Neo Club Press Miami FL

Crisis: De Barack Obama a Donald Trump

 Lo último
  • Trump y los tuits de la ira Ana Navarro, analista de CNN, afirma que Donald Trump debe dejar de comportarse como una “niña mala”. Se refería a los últimos tuits del presidente contra Joe Scarborough y Mika Brzezinski, ambos...
  • Lincoln Diaz-Balart: Se acabó la luz verde para los Castro   Las tres condiciones citadas por el presidente Donald Trump el pasado viernes en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana de Miami, imprescindibles para poder levantar el embargo...
  • Trump estremece el Artime con su condena al castrismo En el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana de Miami, el presidente Donald Trump esbozó este viernes una nueva política hacia Cuba, cuyas líneas maestras pasan por frenar el...
  • El congresista Steve Scalise El congresista republicano Steve Scalise, quien fuera víctima ayer de un ataque terrorista por parte de un simpatizante del senador Bernie Sanders, sufrió heridas internas y hemorragia severa según un...
  • Rubio y Díaz-Balart, decisivos en la nueva política hacia Cuba El senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart, ambos representantes por la Florida, estuvieron en la Oficina Oval en mayo pasado y pidieron al presidente Donald Trump que impulsara...

Crisis: De Barack Obama a Donald Trump

Donald Trump junto al reverendo Al Sharpton

Crisis: De Barack Obama a Donald Trump
Febrero 12
13:37 2016

 

La mayoría del electorado americano votó en 2008 y en 2012 por un candidato, Barack Obama, con carisma, gran poder de comunicación y respetable intelecto, que además no sufría de problemas de dicción o inventaba palabras como George W. Bush. Votaron por una especie de nuevo Mesías ignorando su falta de experiencia ejecutiva, su ideología izquierdista, sus relaciones de amistad con varios personajes con antecedentes mafiosos o terroristas y otras muchas irregularidades sobre su historia, carácter y nacimiento.

Ahora, después de casi ocho años de enfrentarse con las consecuencias de su decisión, gran parte del público, según reflejan las encuestas, está extremadamente descontento con los resultados de la gestión de Obama, sobre todo en política exterior, pero también porque percibe que la sociedad y la economía viajan por la senda del fracaso y avizoran un futuro aún más problemático de declinación nacional ante la incertidumbre que traería el fin de la Pax Americana.

Ven como se marchita el sueño americano. Para dondequiera que enfocan sus miradas encuentran un desastre: los niveles de participación de la fuerza laboral indican un índice de desempleo tres o cuatro veces mayor al oficial; las cárceles están abarrotadas, sobre todo por la juventud negra y por personas que cometieron delitos no violentos relacionados con las drogas; la infraestructura se desploma; la economía apenas crece, por debajo del 2%; la inmigración continúa descontrolada y la deuda pública se dispara por encima de los veinte trillones de dólares. El país pierde su liderazgo tecnológico y militar contra China y Rusia. Como resultado, se avizora un bandazo político en dirección contraria, a favor de un presidente republicano.

Esta es una elección como la de 1980 y esa parte del electorado que reacciona emocionalmente, buscando lo que cree es el perfecto anti-Obama —un tipo con el lenguaje de un escolar de cuarto grado, pésimo comunicador, pero que proyecta una imagen a lo John Wayne, de macho alfa de la película— está, en la práctica, tirando al niño por la ventana junto con la bañadera.

Donald Trump, al igual que Obama, no tiene experiencia previa ejecutiva en el gobierno y su carrera en el sector privado, plagada de fracasos y bancarrotas, deja mucho que desear. Sus llamadas soluciones, ya lo he dicho varias veces, en casi todos los casos agravan los problemas. Y en eso no han hecho mucho énfasis los candidatos anti-Trump. Era lógico esperar que el electorado escogiese un gobernador para borrar el daño que ha hecho Obama, pero vemos que no es así: con los insurgentes de Trump y Cruz a la cabeza, se reincide en una de las causas que nos llevaron a donde estamos.

Ya solo queda un gobernador en la carrera, desafortunadamente de apellido Bush, lo cual hace muy difícil que remonte el legado de su hermano pero con suficiente plata para hundir las alternativas de Cruz o Rubio y sin la credibilidad para frenar a Trump. Esto quiere decir que incluso aunque Cruz o Rubio logren la nominación, el escenario actual favorece a Trump: como senadores sin experiencia ejecutiva, ambos aún sufren de una de las deficiencias más graves de Obama. Al lo menos nos queda la consolación de que su ideología conservadora los ayudaría a promover las soluciones correctas.

Sobre el autor

Roberto Manuel Lozano

Roberto Manuel Lozano

Roberto Lozano (La Habana, 1959). Analista, ensayista, licenciado en Economía por la Universidad de La Habana en 1981. Tiene una Maestría en Relaciones Económicas Internacionales (Universidad de La Habana, 1985), una Maestría en Relaciones Internacionales (Universidad de Miami, 1989) y una Maestría en Economía (Universidad de Miami, 1998). Es autor de decenas de artículos publicados en revistas especializadas, periódicos y blogs en Internet, y como capítulos en libros académicos, sobre la realidad socioeconómica cubana y las relaciones con la extinta Unión Soviética. Fue investigador asociado en INFO-SOUTH, en la Universidad de Miami, entre los años 1989 y 1995. Actualmente reside en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. German Lopez
    German Lopez Febrero 12, 17:44

    Donald Trump derrotas en sus negocios? con 8000 millones de dolares?, para el autor de una “revista web de cuba” tener 8000 millones es ser un fracaso que sera de alguien que escribe en una revista web entonces?
    Hay que dejar a las personas exitosas que hagan su trabajo y ellas den sus puntos de vista los demas no importan

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami