Neo Club Press Miami FL

Cría cuervos

 Lo último
  • Cuba y Norcorea, unidos en un ideal Ahora que Washington considera la posibilidad de cerrar la embajada de Estados Unidos en Cuba, a causa de inexplicables ‘ataques acústicos’ contra sus diplomáticos en La Habana, cabe recordar que...
  • Nadie está a salvo con el castrismo El castrismo es un proyecto que cree y creerá de manera absoluta en la guerra eterna. No concibe otra manera de mantenerse en el poder. Desde antes de adueñarse del...
  • Cuba y Venezuela, la lucha por la supervivencia El pueblo cubano es, históricamente hablando, uno de tipo intolerante, cainita, en el cual predominan las fuerzas centrifugas y disolventes antes que las de la cohesión nacional. Un pueblo forjado...
  • Despojarse del castrismo: La asignatura pendiente Me pregunto si vivimos el fin del castrismo. Si es una ilusión, un viejo anhelo o una realidad difícil de creer después de tantos años. El epílogo, dilatado y convulso,...
  • Los hispanos y la grandeza americana Llegué a Panamá a los pocos días de la invasión norteamericana de diciembre de 1989. Mayín Correa, quien luego sería la popularísima alcaldesa de la capital, me había conseguido una...

Cría cuervos

Cría cuervos
diciembre 21
13:18 2015

 

“Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”. Esta máxima es la que mejor describe el modo de vivir de la tiranía más antigua, la que por más de medio siglo impera en la isla de Cuba.

Por muchos años, el régimen cubano dependió de las dádivas de la Unión Soviética, interesada por aquel entonces en mantener una piedra en el zapato de los Estados Unidos de América. Mientras tanto, siguió trabajando en un Plan B, por si acaso los rusos algún día lo abandonaban a su suerte. Habiendo desmantelado el aparato productivo, con las consabidas consecuencias económicas,  mantuvo presa a toda la población de la isla, dejando que miles de cubanos, arriesgando su vida, alcanzaran las costas del execrado Imperio.

La pésima situación económica de los que se quedaron en Cuba sirve como medio de chantaje para que los emigrados le envíen a sus familiares, rehenes del régimen, dinero y todo lo que les hace falta. Por supuesto, un porcentaje del dinero cae directamente en el bolsillo de los jerarcas de la dictadura. El régimen se nutre de la solidaridad familiar tan incrustada en la población cubana, y así es como está ahora viviendo de sus hijos después de haber vivido de sus padres (rusos).

Otro modo de sustento que el régimen implementó constituye un nuevo tipo de esclavitud moderna. Obreros especializados y médicos son despachados a otros países, con contratos de gobierno a gobierno, como el de los astilleros de Curaçao, o el de los médicos en Venezuela. Estas personas sólo reciben un pago ínfimo por su trabajo mientras el gobierno cubano se queda con el resto. Sin documentos, porque les retienen los pasaportes, estos nuevos parias no pueden escaparse de las garras del régimen. Si lo hacen, son sus familias las que son castigadas.

Ahora con el acercamiento con los Estados Unidos, los envíos de dinero a Cuba adquieren más legitimidad, así como el status quo, y en consecuencia, el régimen cubano no tiene ningún incentivo para hacer cambios ni para darle paso a la democracia. Los jerarcas están atornillados al poder y cuando ellos se mueran, sus hijos les sucederán. Para todos ellos, los ciudadanos cubanos sólo son un millonario rebaño de vacas lecheras.

El clavo final en la urna funeraria de la democracia en Cuba será la aprobación de las mil millonarias indemnizaciones al régimen cubano por parte de los Estados Unidos para compensar los daños del supuesto bloqueo a Cuba (muchos países, entre otros Francia y Canadá, nunca dejaron de comerciar con Cuba). Los impuestos pagados por los ciudadanos estadounidenses servirán entonces para mantener al régimen dictatorial de los Castro.

¡Qué ironía que una dictadura sea perpetuada por una democracia! Lo que trae a colación otro dicho, éste más tradicional: Cría cuervos y te sacarán los ojos. Y ha de añadirse: Aunque estén cerrados.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

José Luis Borja

José Luis Borja

José Luis Borja nació en Francia de padres españoles refugiados de la guerra civil. Estudió ingeniería electrónica en Toulouse. Por el texto “Dulce Venecia” recibió el Segundo Premio del IIº Certamen Internacional de Cuentos “Jorge Luis Borges-2008”, de la revista SESAM (Buenos Aires, Argentina). Suya es la novela histórica “Aroma de caña fresca”. Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami