Neo Club Press Miami FL

Correa Iglesias retoma a Martí en el invierno de Miami

Correa Iglesias retoma a Martí en el invierno de Miami

Correa Iglesias retoma a Martí en el invierno de Miami
enero 25
15:36 2014

Frío y calor en Café Demetrio este viernes 24 de enero, durante la presentación del profesor Antonio Correa Iglesias. Porque ni siquiera las bajas temperaturas pudieron diluir el fervor del debate provocado por la exposición del invitado, con José Martí como telón de fondo.

Antonio Correa Iglesias

Antonio Correa Iglesias

Joaquín Gálvez, Idabell Rosales y Luis de la Paz

Joaquín Gálvez, Idabell Rosales y Luis de la Paz

Guillermo Portieles, Ailer González y Antonio Rodiles

Guillermo Portieles, Ailer González y Antonio Rodiles

Antonio Correa y Ramón Alejandro

Antonio Correa y Ramón Alejandro

Maite Calas y Felix Anesio

Maite Calas y Felix Anesio

No recuerdo otra edición de La Otra Esquina de las Palabras, la tertulia que en Miami dirige el poeta Joaquín Gálvez, en la que el debate posterior a una presentación, la sesión de preguntas y respuestas concretamente, se extendiera durante tanto tiempo. Y esto, con el frío que pelaba, revela el interés despertado por la conferencia. La intervención final de Idabell Rosales a propósito de la visita de los valientes Ailer González y Antonio Rodiles, coordinadores de Estado de Sats residentes en Cuba, sirvió para redondear una velada en la que política, literatura y pensamiento confluyeron armoniosamente, en correspondencia con la figura cuyo nacimiento festejó la disertación de Correa.

Darsi Ferret, Idabell Rosales y Alfredo Triff

Darsi Ferret, Idabell Rosales y Alfredo Triff

Rosie Inguanzo y Ángel Velázquez Callejas

Rosie Inguanzo y Ángel Velázquez Callejas

Kiko Arocha y Orlando Fondevila

Kiko Arocha y Orlando Fondevila

Elsa Roberto y Astrid Alcayaga

Elsa Roberto y Astrid Alcayaga

Raúl Remirez de Estenoz e Idabell Rosales

Raúl Remirez de Estenoz e Idabell Rosales

Contra el frío, vino y buena conversación

Contra el frío, vino y buena conversación

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más