Neo Club Press Miami FL

Cómo recibir más likes en Facebook

 Lo último
  • Moraleja ronera Moral. He aquí una palabra de fácil ingestión. Es ágil, biensonante y utilitaria. Tanto que puede ser usada para nombrar cualquier cosa. En La Habana hay un bar que se...
  • El ciclón de los improperios en Facebook y Twitter La culpa no es de las redes sociales. En justicia, tales medios son inocentes de casi todo lo malo que ahora les achacamos. Ni la banalidad extrema, ni el mal...
  • Cómo recibir más likes en Facebook   Si usted es usuario de Facebook, tiene varios cientos de amigos y sin embargo sus entradas suelen recibir pocos likes, algo no está haciendo bien. Por supuesto, me refiero...
  • ¿Aguanto la risa para lucir moderno?   Conozco a una adolescente de catorce años que ha optado por no reír. Ante todas las circunstancias risibles o jocosas que se le presentan, ella se limita a pronunciar...
  • Fake News y maximalismo en la Sociedad del Disparate   Dos grandes movimientos digitales colisionan en la Sociedad del Disparate: El maximalista afirmativo y el maximalista negador. El maximalista afirmativo difunde Fake News en las redes sociales incluso sabiendo,...

Cómo recibir más likes en Facebook

Cómo recibir más likes en Facebook
Marzo 28
05:11 2017

 

Si usted es usuario de Facebook, tiene varios cientos de amigos y sin embargo sus entradas suelen recibir pocos likes, algo no está haciendo bien. Por supuesto, me refiero a que “algo no está haciendo bien” solo si usted necesita los likes. Si, por el contrario, le da exactamente lo mismo recibirlos o no –y eso es muy bueno–, este artículo no es para usted.

A continuación algunas recomendaciones para recibir más likes en Facebook:

a) Sea recíproco y sobre todo generoso. La actitud de “haz bien y no mires a quién” no es simple baba de tarados o buenistas de a tres por medio. Al contrario, suele caracterizar a las personas excepcionalmente inteligentes. Hay que ver la empatía como una semilla que siempre da frutos jugosos.

b) Escriba sobre un tema de actualidad, sobre todo si su naturaleza coincide socioculturalmente con la de la mayoría de sus amigos. Si, por ejemplo, la mayoría de sus amigos son cubanoamericanos, usted debe tocar asuntos relacionados con la política estadounidense, la política cubana, la política cubanoamericana y así por el estilo.

c) Intente ser conciso, breve, atrapar a sus amigos desde la primera oración (en esto aplica la regla literaria). No se complique y sobre todo no complique a los demás. ‘Velocidad’ es hoy la palabra de orden. Nadie tiene tiempo que perder y, por lo general, la gente detesta las elucubraciones interminables.

d) Relacionado con los dos incisos anteriores: Evite las repeticiones u obsesiones temáticas. Facebook no es un púlpito y mucho menos una “trinchera anti-imperialista”. Busque el ángulo inexplorado de la noticia.

e) Priorice la imagen sobre la escritura. Pero si puede acompañar la imagen (foto, pintura, video, etc.) con alguna introducción atractiva o impactante, mucho mejor.

f) No se queje, no pida ayuda, no llore, pero de vez en cuando escandalice un poco. La gente huye del llorón como de la muerte, pero suele detenerse ante la intriga, el brete, el misterio o las declaraciones incendiarias.

g) De vez en cuando desaparezca su perfil de Facebook para crear expectativa (se recomienda no abusar, tal vez tres o cuatro veces al año sería la frecuencia perfecta). Y si lo hace como víctima de la censura, mucho mejor. La solidaridad no se hará esperar a su regreso, y con ella los likes.

h) Evite las cadenas y los copy and paste tipo “voy a hacer una pequeña prueba”, “si has leído hasta aquí” o ” Facebook es ahora una entidad pública… todos los miembros deben publicar una nota como ésta… si lo prefiere, puede copiar y pegar esta versión”, etc. Esta clase de entradas suele irritar a una mayoría de lectores.

i) Por último, etiquete solo cuando sea estrictamente necesario. No hay que relacionar las etiquetas con el aumento de los likes. Algunas personas traducen ser etiquetadas en Facebook como una invasión de su privacidad, mientras otras, inversamente, interpretan el hecho de no aparecer etiquetadas como una falta de delicadeza. En ambos casos, la respuesta del indignado suele ser revanchista: Usted recibirá cada vez menos likes de aquellos a los que etiqueta (o no), aunque ya sabemos que toda regla tiene excepciones.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami