Neo Club Press Miami FL

Cuba: El pensamiento libre no cabe en la Universidad

 Lo último
  • El castrismo o el dulce veneno de la araña No pocos se preguntan cómo es posible que el castrismo, a pesar de ser un sistema dictatorial, responsable de la peor y más larga crisis económica, política y social sufrida...
  • Cuba, la impunidad del terrorismo de Estado En La Habana han dejado sordos y medio sordos a varios funcionarios estadounidenses y sus familiares. Fue a finales de 2016 cuando los diplomáticos de servicio en Cuba comenzaron a...
  • Fiscal Ortega involucra a Maduro en escándalo de Odebrecht La fiscal general venezolana Luisa Ortega, destituida el pasado 5 de agosto por una Asamblea Constituyente ilegítima (anticonstitucional), escapó a Aruba esta madrugada, a bordo de una lancha rápida que...
  • Trump podría intervenir en Venezuela El presidente de Estados Unidos, Donald, Trump, declaró este viernes desde su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) que su administración no descarta una “opción militar” en Venezuela. Las...
  • Venezuela: Militares se levantan contra Maduro Dos muertos, un herido y diez detenidos habría dejado un asalto de militares rebeldes a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay –de la ciudad venezolana de Valencia en...

Cuba: El pensamiento libre no cabe en la Universidad

Karla María Pérez, estudiante expulsada de la Universidad Central Marta Abreu, en Cuba

Cuba: El pensamiento libre no cabe en la Universidad
abril 26
01:32 2017

La Universidad Central Marta Abreu de las Villas es un molino de triturar pensamiento libre. En menos de una semana expulsaron a la profesora de la facultad de filología Dalila Rodríguez por el imperdonable delito de ser la hija de Leonardo Rodriguez Alonso, un activista y defensor de los Derechos Humanos en Cuba, e hicieron lo mismo con la joven estudiante de periodismo Karla María Pérez González: demasiado osada la muchacha cuando decidió pertenecer al grupo juvenil Somos Más que lidera el joven disidente Eliecer Avila.

El rector, Andrés Castro Alegría, “implacable en su trayectoria revolucionaria”, siervo leal de las filas de la Seguridad del Estado cubano, o miembro de ellas, emite y firma frías resoluciones con las cuales, y con la misma facilidad que se toma un vaso de agua, destruye carreras y aspiraciones de jóvenes talentos. No es el talento lo que debe primar en la Cuba de Raúl Castro sino la capacidad para guardar silencio y asentir a los mandatos del déspota.

Las universidades en Cuba, como todo en esa Isla, son de la absoluta propiedad del dictador: él manda, él quita y pone. Ser expulsado de una de ellas puede ser la consecuencia de salirse del redil de los carneros, vislumbrar la luz de la verdad con ojos propios, contradecir al mandamás, tomar un camino diferente a la macabra línea que trazó el viejo autoritario. Ser libre cuesta, pero no hay mejor sensación que la que se siente cuando comprobamos que ya nadie puede manipular nuestra existencia. Si las universidades en Cuba siguen siendo para los esclavos del tirano, qué bueno saber que quienes abrieron su entendimiento a la libertad ya no forman parte de ellas. El pensamiento libre no cabe en tan poco espacio.

Prestemos mucha atención a lo que está ocurriendo en la Universidad Central Marta Abreu. Ya son 15 los expulsados entre estudiantes y profesores acusados de contrarrevolucionarios. Para seguir la intimidación y crear un ambiente de pánico en el plantel, el rector Andrés Castro @AndresRector ha programado varias reuniones en las diferentes facultades con el objetivo de amenazar a quienes continúan en plantilla y hablar sobre quienes ya han sido expulsados, como es el caso de la profesora y filóloga Dalila Rodríguez.

Sobre el autor

Yoaxis Marcheco

Yoaxis Marcheco

Yoaxis Marcheco Suárez (Holguín, 1973). Licenciada en Ciencias de la Información en 1998 en la Universidad de La Habana. Máster en Estudios Teológicos en la Facultad de Estudios Teológicos de Miami, hoy Laurel University. Ha publicado artículos en las revistas independientes cubanas Nacán y Convivencia y en el portal digital La Rosa Blanca. Funge como misionera apoyando a su esposo, el pastor Mario Lleonart, en dos iglesias bautistas del centro de Cuba. Profesora del Seminario Teológico Bautista de Santa Clara. En 2015 Neo Club Ediciones publicó su libro "Isla interior". Es activista desde su cuenta en Twitter @yoaxism

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami