Neo Club Press Miami FL

Combatiendo la impotencia y la eyaculación precoz (II)

Combatiendo la impotencia y la eyaculación precoz (II)

marzo 26
22:09 2011

1-loversComo decíamos en el capítulo anterior, el estrés y la preocupación por el rendimiento en  los hombres constituyen las dos causas fundamentales de impotencia y/o eyaculación precoz, que muchas veces se presentan relacionadas.

Habíamos hablado de cómo podían enfrentar estas situaciones las mujeres, contribuyendo con su actitud a relativizarlas. Hasta diluirlas. Pero por supuesto, también está en manos de los hombres la posibilidad de enfrentar y resolver el problema.

A ellos les recomendamos concentrarse en el disfrute. Nos dirán: “Es muy fácil decirlo viendo los toros desde la barrera… ¿pero cómo lograrlo cuando se es el toro?”. En primer lugar, dejando de pensar en lo que la mujer pueda pensar de usted. Goce la contemplación del cuerpo de su pareja, o de la contemplación de aquellas zonas del cuerpo de su pareja que le resulten más atractivas. Huélala. Entréguese. Disfrute la película. El ego debe desaparecer. Recuerde que la película es posible sólo a través de la entrega de los actores, sobre todo de los protagónicos. Un gran actor es aquel que se entrega a su papel. No actúa, sino que vive su papel. Es, no representa. En este sentido, sólo es posible una gran actuación cuando dejamos de preocuparnos por las cámaras, por el qué dirán.

Háblele al oído y excítese en respuesta a su excitación. Y si nada de esto es posible, si su pareja es “fea por los cuatro costados”, insoportable, egoísta y pendenciera, tome viagra. La ciencia también puede sacarlo de apuros.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami