Neo Club Press Miami FL

Conversación con Virgilio

Conversación con Virgilio

Conversación con Virgilio
Febrero 03
10:34 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay un miedo Virgilio es miedo

seco que se autocensura

y te deja rapado y loco bajo una lápida fría.

El miedo es más caro que la pertenencia del orgasmo.

Y somos cobardes porque no podemos quitarnos

el miedo a tener miedo

los escalofríos cuando ya los discursos han muerto.

Hay golpes secos en la vida como dijo Vallejo

pero tus miedos son míos porque no lo padecen extraños.

Por ello escribo cartas de amor

como si fuera un burócrata

y confieso que oculto las alas

tras unos candelabros que son

aquellas bocinas sordas

cuando los nombres delatados

y puestos como escarnio

eran los fusilados por un miedo

que no nos ha dejado una tierra

donde existan con claridad horizontes.

 

 

Hay miedo Virgilio y destierro

y miedo cuando sales y entras

cuando hablas y comes

en los estrados y los templos

en los vestidos blancos

en los potros que pastan en silencio y nos vigilan.

 

Estar lejos no cambia ese espasmo

de no decir nada

de abrir las fauces y ser tragado,

inmóvil casi ausente.

Luego me iré a dormitar

los mediodías de mi miedo

ahora te miro con las manos cruzadas

en esa foto donde el cielo

de una entonación fantasma te asustaba.

 

Si Dios no se apiada

de devolvernos a flote las costas

donde los cadáveres siguen

como los troncos que al atardecer predicen

los cantos de las aves que fueron violadas

por otras aves como de rapiña,

inoculadas por otros miedos

de otros que han estado presos

en mi país donde el agua es toda la circunstancia.

 

Si esto no acaba,

nos vemos en la cruzada

donde los abismos entonan

lo que supimos callarnos.

Sobre el autor

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio (Santa Clara, 1968). Poeta y narrador. Su libro “El buscaluz colgado” fue Premio de la Ciudad de Santa Clara en 1990. Obtuvo también una primera mención en el Premio Julián del Casal de la UNEAC, en 1991, con su poemario inédito “Hay un hombre en la cruz”. Ha publicado, entre otros, los poemarios “Sentado en el aire” y “La pasión del ignorante”. Desde el año 2000 reside en la ciudad de Nueva York, donde edita el blog Sentado en el Aire.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Besorte
    Besorte Febrero 06, 19:15

    esto es lo que yo llamo un canto a la libertad, poesía que configura como una llama que nos quema los dedos

    Reply to this comment
  2. Armando Añel
    Armando Añel Febrero 07, 14:06

    Esto es lo que llamo un poema de hondo contenido poético. Felicidades Juan Carlos.

    Reply to this comment
  3. A Virginal
    A Virginal Febrero 07, 15:44

    Un poema de una ascendente progresion poetica y emocional .

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami