Neo Club Press Miami FL

Cuba, del relativismo y la inmoralidad cultural

Cuba, del relativismo y la inmoralidad cultural

Cuba, del relativismo y la inmoralidad cultural
marzo 19
01:11 2014

En el caso cubano, no queda más remedio que acudir cuchillo en boca al tema de la inmoralidad cultural, como hiciera el periodista Andrés Reynaldo en un reciente artículo. Porque el relativismo se ha generalizado tanto y tan profundamente que ya opera como coartada de la represión. Y lo peor es que muchos de los reprimidos, de las víctimas, ni siquiera son capaces de detectar esa coartada. La trampa del relativismo justifica, indirectamente, la represión. Uno quisiera lucir “civilizado”, “cordial”, “underground”, pero es que la muerte aguarda en esa carroza, invitando al carnaval. Uno no puede subirse a esa carroza.

El caso del cantante Francis del Río y  su defensa en la televisión de Miami de cinco terroristas condenados en Estados Unidos, o el intento, por parte de numerosos intelectuales y artistas exiliados, de convertir a un trovador condecorado por Fidel Castro en un disidente –caso reciente de Santiago Feliú—, demuestran que la inmoralidad cultural, más conocida como doble moral, ha calado lo suficientemente hondo como para convertirse en una valladar casi infranqueable para la aspiración, compartida por millones de cubanos, de vivir en libertad en Cuba. Porque mientras las víctimas no sean capaces de, al menos, desaprobar a los cómplices, no habrá futuro para ellas. “Tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que le aguanta la pata”. No se trata de ningún descubrimiento, lo sé, pero nunca está de más subrayarlo.

Francis del Río

Francis del Río

Quienes se la pasan cantándole al amor y la reconciliación deberían saber que ellos, el amor y la reconciliación, también necesitan un escenario para realizarse. No son cosa abstracta todo el tiempo. Y las personas que como Santiago Feliú y Francis del Río contribuyeron o contribuyen a que ese escenario sea dinamitado, conviviendo con depredadores y secuestradores, o llamando héroes a asesinos y soplones, deben ser objeto de algún tipo de desaprobación por parte de quienes aspiran a una Cuba en estado de derecho. El odio y la muerte como política deben tener algún tipo de precio moral para quienes la sostienen. El papel de artistas como los mencionados ha sido y es determinante para que el castrismo se mantenga en el poder, maquillándolo y justificándolo en todos los países y escenarios. No se puede subestimar el rol de la cultura domesticada en la perpetuación de esa dictadura, como tampoco la coartada del relativismo con que algunas de sus víctimas, indirectamente, justifican la represión.

¿Cuántos miles de muertos carga ya sobre sus hombros la llamada “revolución cubana”? ¿A alguien le sobran los dedos para contarlos?

A ver si le cantamos a ellos también.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Inhumanidad

Jorge Olivera Castillo

                    Las lágrimas no tienen patria fija su bandera es un deshilachado triángulo de pesadillas el himno un brote de notas

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba