Neo Club Press Miami FL

Cuba: Reformas, inmovilismo y reconciliación nacional

Cuba: Reformas, inmovilismo y reconciliación nacional

diciembre 24
18:59 2011

1-aaaa_bb_castricosParafraseando a Raúl Castro, Cuba vive bajo el cerco que entraña la política injerencista del régimen totalitario instalado en 1959 por su hermano. En ese contexto, son posibles burlas masivas como la protagonizada ayer por el propio general, quien dejó plantados a millones de cubanos ansiosos por escucharle decir que los permisos migratorios de entrada y salida ya eran cosa del pasado.

Ya me extrañaba a mí, me dice un amigo, porque esa gente no puede permitirse aflojar un tornillo tan delicado como el de la libertad de movimiento. Claro que no lo iban a aflojar del todo, los excluidos iban a continuar excluidos, y los indeseables y los diferentes, le contesto. Pero además es necesario entender –verdad de Perogrullo, por cierto— que mientras todos los cubanos sin excepción no gocen de los mismos derechos dentro de Cuba, mientras las libertades de elección, asociación, expresión y movimiento no sean escrupulosamente respetadas por el gobierno de turno, no habrá reconciliación nacional que valga, no importa cuándo y cómo pueda salir, ni a dónde pueda llegar, un grupo de privilegiados.

Para que se tenga una idea de cuánto han cambiado las cosas en el último lustro en Cuba, bajo la batuta raulista, reproduzco el segmento final de un artículo de este servidor publicado a principios de 2008. Todo esto sin cambiar una coma:

Que ya vienen las reformas. Aunque nadie sabe a ciencia cierta cuáles son y qué niveles de profundidad alcanzarán. Que si eliminarán la cartilla de racionamiento, o tal vez la famosa “Carta Blanca” que obliga a la ciudadanía a aguardar por un permiso del gobierno para poder salir del país. Que si se podrá adquirir teléfonos móviles. Que si los hoteles y playas reservadas a los extranjeros alojarán también a turistas nacionales. Que si se anulará el sistema de doble moneda que segrega a la mayoría de la población. Que si los ciudadanos cubanos en el exterior ya no tendrán que pedir una visa para entrar al país donde nacieron. Que si uno podrá vender su casa o tener un automóvil. Que si uno, trabajando más y mejor, podrá comprarse un cepillo de dientes.

Reformas. Pero de qué tipo. Hasta ahora, y sin descartar movidas por el estilo de las enunciadas en el párrafo anterior, la nomenclatura insiste en el viejo discurso del perfeccionamiento empresarial y el trabajo duro. “Las experiencias en materia organizativa y económica de las Fuerzas Armadas Revolucionarias ya sirvieron para sustentar el esquema del actual Sistema de Perfeccionamiento Empresarial puesto en marcha en la vida civil”, recordaba por estos días un reportero oficialista, con la mira puesta en una “estructura gubernamental más armónica”. A imagen y semejanza de Raúl Castro, quien ha insinuado que se suprimirá la “enorme cantidad de reuniones, coordinaciones, permisos, conciliaciones, disposiciones, reglamentos y circulares” existentes.

Ahora que ya no esperamos a Lage, que Raúl se pasea, jacarandoso, de cuello y corbata, que la nación entera –expectante en sus dos orillas– especula sobre el alcance de las reformas, cabe preguntarse si las que supuestamente están llamadas a transformar “estructuralmente” el sistema no vuelven en realidad sobre los viejos esquemas, y consignas, al uso. “Trasladar la mecánica laboral asumida por el ejército a las empresas regenteadas por civiles”. “Reducir las reuniones, disposiciones y circulares que abruman al aparato burocrático”. “Trabajar más y mejor”.

Por la división de la familia cubana.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami