de la presentida mañana inventa moradas en tus ojos.
La noche es el palacio en que reinas.
Te vi cruzar la calle, altivo y ajeno,
Darme la espalda
Y perderte para siempre entre la multitud.

Sobre el autor

Alberto Lauro

Alberto Lauro

Alberto Lauro (Holguín, 1959). Escritor, poeta y periodista. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana y por la Universidad Autónoma de Madrid. En Cuba colaboró desde muy joven en los medios de comunicación, hasta que su libro “Con la misma furia de la primavera” (1987) fue censurado. Publicó en la Isla dos poemarios para niños también premiados: “Los tesoros del duende” (1987) y “Acuarelas” (1989). Exiliado en España desde 1993, ha publicado, entre otros, los libros “Cuaderno de Antinoo” (1994) y “En brazos de Caín” (Premio Odisea de novela, 2004). En 2011 obtuvo el XVI Premio Internacional de Poesía Luys Santamarina-Ciudad de Cieza por su poemario "Hijo de mortales". Reside en Madrid.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mi amiga Guillermina

José Hugo Fernández

  Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami