Neo Club Press Miami FL

Cría cuervos

 Lo último
  • Trump y Cuba: ¿Periodo Especial dinástico o guerra civil?   Vamos a abstraernos un poco. Supongamos, y puede suceder perfectamente, que tras el 20 de enero de 2017 la nueva administración estadounidense, con Donald Trump a la cabeza y...
  • For Cuba It Is Time   Since 1959, the Cuban Revolution has survived uprisings, the Escambray Mountains War, the Bay of Pigs Invasion, the Missile Crisis, the threat of nuclear war and the U.S. Embargo....
  • El gran hijo bobo de la economía cubana   Se ha dicho que la política no es más que una torpe simplificación de las cosas. Es cierto. Pero ojalá no fuera más que eso. Suele ocurrir que esa...
  • Ni muerto   Era una frase incómoda. Sólo los más viejos lograban pronunciarla sin atarugarse. Y es que venía de atrás. Del tiempo en que las mujeres guardaban pañuelitos de estreno para...
  • Lo que no se puede preguntar en Cuba tras el entierro de Fidel Castro   Casi nadie sabe cómo fueron sus últimas horas. ¿Murió, súbitamente, de un paro cardiaco, agonizó durante varios días, o se ahogó por una obstrucción en la garganta, como se...

Cría cuervos

Cría cuervos
diciembre 21
13:18 2015

 

“Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos”. Esta máxima es la que mejor describe el modo de vivir de la tiranía más antigua, la que por más de medio siglo impera en la isla de Cuba.

Por muchos años, el régimen cubano dependió de las dádivas de la Unión Soviética, interesada por aquel entonces en mantener una piedra en el zapato de los Estados Unidos de América. Mientras tanto, siguió trabajando en un Plan B, por si acaso los rusos algún día lo abandonaban a su suerte. Habiendo desmantelado el aparato productivo, con las consabidas consecuencias económicas,  mantuvo presa a toda la población de la isla, dejando que miles de cubanos, arriesgando su vida, alcanzaran las costas del execrado Imperio.

La pésima situación económica de los que se quedaron en Cuba sirve como medio de chantaje para que los emigrados le envíen a sus familiares, rehenes del régimen, dinero y todo lo que les hace falta. Por supuesto, un porcentaje del dinero cae directamente en el bolsillo de los jerarcas de la dictadura. El régimen se nutre de la solidaridad familiar tan incrustada en la población cubana, y así es como está ahora viviendo de sus hijos después de haber vivido de sus padres (rusos).

Otro modo de sustento que el régimen implementó constituye un nuevo tipo de esclavitud moderna. Obreros especializados y médicos son despachados a otros países, con contratos de gobierno a gobierno, como el de los astilleros de Curaçao, o el de los médicos en Venezuela. Estas personas sólo reciben un pago ínfimo por su trabajo mientras el gobierno cubano se queda con el resto. Sin documentos, porque les retienen los pasaportes, estos nuevos parias no pueden escaparse de las garras del régimen. Si lo hacen, son sus familias las que son castigadas.

Ahora con el acercamiento con los Estados Unidos, los envíos de dinero a Cuba adquieren más legitimidad, así como el status quo, y en consecuencia, el régimen cubano no tiene ningún incentivo para hacer cambios ni para darle paso a la democracia. Los jerarcas están atornillados al poder y cuando ellos se mueran, sus hijos les sucederán. Para todos ellos, los ciudadanos cubanos sólo son un millonario rebaño de vacas lecheras.

El clavo final en la urna funeraria de la democracia en Cuba será la aprobación de las mil millonarias indemnizaciones al régimen cubano por parte de los Estados Unidos para compensar los daños del supuesto bloqueo a Cuba (muchos países, entre otros Francia y Canadá, nunca dejaron de comerciar con Cuba). Los impuestos pagados por los ciudadanos estadounidenses servirán entonces para mantener al régimen dictatorial de los Castro.

¡Qué ironía que una dictadura sea perpetuada por una democracia! Lo que trae a colación otro dicho, éste más tradicional: Cría cuervos y te sacarán los ojos. Y ha de añadirse: Aunque estén cerrados.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

José Luis Borja

José Luis Borja

José Luis Borja nació en Francia de padres españoles refugiados de la guerra civil. Estudió ingeniería electrónica en Toulouse. Por el texto “Dulce Venecia” recibió el Segundo Premio del IIº Certamen Internacional de Cuentos “Jorge Luis Borges-2008”, de la revista SESAM (Buenos Aires, Argentina). Suya es la novela histórica “Aroma de caña fresca”. Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami