Neo Club Press Miami FL

Collages de Pedro del Hierro

 Lo último
  • Jiribilla Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He...
  • Sonámbulo                   Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en...
  • Celda número cero (XIX)                   Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en...
  • José Martí me escucha mientras llueve Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si...
  • El Punto Nemo Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le...

Collages de Pedro del Hierro

Collages de Pedro del Hierro
agosto 17
12:23 2015

 

Permanece así. Inaccesible.

En el cielo de la inalcanzable belleza.
Inocente aunque te arrastres .

En la sevicia de los lupanares.
No importa cómo te llamas.
Tu nombre fue escrito y borrado en los frisos de un templo.
Tu perfil se dibuja en las playas que las olas barren.
Tu cuerpo fue tallado en la piedra.
A tus pies han invocado los mortales
Y, junto a tu ofrenda, quemamos incienso.
Alguna vez respiraste. Tu cabeza,
De pelo encrespado,
Fue coronada con frutos de vid y laureles.
Suaves y viriles las manos. El torso perfecto.
Prisionero del instinto a mí una hora te entregaste,
Potro joven encabritado. No por amor,
Por dinero. Con una mezcla de deseo y rabia.
Venías de recorrer países, islas, nadie sabe dónde,
Llegando y huyendo de todos los lugares
Para irte presuroso a otros que ignoras.
Viajero en oscuras e invisibles naves.
Ebrio imitas en la danza al fuego
Y en la lujuria eres semejante a la espuma
Que contra las rocas destroza el mar.
Supe que era en vano apresarte:
Todo dios es siempre fugitivo.
Muere pronto. Muere ya:
Si lo ignoras por el tiempo –no por la muerte- serás destronado.
El esplendor de la presentida mañana inventa moradas en tus ojos.
La noche es el palacio en que reinas.
Te vi cruzar la calle, altivo y ajeno,
Darme la espalda
Y perderte para siempre entre la multitud.

Sobre el autor

Alberto Lauro

Alberto Lauro

Alberto Lauro (Holguín, 1959). Escritor, poeta y periodista. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana y por la Universidad Autónoma de Madrid. En Cuba colaboró desde muy joven en los medios de comunicación, hasta que su libro “Con la misma furia de la primavera” (1987) fue censurado. Publicó en la Isla dos poemarios para niños también premiados: “Los tesoros del duende” (1987) y “Acuarelas” (1989). Exiliado en España desde 1993, ha publicado, entre otros, los libros “Cuaderno de Antinoo” (1994) y “En brazos de Caín” (Premio Odisea de novela, 2004). En 2011 obtuvo el XVI Premio Internacional de Poesía Luys Santamarina-Ciudad de Cieza por su poemario "Hijo de mortales". Reside en Madrid.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami