Neo Club Press Miami FL

Crónica del Medio Oriente

 Lo último
  • Crónica del Medio Oriente El presidente Donald Trump tuiteó el lunes: “Anunciaré mañana mi decisión sobre el acuerdo con Irán desde la Casa Blanca a las 2:00 p.m.”. Su anuncio llegó cuatro días antes...
  • Deshojando la margarita coreana Sería irónico que el aislacionista Donald Trump atacara preventivamente a Norcorea, pero existe una alta probabilidad de que eso ocurra. Él mismo lo ha dicho. En abril envió al vecindario...
  • Bomba norcoreana alcanzaría Estados Unidos vía satélite Una bomba nuclear por satélite podría alcanzar territorio de Estados Unidos en un eventual enfrentamiento con Corea del Norte, indicó Alejandro Cao de Benós, comentarista en español del régimen comunista...
  • Kim pone otra vez al mundo al borde de la guerra Un misil balístico norcoreano sobrevoló este lunes territorio japonés, donde Estados Unidos tiene varias bases militares. Una prueba que pone más cerca al mundo de una guerra nuclear, según algunos...
  • Guam, la isla a la que apunta Kim La isla de Guam cuenta aproximadamente con 540 kilómetros cuadrados de extensión. Sus idiomas oficiales son el inglés y el chamorro. Pertenece geográficamente a Oceanía, en la región central del...

Crónica del Medio Oriente

Crónica del Medio Oriente
mayo 10
12:52 2018

El presidente Donald Trump tuiteó el lunes: “Anunciaré mañana mi decisión sobre el acuerdo con Irán desde la Casa Blanca a las 2:00 p.m.”. Su anuncio llegó cuatro días antes de la fecha límite del 12 de mayo para que el presidente determine formalmente si los Estados Unidos se retiran del pacto nuclear de Irán 2015.

Israel es el único país que sintió las ramificaciones negativas del acuerdo nuclear de Irán 2015, en la forma de Siria. La invasión de Irán a Siria y su establecimiento de un punto de apoyo amenazante son el resultado directo del acuerdo.

A lo largo de todo el proceso en los últimos meses y particularmente en las últimas dos semanas, consultamos con Israel y queríamos asegurarnos de coordinarnos estrechamente con ellos”, dijo Andrew Heck, vicesecretario adjunto para Irán e Irak.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, habló de una situación “complicada”, y agregó: “Estamos listos para cualquier situación”. Israel ahora está preparada no solo para un ataque con misiles, sino también para posibles actos de agresión alternativos, como infiltración hostil en su espacio aéreo y ataques terrestres contra sus bases militares fronterizas o lugares civiles.

La alerta militar israelí de tres semanas de duración a lo largo de sus fronteras septentrionales con Siria y Líbano alcanzó su punto máximo la noche del domingo 6 de mayo, en las primeras elecciones del Líbano en nueve años. Los estrategas políticos y militares israelíes calculan que, ahora que las elecciones terminaron, Irán cumplirá su voto de venganza en cualquier momento entre ahora y la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén el 14 de mayo.

El mensaje de Israel está dirigido principalmente a Moscú, y vía Moscú a Damasco y Teherán. Netanyahu advirtió a Damasco a través de un “tercero” que si Irán establece bases en Siria podría poner en peligro al régimen sirio. Luego, el 11 de abril, otro informe de un alto funcionario del sistema de defensa señaló: “El régimen de Assad y el mismo Assad desaparecerán del mapa y del mundo si los iraníes intentan dañar a Israel o sus intereses del territorio sirio”.

Paralelamente en las últimas 48 horas tienen lugar importantes movimientos militares de la OTAN en el Medio Oriente, relacionados con la disposición del presidente Donald Trump de adelantar su decisión sobre el acuerdo nuclear de Irán. El anuncio del presidente se produjo contra el telón de fondo de inusitadas fuerzas estadounidenses, británicas y francesas que se dirigían a Oriente Medio y se desplegaban en países limítrofes con Siria.

Asimismo, flotas de aviones de guerra estadounidenses y drones de vigilancia avanzada se hallan en vuelo permanente, día y noche, para rastrear los movimientos militares más leves alrededor de las costas mediterránea de Siria y Líbano. En otras palabras, la inteligencia estadounidense vigila los movimientos militares iraníes en la región trabajando estrechamente con Israel. También Gran Bretaña ha transferido en las últimas horas otro escuadrón de avanzados aviones de combate Typhoon, y Francia ha agregado los aviones Rafale y Mirage 2000, cuyos vuelos patrullan posiciones avanzadas a través del espacio aéreo de Israel.

Estos movimientos sorpresivos apuntan que, tras la retirada del acuerdo internacional con Irán, la administración Trump luce decidida a participar de las crecientes tensiones bélicas entre Israel e Irán y HizbAlláh en Siria y el Líbano.

La declaración del presidente Donald Trump encajó en una secuencia de eventos planificados y restauró los EE. UU. al centro de Oriente Medio. Dos de los signatarios europeos del acuerdo nuclear, Francia y Gran Bretaña, aunque se oponen enérgicamente a la decisión de Trump de abandonar el acuerdo, están jugando discretamente con él enviando unidades de aire y tierra a Siria.

Israel e Irán, las dos potencias militares del Medio Oriente se hallan en vías de colisión, algo que podría encender una guerra regional arrastrando a Estados Unidos, la OTAN y Rusia. Assad se aprovechó de que los estadounidenses permanecieran al margen y recibió apoyo adicional de la fuerza aérea rusa y de las tropas terrestres iraníes y de HizbAlláh.

El debate se centra en si EE. UU. debe continuar o no en Siria para derrocar a Assad, lo que dislocaría la alianza Assad-Rusia-Irán- HizbAlláh que amenaza a varios aliados claves de los EE. UU., a saber, Israel, Jordania, Arabia Saudita y países del Golfo Pérsico. Incluso en marzo, el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, dijo a CBS que su reino desarrollaría armas nucleares si Irán, el archienemigo de Riad, lo hiciera.

Las tensiones se centran en el norte de Israel, y en Siria, donde tanto Rusia como Irán se han envalentonado por su éxito en apuntalar el gobierno del presidente Bashar al-Assad.

En el frente militar, Israel ha destruido numerosos depósitos de armas y sitios militares en Siria asociados con el régimen iraní, la última vez golpeó una base y 200 misiles, matando a 11 oficiales militares iraníes. El general Valery Gerasimov, jefe del estado mayor de las fuerzas armadas rusas, a principios de marzo dijo refiriéndose a Israel, que: “Si las vidas de los oficiales rusos son amenazadas, las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa tomarán represalias contra los sistemas de misiles y lanzamiento”.

Netanyahu reveló la semana pasada el contenido de los documentos, que fueron sacados de Irán por los espías israelíes del Mossad, en una acción espectacular, donde se demuestra que los líderes iraníes habían mentido sobre las ambiciones nucleares de su país, violando el JCPOA. Ello creó la legitimidad para la decisión del presidente norteamericano, y para una guerra preventiva en cámara lenta de Israel contra Irán.

Los choques constantes a través de las fronteras de Israel han causado alarma en el Estado judío. Israel se muestra cada vez más cauteloso por verse atacado por cohetes desde el sur de El Líbano y desde Siria. El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo el martes que “Irán está pidiendo la destrucción de Israel” y está decidido a “desplegar armas peligrosas en Siria contra Israel”. Netanyahu habló en Nicosia después de reunirse con los jefes de estado griegos y chipriotas para firmar un acuerdo sobre un gasoducto trilateral hacia Italia.

Si la espada islámica se acerca al cuello de Israel, entonces Israel actuará, luchando por su supervivencia. Los israelíes expresan confianza de que no necesitarían fuerzas estadounidenses para combatir a Irán, pero tampoco esperan que la administración Trump intente restringirlos. Los iraníes no tienen capacidad para enfrentar a las fuerzas israelíes convencionalmente.

El primer ministro Benjamín Netanyahu partió para Moscú, donde el presidente Vladimir Putin lo ha invitado para asistir a la Marcha de la Victoria anual que marca la derrota de la Alemania nazi.

Después de pasar 10 horas en compañía del presidente Vladimir Putin en Moscú como su invitado de honor, Netanyahu dijo que cree que la libertad de Israel para operar en Siria en su defensa no está en peligro. Los dos líderes asistieron a la Marcha de la Victoria anual en Moscú en el aniversario de la derrota de la Alemania nazi, durante la cual Netanyahu también rindió homenaje al valor de los veteranos de guerra que viven en Israel.

Netanyahu luego hizo este comentario al presidente ruso: “Es difícil creer que, 73 años después del Holocausto, haya una nación del Medio Oriente que aspire a aniquilar a otros seis millones de judíos”.

El primer ministro rindió un respetuoso tributo al “tremendo sacrificio del pueblo ruso y al sacrificio del Ejército Rojo en la derrota del monstruo nazi” y fue paralelo a esa amenaza nazi al peligro que hoy representa Irán para el estado judío: si Irán hubiera esperado que sus diferencias sobre el acuerdo llevarían a Putin a mantener a distancia a Netanyahu, la visita de Moscú del primer ministro mostró lo contrario.

El primer ministro Benjamín Netanyahu el miércoles por la mañana destacó la importancia de la “coordinación continua” entre el ejército israelí y ruso en el contexto de los acontecimientos actuales en Siria. ¿Continuará Irán tratando de atacar a Israel desde Siria, incluso si Putin lo desaprueba? La evaluación israelí es casi seguro que sí.

La repentina importancia de Israel en el nuevo juego del Medio Oriente se puede ver en esta visita del primer ministro a Moscú, que ubica incluso a Netanyahu en una posición única que podría permitirle mediar entre los EE. UU. Y Rusia.

El peligro potencial de un vasto conflicto militar es alto, sobre todo porque esta crisis se intensifica cada vez más y se halla a punto de una conflagración regional, posiblemente mundial, con una mayor participación estadounidense e israelí.

Irán está a punto de atacar a Israel, según fuentes del Pentágono, minutos después de que el presidente Trump retirara a Estados Unidos del acuerdo nuclear. En estos momentos Israel emplaza baterías de defensa de misiles en la frontera del Golán con Siria, incluidas Arrows, David’s Wands, Iron Domes y Patriots. Los jets de su Fuerza Aérea están sobrevolando el área, que sugiere un ataque inicial de cohetes y morteros tierra-tierra.

Las tensiones entre Israel e Irán amenazan con extenderse en Siria, donde el ejército iraní y la milicia chií aliada respaldan al presidente sirio Assad en su guerra civil. El jefe de Al Qods, general Qassem Soleimani, comandante de las operaciones militares de Irán en la región, está observando y esperando antes de pasar a la ofensiva, a pesar del voto de Teherán de igualar el marcador con Israel.

La Fuerza de Defensa de Israel ha ordenado a los residentes del Golán, Tiberíades, Safed, Rosh Pinah y otras partes de Galilea que preparen los refugios antiaéreos. La IDF agregó la frase “acción previa”, lo que indicaba preparativos para disparar cohetes contra Israel. La “acción previa” actualiza la “acción preventiva” e indica que se avecina más acción. La orden fue emitida después de “una serie de movimientos militares inusuales de las fuerzas iraníes en Siria” en preparación para disparar cohetes, por lo que las medidas defensivas de Israel fueron puestas en máxima alerta.

Las unidades de la Guardia Revolucionaria iraní al Qods lanzaron 20 cohetes desde Siria en posiciones del IDF Golán el martes 9 de mayo. Algunos de los cohetes entrantes fueron interceptados por las baterías de Iron Dome. La artillería y los tanques de Israel dispararon contra Baath y Khan Arnaba, donde Irán y HizbAlláh mantienen un centro de comando. Entre las bajas figuraban miembros de la Guardia Revolucionaria iraní y otros de HizbAlláh.

La aviación israelí atacó varios sitios militares, de inteligencia, sede logística, complejo militar y complejo logístico en Kiswah cerca de Damasco; almacenes de armas en el aeropuerto de Damasco, sistemas e instalaciones de inteligencia. Todo ello perteneciente a las fuerzas de Assad y las unidades iraníes Al-Qods. Durante la operación los aviones israelíes destruyeron cuatro baterías de defensa aérea.

El Jefe de Estado Mayor de las FDI, el General Gady Eisenkot y los principales generales visitaron el Golán el miércoles y analizaron el despliegue defensivo con los comandantes en el lugar y los jefes de los consejos locales.

2

La victoria electoral del bloque liderado por HizbAlláh en el Líbano, dio energía a los planes de Teherán y su deseo de iniciar una ofensiva contra Israel. Antes de que se completara el conteo de votos, Hassan Nasrallah representante de HizbAlláh proclamó una “gran victoria política y moral para la ‘resistencia’ que protege la soberanía del país” contra Israel.

HizbAlláh y sus aliados ahora pueden gobernar en el Líbano a los servicios de inteligencia y el ejército, como agente fiel de Irán. Junto con sus amos iraníes, ahora esperan golpear a Israel con misiles desde Siria y posiblemente también desde Líbano.

El ministro de Educación, Naftali Bennett, dijo el martes que un ataque de HizbAlláh contra Israel conducirá a la destrucción del Líbano. En cuanto a un posible ataque israelí contra el país chiita, Bennett dijo: “No estoy para atacar a Irán ahora, pero esa es la siguiente fase. Así es como los detendremos. A la luz de la situación política y socioeconómica en Irán. Creo que el régimen de los ayatolás está en tiempo prestado y está destinado a colapsar. Dirige sus recursos nacionales, incluido el capital humano y financiero, a las aventuras. El pueblo iraní busca la paz.

Por otra parte, contrariamente a la creencia popular de que HizbAlláh es una entidad libanesa, dos meses antes de que obtuviera el control del parlamento libanés, su líder, Nasrallah admitió que su organización era iraní.

HizbAlláh no es solo una fuerza política interna libanesa; tiene una relación de dependencia con Irán, que le ha facilitado crear su propio ejército. Con un arsenal estimado de 150,000 cohetes, por lo que constituya uno de los más grandes, mejor armados, más poderosos y más batallas. ejércitos endurecidos en la región.

Con HizbAlláh ya en el poder en El Líbano, el aliado militar más poderoso de Irán, envalentonado por sus éxitos militares en defensa del presidente sirio Bashar Assad, la Guardia Revolucionaria iraní, con sus 80,000 soldados en Siria, ha recibido armamento avanzado, incluidos UAV armados, cohetes tierra-tierra y baterías antiaéreas para enfrentar la aviación israelí. Asimismo, ha aumentado los aviones de transporte que envía desde su aeropuerto en Teherán a Siria, cargado con armas avanzadas.

La Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y el HizbAlláh libanés han destinado recursos a lo largo de los Alturas del Golán oriental y han desplegado comandantes clave en la zona. La liberación de Jerusalén está cerca”, dijo el clérigo iraní, Ibrahim Raisi durante un recorrido por la frontera entre Israel y Líbano, flanqueado por comandantes de HizbAlláh y oficiales iraníes.

Israel, evidentemente mantiene la supremacía aérea y la una inteligencia extremadamente efectiva. Los iraníes están más conscientes que nunca de que Israel es capaz de sacar sus instalaciones nucleares.

Israel ha amenazado a Irán y Assad con represalias. “Si Assad permite a Irán convertir a Siria en una vanguardia militar contra nosotros, para atacarnos desde el territorio sirio, debe saber que eso sería el final de él, el fin de su régimen”, dijo ayer lunes el ministro de Energía y miembro del gabinete Yuval Steinitz.

Irán busca crear un gobierno proiraní en Irak para devolverle el golpe a Estados Unidos en caso de que Trump reimponga las sanciones.

La derrota del Estado Islámico en Irak ha sido una gran victoria para el primer ministro Haider al-Abadi, respaldado por Estados Unidos, pero Irán está trabajando para cambiar el equilibrio político a su favor: forzar una pronta salida de las fuerzas estadounidenses para terminar con la asociación entre Iraq y los Estados Unidos, y asegurar el apoyo de Iraq a su agenda regional. Tal resultado fortalecería aún más a Irán en el Medio Oriente a expensas de los Estados Unidos.

El Medio Oriente se está preparando para los eventos más importantes que podrían repercutir de manera imprevista y cambiar la trayectoria de una región determinada por el creciente conflicto entre Irán y Arabia Saudita, líderes de las corrientes musulmanas shiíta y sunita.

No es secreto en los medios de inteligencia de Occidente, que la organización financiera de George Soros fue clave en las negociaciones de la anterior administración para lograr el acuerdo nuclear de Irán. Pero, en verdad, el acuerdo con Irán fue deshecho por sus propios términos. No impidió que Irán enriqueciera uranio; no impidió que Irán construyera un arma nuclear, eventualmente; y no detuvo la agresión global de Irán.

Los saudíes y los israelíes esperan que la decisión del presidente. Trump lleve a los Estados Unidos de regreso al Medio Oriente, que ha sido secuestrado por Irán y Rusia.

Sin embargo, el grupo de estados islámicos que encabeza Arabia Saudita ha aplaudido la postura del presidente Trump hacia Irán, y probablemente evitará dañar a la nueva alianza. Arabia Saudita fue uno de los primeros países en anunciar su apoyo a la política de la administración Trump, una medida que muchos observadores bolsistas consideran que los saudíes no permitirán que los precios suban cuando disminuya el suministro iraní.

Arabia Saudita buscará desarrollar sus propias armas nucleares si lo hace Irán, dijo el miércoles el ministro de Relaciones Exteriores, Adel al-Jubeir, a CNN, en medio de una espiral de tensión entre los rivales regionales. Y llegó en medio de la creciente tensión entre el reino sunita y la República Islámica shiíta por el apoyo de Irán a los rebeldes Houti en Yemen, que han estado disparando cohetes al otro lado de la frontera.

Por el contrario, los sauditas tienen más que ganar en este enfoque, ya que el debilitamiento de Irán les permitirá contrarrestar a HizbAlláh en el Líbano y los hutis en Yemen de manera más efectiva, devolviéndolos al campo de influencia saudí.

El Cairo pide a las potencias regionales que pongan fin a las políticas ‘contra la seguridad de la región árabe’, espera que no se desarrollen conflictos armados Egipto dijo el miércoles que quiere que los países árabes participen en las decisiones sobre la modificación del tratado nuclear con Irán del que el presidente estadounidense Donald Trump se retiró el día anterior.

El Departamento de Estado, por entonces dirigido por Rex Tillerson, abogó por renunciar a las sanciones y propiciar tiempo a los aliados europeos para abordar las fallas del “acuerdo” y trabajar en las soluciones. Pero los europeos hicieron oídos sordos a los pedidos de Washington de enmendar los acuerdos debido a que están lucrando comercialmente con Irán, sobre todo las empresas francesas y alemanas.
Después de haber intentado y fallado con los europeos, en resolver las violaciones, la administración Trump no espera que colaboren voluntariamente en un nuevo intento estadounidense de aplastar la economía iraní.

Rusia y China mantienen enormes acuerdos comerciales con Irán valorados en cientos de billones de dólares, y no se verán disuadidos a romper sus lazos con la República Islámica ante cualquier acción que tome el presidente Trump.

Con el Tesoro de los EE. UU. presionando a los bancos occidentales para que no negocien con Irán, el banco chino CITIC mantiene líneas de crédito por valor de $ 10 billones para los bancos iraníes, y para eludir las sanciones de EE. UU., utilizan euros y monedas de yuanes.

El creciente poder militar y político de Irán en Yemen, Siria, Líbano e Irak ha sido motivo de profunda preocupación para Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita y otros aliados árabes.

Israel ha intercambiado golpes con las fuerzas iraníes en Siria desde febrero, despertando la preocupación de que pueda haber una gran escalada.

La decisión de EE. UU. seguramente exacerbará la crisis económica de Irán, promoviendo más disturbios políticos. También podría determinar si el malestar social que azota a la República Islámica se profundiza y desestabiliza aún más al régimen.

El gobierno enfrenta quizás su mayor oposición en todo el país desde la revolución islámica de 1979. La decisión del presidente Trump cambiará la forma en que se desarrolla la historia de una manera que desestabilizará aún más al régimen y otorgará a los conservadores más poder por el momento.

Irán tendrá más dificultades para vender su petróleo en el mercado mundial, particularmente en Europa, donde las empresas temen ser sancionadas por EE. UU. Incluso si las sanciones no se imponen ahora (el proceso es complicado), es poco probable que los inversionistas extranjeros corran un riesgo al gastar dinero en un país que vive bajo la amenaza inminente de sanciones de los EE. UU.

Las sanciones se aplican a las empresas que realizan transacciones en dólares de EE. UU., Incluso si se llevan a cabo con empresas o sucursales que no pertenecen a Estados Unidos. Con las nuevas sanciones, los bancos que hicieron negocios con la República Islámica o sus socios comerciales en todo el mundo corren el riesgo de perder sus cuentas en los Estados Unidos.

Un nuevo apretón en la economía iraní podría tener consecuencias imprevisibles, pero un mayor malestar social está casi garantizado. En recientes manifestaciones, los iraníes han culpado al régimen por el gasto militar que causa dificultades económicas a los ciudadanos comunes.

Por su parte Rouhani ha perdido un poder considerable dentro del gobierno y es débil con la base política que una vez lo apoyó. Los de línea dura también han perdido credibilidad debido a su corrupción, a su incumplimiento de las promesas económicas y a su gasto militar en el Medio Oriente.

No es coincidencia que fue el presidente iraní Hassan Rouhani quien lideró el cambio radical iraní y anunció que Irán no necesariamente le daría la espalda al acuerdo, incluso si los Estados Unidos se retiraran, con la condición de que los europeos pudieran garantizar que su país continuaría para cosechar los beneficios de esto.

La decisión establece el escenario para un resurgimiento de las luchas internas dentro de la compleja estructura de poder de Irán, dijeron funcionarios iraníes, posiblemente fortaleciendo a los intransigentes que buscan limitar la capacidad de Rouhani para abrirse a Occidente.

Ahora Irán está entrando en pánico. Los ataques efectivos contra objetivos iraníes en Siria en los últimos meses, atribuidos a Israel, le dieron a Irán algunos golpes serios. El ataque diplomático y la exposición de los documentos nucleares iraníes ponen a Irán a la defensiva.

Cuando el vicepresidente Eshaq Jahangiri dijo el martes que Irán se había “preparado para cualquier situación” y el gobernador del banco central en Teherán prometió en la televisión estatal que “la economía iraní no se verá perjudicada por la retirada estadounidense”, nadie los creyó. Irán está en una profunda crisis económica. El rial iraní se cotizaba en 66,000 a un dólar estadounidense el martes. El desempleo está en un nivel récord, y las protestas que estallaron a fines del año pasado persisten, a pesar de los intentos de anularlas.

Rouhani sabe que las sanciones renovadas podrían iluminar la calle iraní y entiende que su supervivencia política está ligada a la supervivencia del acuerdo nuclear.

La decisión de Trump coloca a Irán en una encrucijada. El dilema al que se enfrenta Teherán sobre cómo responder a que Estados Unidos se retire del trato también crea un problema sobre cómo debe responder a las acciones para evitar el atrincheramiento iraní en Siria que se le atribuye a Israel.

El campo moderado en Irán cree que cualquier respuesta iraní podría llevar a Irán a una guerra innecesaria con Israel, pero el comandante de la Fuerza Al-Qoods del país y arquitecto de la intervención de Irán en Siria, el general Qasem Soleimani, está convencido de que Irán debe responder. Altos funcionarios de la Guardia Revolucionaria están de acuerdo.

El aparato militar y de seguridad de línea dura de Irán, que siempre se ha opuesto al acuerdo, ha estado presionando para reanudar el enriquecimiento de uranio, a la vez que obstaculizaba las inspecciones. Las actividades en Siria, Irak, Líbano y Yemen reflejan de manera similar el deseo de proyectar su poder y son, hasta cierto punto, parte de su lucha con Arabia Saudita por el dominio regional.

Parece que Irán optará por seguir acatando el acuerdo. Puede intentar usar a Rusia, China y Europa para aislar a Estados Unidos, pero Estados Unidos pondrá a Europa a su lado. Si la presión sobre Irán conduce a un nuevo acuerdo que soluciona los problemas en el acuerdo existente y puede controlar el avance iraní en Siria, será un logro inmenso.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami