Neo Club Press Miami FL

Contestando a la hija del Che

 Lo último
  • Trump y Putin o las amistades peligrosas A Donald Trump se le ha alborotado el avispero. Culpa a la prensa de sus desgracias, pero no es verdad. Él es el responsable de todas sus desdichas. Si le...
  • Cuba, 20 de mayo y anexionismo Estoy convencido (porque he necesitado y he querido convencerme) de que en el fondo el anexionismo es un refugio desesperado pero indeseable, como toda forma de suicidio. Porque se trata...
  • Todo el poder para las empresas de gerencia pública Fue muy afortunado que a la señora Le Pen la pulverizaran en las urnas. Macron duplicó su votación. El fascismo y el comunismo, su primo hermano, son siempre malas noticias....
  • ¿Por qué Nicolás Maduro se saca de la manga una nueva Constitución? Tiene cuatro objetivos seguramente recomendados por los fogueados operadores políticos cubanos: Maduro cree que necesita tiempo para mejorar su imagen. Sigue cayendo en todas las encuestas. La última, la de...
  • El continente invisible América Latina es, para bien y para mal, el continente invisible. Para bien, paradójicamente, se demuestra en el triste caso venezolano. Cuando Nicolás Maduro amenaza a Estados Unidos o a...

Contestando a la hija del Che

Contestando a la hija del Che
julio 07
00:03 2016

 

Quizás al periodista de CNN que entrevistó recientemente a Aleida Guevara, hija del Che Guevara, le cueste trabajo entender que es muy diferente una sociedad socialista. Tan diferente, extremadamente diferente, que yo, que viví allí, en Cuba, tampoco la entiendo.

Ciertamente, las diferencias entre capitalismo y socialismo son tan agudas como que en el capitalismo hay pluralismo, diversidad, libre expresión y sobre todo se basa en una economía de mercado, lo que provoca competencia, motivación para seguir produciendo más y mejor. ¿Que hay pobres? Bueno, aclaremos a quienes no entienden el capitalismo que los pobres de un país capitalista desarrollado más o menos se corresponderían –hablo comparando hipotéticamente, claro— con la clase dirigente, o alta, del socialismo, única que se beneficia de ese sistema porque, en general, el pueblo de a pie no es que sea pobre… ¡es que vive en la miseria!

Y eso si hablamos de socialismo teórico, ese de los libros, porque en Cuba no ha habido ni hay una sociedad socialista, sino un régimen totalitario, absolutista, dictatorial, que se ha basado y se basa en el terrorismo de Estado. ¿Será que si lee esto la señora Aleida entiende, o es que en verdad prefiere ignorar?

Ah, mi señora, una última cosita, sepa usted que la temporada de elecciones en el capitalismo –con todos los defectos y desmanes que puede tener y padecer— es independiente al dinero del Estado. Se crean nuevos empleos, se produce, se renuevan muchas cosas y esos millones, como usted dice porque es lo que le han dicho, no son robados al pueblo, como sí hace su socialismo. Su socialismo paga miserablemente y con el dinero del pueblo no solo celebra elecciones a dedo y repetitivas, congresos del partido único y reuniones, sino que también adquiere yatecitos para los hijitos y los papitos, redes hoteleras simulando compradores falsos, etc. Con ese dinero del pueblo usted viaja, pasea…. con ese dinero del pueblo, los de ese partido que usted defiende tanto viven estupendamente, y lo peor de todo es que usted sabe mejor que yo qué hacen con ese dinero del pueblo. Pero como dicen por ahí, no hay peor sordo que el no quiere oír ni peor ciego que el que no quiere ver.

A usted parece que le gusta ser como los tres monos sabios: no ve, no oye, no habla. Pero bueno, usted habla, sí. Una verdadera pena.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa

Rebeca Ulloa (Guantánamo, 1949) es narradora, periodista, guionista de radio y televisión, promotora, productora cultural, crítica y ensayista. Técnica en informática, fue profesora universitaria y asesora de tesis de grado de la Facultad de Comunicación Social (Colombia 1998-2008). Es también curadora y ha obtenido numerosos lauros y reconocimientos por su obra literaria y radial. Su primer premio literario lo recibió a los 15 años de edad. Ha publicado varios libros con la coautoría del maestro Arístides Pumariega.

Artículos relacionados

1 comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami